De Nuestra Presidenta

Buscando en el Mundo

Junio de 2016

Estimado hermano en la cosecha:

Las Escrituras nos dicen que “los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar Su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él” (2 Crónicas 16: 9).

Christian Aid Mission sirve como Sus ojos para los ministerios autóctonos. Buscamos en el mundo aquellos ministerios que están llegando a los pueblos no alcanzados. Realmente creemos de acuerdo a Mateo 24:14, que cuando se establezca un testimonio entre toda tribu, lengua y nación, el Señor regresará.

Esto impulsa todo lo que hacemos. Con fervor trabajamos para reforzar a los ministerios autóctonos de 100 países que están llevando el evangelio a grupos étnicos que nunca lo han oído.

Cuando usted envía una ofrenda a Christian Aid, está ayudando a terminar la tarea de la Gran Comisión.

Aportando Valor a la Mayordomía

¿Sabe usted el valor que Christian Aid aporta a su mayordomía?

Nosotros evaluamos los ministerios autóctonos para asegurarnos de que hacen lo que dicen que hacen. Examinamos su creencia en la Palabra de Dios, su fe en el Señor Jesucristo y su responsabilidad financiera. Por lo tanto, cuando usted da a Christian Aid, puede estar seguro de que sus ofrendas realmente serán utilizadas para el Reino de Dios y sobre todo para llegar a las etnias no alcanzadas.

Creemos que usted da porque desea sembrar en un ministerio y una causa que logra algo para el Señor Jesucristo. Sus ofrendas cubren necesidades humanas, como alimentos, agua y albergue, pero lo más importante, son las necesidades eternas y espirituales de las personas, llevándolas al Reino de Dios, discipulándolas y formando futuros misioneros autóctonos que difundirán el evangelio en otra región. Para que toda la gente lo alabe.

“Te alaben los pueblos, oh Dios; todos los pueblos te alaben” (Salmo 67: 5).

Aportando Valor en el Extranjero

Christian Aid también aporta un valor a los ministerios en el extranjero. Estos ministerios necesitan una estructura de rendición de cuentas para poder decir a sus potenciales patrocinadores: “Christian Aid da fe de nosotros; puede estar seguro de que su dinero es bien utilizado. Nosotros lo usamos fielmente para la Misión del Reino de Dios”.

Christian Aid es el puente entre los donantes de aquí y los ministerios en el extranjero, entre usted y los que llegan a las últimas etnias antes del día glorioso del regreso de nuestro Señor.

Un Puente de Confianza

No enviamos ayuda a cualquier persona que se comunica con nosotros. Si entra en contacto con nosotros o nosotros con ellos, evaluamos su testimonio cristiano y vida, su propósito y obra, aprendemos cómo manejan los fondos, buscamos testigos de su obra de otras fuentes, y hacemos lo que sea necesario para evaluarlos ANTES de recomendarlos a usted para su sostén. Esto demanda recursos incontables mientras construimos una relación de confi anza.

Nosotros somos responsables de todos los fondos recibidos y todos los fondos enviados. Recibimos apoyo para muchos ministerios. Nuestro equipo de contabilidad trabaja con diligencia, raras veces comete errores. Cuando usted envía una ofrenda para satisfacer las necesidades de un ministerio autóctono, puede confi ar en que sus fondos llegarán al destino correcto.

Ayúdenos a Buscar en el Mundo

Así que aportamos valor. Y ahí es donde necesitamos su apoyo para nuestra misión.

Nosotros servimos a los ministerios. Somos su sede en los Estados Unidos. Los representamos ante usted, nuestro donante. Cuando usted apoya nuestra obra en Su nombre, apoya a los ministerios.

Hemos visto muchos ministerios tratando de levantar apoyo en los Estados Unidos, pero cuesta, y los voluntarios no siempre pueden hacer todo el trabajo. Realmente es mejor que tengan aquí una ofi cina real, como Christian Aid. Lo que hacemos por unos pocos, lo podemos hacer por muchos.

Dios está haciendo cosas extraordinarias a través de Sus siervos para llegar a los no alcanzados. Alabamos a Dios por la oportunidad de buscarlos y reforzarlos con su ayuda. Ruego que usted también encuentre cerca Su fuerza y Su poder perfeccionado en su vida.

Hasta que haya un testimonio de nuestro Señor en todas las naciones,


Cynthia Finley

PD: OFRENDAS CON TARJETA DE CRÉDITO: Todos disfrutamos la facilidad de hacer transacciones con tarjetas de crédito. Pero, ¿sabía usted que los comerciantes pagan a los bancos por el privilegio de usar tarjetas de crédito? Si es un negocio, pueden aumentar los precios y distribuir el costo a sus clientes. Pero para una organización no lucrativa, el precio por las aportaciones hechas con tarjeta de crédito se convierte en un gasto administrativo. Por favor considere ofrendar con cheque, transferencia electrónica de fondos (EFT) o Bill Pay cuando sea posible. Con este tipo de pagos casi no hay ningún costo para nuestra Misión.

Si ofrenda mensualmente la misma cantidad para el mismo propósito, y lo ha confi gurado para pagar de forma automática con su tarjeta de crédito, puede hacer lo mismo con la transferencia electrónica de fondos (EFT). Pagamos un promedio de 3.5% por cada ofrenda con tarjeta de crédito. ¿No sería maravilloso si ese dinero se pudiera utilizar para fundar una iglesia, cavar un pozo o cuidar a un niño necesitado?

Haga clic aquí para ver las cartas anteriores de la Presidenta

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP