Blog

20 de septiembre de 2013

"El que no está conmigo, está contra mí" - Jesús (Lucas 11:23)

por Brittany Tedesco

De acuerdo con un líder del ministerio libanés, los terroristas rebeldes en Siria ven a los cristianos como "su objetivo número uno". Él hizo esta declaración basada en el ejemplo de su amigo, un creyente de 35 años de edad, quien ministra a los beduinos en Jordania. Durante uno de sus viajes al campo de los beduinos, los terroristas asesinaron a su esposa, hijos y hermanos en su casa, en Siria. Ocho miembros de su familia. Sólo por ser cristianos.

El líder del ministerio hizo hincapié en la palabra "asesinaron", diciendo que "En su lucha contra los terroristas, el ejército sirio les dispara en la cabeza con balas. Los terroristas torturan a las personas antes de acabar con ellas".

Me cuesta entender la profundidad de ese tipo de odio.

Steve Van Valkenburg, nuestro Director de Medio Oriente, me ayudó a procesarlo mediante la descripción de las "mentes oscuras" de los que hacen la matanza. Él explica cómo, con cada persona que asesinan despiadadamente, sus mentes se vuelven un poco más ennegrecidas, un poco más crueles.

Pensé en eso. Sin Cristo, todas nuestras mentes se oscurecen. Siendo no creyentes, aunque no hayamos asesinado a nadie, todos hemos trabajado en contra de Cristo en alguna forma. Una persona no puede ser neutral.

Jesús dijo: "El que no está conmigo, está contra mí" (Lucas 11:23). Su declaración incluye a los políticos responsables del mundo occidental...cuyas decisiones afectan a la Iglesia perseguida.

Algunas de esas decisiones me han decepcionado, pero creo que mi decepción es buena, porque me muestra que había estado poniendo fe (aunque pequeña) en las fuerzas políticas y no en Aquel que gobierna el universo.

En su excelente blog, Monitoreando la Libertad Religiosa, Elizabeth Kendal habló a mi corazón: "La Iglesia no debe hacerse ilusiones: sólo hay uno digno de nuestra fe; uno digno de nuestra confianza. Tenemos que dejar de confiar en el poder económico, la fuerza militar, las alianzas terrenales de los hombres en poder - porque sólo nos fallarán. Tenemos un aliado y su nombre es Jehovah-Sabaoth (Señor de los Ejércitos). “y por fuerzas a los que rechacen la batalla en la puerta”. (Isaías 28:5-6)".



Email this page Print this page
Comentarios


SC: WEBCAMSP