Preguntas Frecuentes Generales

Preguntas Frecuentes

Acerca de Christian Aid

Christian Aid ayuda a los ministerios autóctonos independientes en los países pobres o que están cerrados al evangelio. El objetivo principal es ayudar a los grupos misioneros que realizan misiones pioneras en áreas difíciles de alcanzar con el evangelio, y donde los norteamericanos no pueden ir como misioneros extranjeros.

¿Cuál es el propósito principal de Christian Aid?
Establecer un testigo de Cristo en todas las naciones no alcanzadas, así como para fomentar y fortalecer el cristianismo evangélico en los países donde los cristianos son perseguidos o son pocos en número.

¿Cuál es su objetivo final?
Cuando los discípulos pidieron una señal del fin de los tiempos, el Señor les dijo que el evangelio sería predicado en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones (Mateo 24:14). Nuestro objetivo es ser usados por el Espíritu Santo para completar la iglesia y el cumplimiento de esta profecía.

¿Envían ustedes misioneros extranjeros?
Sí, cientos de ellos, pero no directamente. En lugar de enviar estadounidenses a otros países, Christian Aid recauda fondos de cristianos con mentalidad misionera en los Estados Unidos y las envía a las agencias misioneras autóctonas en los países pobres. Estas agencias envían a los misioneros

¿Es su filosofía "usar a los nacionales"?
Por supuesto que no. Esta frase se refiere a misioneros que reclutan a ciudadanos locales para que trabajen para ellos. Muchas organizaciones extranjeras atraen misioneros de grupos autóctonos que carecen de fondos para pagarles, y terminan convirtiéndolos en asalariados. Esta práctica neo-colonial ha mermado los grupos locales y ha dañado la causa de Cristo en muchas naciones. Christian Aid no utiliza a los cristianos en otros países, pero sí envía ayuda que les permita hacer el trabajo que Dios les ha dado para hacer.

Entonces ¿usted diría que Dios los usa?
Dios usa a los misioneros autóctonos para construir su iglesias entre su propia gente. En contraste, los misioneros estadounidenses usan a los ciudadanos de otros países para iniciar las ramas de sus denominaciones u organizaciones misioneras. Esta práctica hace que la fe cristiana sea identificada como "colonialismo institucional" o "imperialismo cultural". Solamente ayudamos a las misiones autóctonas.

¿Cuál es el futuro de las misiones?
Nosotros en Christian Aid estamos plenamente convencidos de que los grupos autóctonos misioneros serán capaces de evangelizar sus propios países y plantar un testigo de Cristo en cada lengua, tribu y nación.

"Nos dan las herramientas, y terminamos la tarea", dicen.

La era más emocionante, desafiante y gratificante de las misiones está inmediatamente frente a nosotros. Su participación ayudará a avanzar el reino de Dios como nunca antes.

¿Cómo Christian Aid hace el trabajo?

¿Cómo se comprueba la veracidad de los grupos en el extranjero?
Antes de enviar cualquier ayuda, Christian Aid se segura de que el ministerio crea en la Biblia, rinda cuentas, evangelice, y tenga buena reputación en su país. Cada ministerio se evalúa cuidadosamente para asegurar que no está vinculado - o es una rama de - cualquier organización extranjera, sino que es verdaderamente nacional.

¿Cómo visitan a los grupos en el campo misionero?
Los directores de área de Christian Aid y demás personal han viajado a muchos países para visitar los grupos autóctonos y verificar sus prácticas.

Algunos misioneros nacieron en los países que representan, por lo que a su regreso a "casa" son capaces de comunicarse en la lengua nacional.

En algunos países Christian Aid tiene supervisores que visitan los grupos misioneros para ver el trabajo en funcionamiento. Allí ven la sede de la misión, y observan a los misioneros autóctonos trabajando en el campo.

¿Cómo mantienen su integridad financiera?
En primer lugar, no enviamos fondos directamente a los misioneros individuales. Nosotros enviamos el apoyo a la junta misionera del grupo, que supervisa la distribución de la ayuda a los misioneros.

Nuestra intención es informar al menos a dos personas cuando los fondos se envían. Esto asegura la rendición de cuentas, y anima a la misión a ser fiscalmente responsable. Anualmente Christian Aid pide que cada ministerio envíe un informe en el que se contabilicen todos los fondos recibidos por cada grupo y la forma en que se desembolsaron.

¿Cómo se puede aprender acerca de los grupos autóctonos?
Nuestros directores de área y peritos de campo están constantemente buscando ministerios autóctonos que sean eficaces en sus propios países. Los líderes de confianza de los ministerios a los que estamos ayudando con frecuencia nos remiten a otros grupos que creen que debemos ayudar. Muchas veces recibimos cartas o correos electrónicos de grupos que han visto nuestra página de Internet, o han conocido a los grupos nacionales apoyados por Christian Aid.

Además, constantemente un gran número de líderes de ministerios extranjeros visitan nuestra sede en EE.UU. Ellos representan ministerios activos que tienen cientos de misioneros evangelizando en el campo.

Aerial view of Christian Aid headquarters

¿Cómo cubren sus propios gastos operacionales?
Christian Aid está muy agradecido por aquellos que creen en nuestro ministerio y con regularidad dan para nuestros gastos operacionales. Se hace todo el esfuerzo posible por mantener esos gastos al mínimo. Siendo la sede principal de cientos de juntas misioneras, que también tienen sede en los países más pobres, Christian Aid cubre los gastos del envío de ofrendas, proporciona recibos, noticias, y aboga en favor de las misiones autóctonas.

Christian Aid recibe ayuda adicional de muchas otras maneras.

  • Una vez al año la misión envía correos pidiendo a los patrocinadores regulares que den una ofrenda especial para las operaciones de la sede.
  • A las personas que patrocinan misioneros o niños se les anima a añadir algo extra para cubrir los costos administrativos. También hacemos lo mismo con las ofrendas designadas.
  • Ciertos individuos nombran a Christian Aid Mission en sus testamentos.
  • Algunas anualidades de la renta de lugares cristianos nos llegan como ofrendas diferidas. Estos fondos se mantienen en reserva hasta que el donante vaya a morar con el Señor y luego los fondos se utilizan para el ministerio.

Acerca de las misiones autóctonas

Acerca de las misiones autóctonas
Esto significa "nativo de la tierra." El cristianismo autóctono no es una denominación importada u organización extranjera. Una palmera de Panamá trasplantada en Pennsylvania no sobreviviría, ya que no es autóctona. Sin embargo, los fertilizantes de Pennsylvania se aplican a la palmera en Panamá y hacen que esta prospere en su tierra natal. Del mismo modo, la ayuda financiera de los creyentes en el extranjero puede fortalecer un ministerio autóctono.

¿Qué sucede con las tribus y naciones que no tienen cristianos? ¿Los extranjeros tienen que llegar a ellos en un principio?
En esencia, todos los grupos étnicos no alcanzados se relacionan con creyentes a través del matrimonio, el comercio o tribus vecinas. A veces, los misioneros autóctonos deben aprender las variaciones de un dialecto nativo para comunicarse con ciertas tribus en sus países. Nuestro trabajo es encontrar esos creyentes, discernir cuáles son efectivos y enviarles nuestra ayuda.

¿Cuántos misioneros autóctonos existen?
Más de 400,000 misioneros autóctonos se encuentran en los campos o listos para ir a evangelizar. Aproximadamente 100,000 de ellos carecen de apoyo regular y aun así continúan evangelizando y fundando iglesias en sus propios países con los pocos recursos de que disponen.

¿Bajo la cobertura de qué juntas misioneras operan estos misioneros autóctonos?
Ellos sirven bajo la disciplina de juntas misioneras independientes que se encuentran en sus respectivos países. Todas estas juntas se separan de la apostasía y se solidifican y echan raíces en la autoridad de la infalible Palabra de Dios.

¿Son responsables?
Por supuesto. Christian Aid ha investigado cuidadosamente y se ha entrevistado con los dirigentes de las juntas de misiones a las que ayudamos. Todos deben demostrar que son fieles mayordomos. Estas misiones tienen la responsabilidad total de mantener a sus misioneros, tanto económica como espiritualmente. A la mayoría se le han revisado los estados financieros.

Native Philippine tribe

¿De dónde vienen todos los misioneros autóctonos?
Las nuevas iglesias que nacen de avivamientos evangélicos en Asia, África y América Latina, muy pronto envían misioneros al campo. Cientos de estos obreros evangélicos han perdido sus empleos seculares para servir al Señor a tiempo completo en la fe.

¿Cómo podemos estar seguros de que los misioneros autóctonos son sólidos en la doctrina bíblica y en sus prácticas?
Christian Aid evalúa los grupos misioneros autóctonos, examina sus declaraciones doctrinales y evalúa los frutos de sus ministerios para asegurar que se adhieren a la Palabra de Dios. Muchos de los líderes de estos grupos han sido estudiantes en los Estados Unidos y llegamos a conocerlos cuando estuvieron aquí.

¿No debemos entrenar primeramente a los cristianos antes de enviarlos al campo?
Miles de ministerios autóctonos operan institutos bíblicos y escuelas misioneras de entrenamiento, que proporcionan experiencia práctica y enseñanza bíblica. Christian Aid apoya a más de 145 institutos bíblicos en China, que han entrenado y enviado a decenas de miles de misioneros chinos. Muchos misioneros autóctonos también han optado por estudiar en el extranjero en colegios y seminarios evangélicos en los Estados Unidos, Canadá y Europa.

Acerca de ofrendar a Christian Aid

¿Es posible que enviando dinero a las obras autóctonas les lleve a la corrupción o a la irresponsabilidad fiscal?
Christian Aid nunca envía los fondos directamente a las personas. Enviamos la ayuda a los grupos misioneros, cuyos líderes son responsables. Los líderes del grupo luego distribuyen la ayuda a los misioneros. Cada misionero está sujeto a la disciplina de los líderes de su grupo. Todavía no hemos visto un caso de corrupción por parte de los misioneros que rinden reportes directamente a sus supervisores, quienes a su vez son sus compatriotas.

¿No deberían las iglesias autóctonas ser autosuficientes?
Siempre lo son. Los cristianos en las naciones afectadas por la pobreza, dan una proporción mucho mayor de sus ingresos que los creyentes de las naciones más ricas, a pesar de que sus carencias son mayores. Ellos deben alimentar a los hambrientos, cuidar a las viudas, a los huérfanos, leprosos y otros creyentes indigentes. Estas iglesias son lo más autosuficientemente posible, pero no reciben ayuda porque no tienen juntas misioneras o institutos bíblicos. Christian Aid no envía ayuda a las iglesias locales o a los pastores. Sólo manda fondos a las juntas misioneras que envían misioneros. Se debe orar por el apoyo de la gente de Dios en todo el mundo.

Acerca de Patrocinio

¿Por qué las juntas misioneras autóctonas no proveen apoyo a sus propios misioneros?
La mayoría de estas juntas misioneras se encuentran en tierras de pobreza extrema. Mil millones de personas, incluyendo muchos cristianos evangélicos en Asia, África y América Latina, no pueden encontrar empleos que proporcionen ingresos en efectivo. Se mantienen cultivando pequeñas parcelas de arroz, de la pesca o de la caza. Los salarios de los que generan ingresos son tan bajos que la suma total de sus diezmos y ofrendas sólo suman unos pocos dólares a la semana.

¿Cuánto apoyo necesita un misionero autóctono?
Las necesidades de asistencia varían según la ubicación y las circunstancias. Los que trabajan en las ciudades requieren más que los que trabajan en las aldeas rurales. Del mismo modo, aquellos que están casados y tienen niños requieren de más apoyo que aquellos que son solteros. Usted puede ayudar a proveer las necesidades de un misionero nacional por US$60 mensuales.

Email this page Print this page
ingles
SC: WEBCAMSP