Blog

19 de noviembre de 2013

El Significado de un Edificio Para una Iglesia

Por Brittany Tedesco

Durante los últimos dos años he asistido a una pequeña iglesia en un pueblo pequeño y tranquilo en el centro de Virginia. Mi marido y yo nos reunimos con algunas otras familias en lo alto de una colina, en una iglesia de piedra, cubierta de hiedra y con un campanario, construida en el 1912 por los miembros de la comunidad local.

Años tras esta pequeña ciudad solía ser un centro de comercio bullicioso debido a la gran cantidad de puestos de trabajo creados por la Compañía de Esteatita de Virginia en la cantera de piedra. La iglesia en ese tiempo estaba llena. Pero a medida que pasaron los años, la congregación disminuyó junto con la población de la ciudad. Hoy en día, la iglesia no es más que una reliquia pintoresca que muchos se detienen a observar o fotografiar.

Pero la antigua estructura es especial para mí. Me agrada ir allí para la enseñanza de la Biblia y la oración comunitaria, la adoración, el estudio y el partimiento del pan. Me agrada entrar por la pequeña puerta estrecha y ver caras conocidas. Me gusta sentarme en un banco antiguo de madera y mirar los vitrales y las vigas, recordando la larga historia del edificio.

Pero si nuestra pequeña congregación se reuniera en un lugar diferente, en la casa de alguien, por ejemplo, yo estaría de acuerdo con eso. El ambiente no sería tan pintoresco, pero el ambiente no es lo que hace a una Iglesia, como los creyentes pobres de todo el mundo saben bien.

Meeting underneath a tree, inside a home, or out in a field are par for the course for poverty-stricken, persecuted believers that comprise the Church worldwide. And they’re willing to do it.

Las reuniones debajo de un árbol, en el interior de una casa o en un campo son normales para los creyentes pobres o perseguidos en todo el mundo. Y están dispuestos a hacerlo.

En Myanmar (Birmania) significa seguridad. En lugares de África dominados por los musulmanes, significa el cuidado de Dios.

El líder de un ministerio de Myanmar, que recientemente visitó Christian Aid, nos dijo que "ser birmano es ser budista". La religión está tan estrechamente entrelazada con la identidad cultural que ser un cristiano en Myanmar significa aislamiento, rechazo, menosprecio. Significa de repente encontrarse solo en una sociedad muy comunal.

Entonces, ¿qué significa el edificio de la iglesia para un creyente en Cristo birmano? Significa una comunidad estable de hermanos cristianos, una declaración tangible del compromiso de que, no importa qué dificultades puedan venir, un cuerpo de creyentes está allí para permanecer.

A lo largo de su ministerio, este líder ha construido edificios para varias de las iglesias que fundó, la mayoría de los cuales son simples refugios de bambú. Para enfatizar su permanencia en la comunidad, también sirven como escuelitas de los muchos niños que sus consiervos misioneros están educando.

En los últimos años ha podido equipar a varios de los edificios con paneles solares que permiten que los hermanos y las hermanas en Cristo se reúnan de noche para el estudio, la adoración y la comunión. En una tierra sin electricidad, donde las velas son prohibitivamente caras, los edificios de las iglesias se han convertido literalmente en luces en la oscuridad.

En las regiones de África controladas por el Islam, los lugareños ven cómo los ricos musulmanes petroleros del Medio Oriente construyen mezquitas lujosas, hospitales y escuelas. Los que desean acceso a esas instituciones deben jurar lealtad al Islam mediante la repetición de la shahada, la profesión de fe musulmana.

Muchos lo hacen con facilidad. Pero los creyentes pobres que permanecen fieles a su compromiso con Cristo a menudo no tienen recursos y deben reunirse al aire libre bajo el sol abrasador o una lluvia torrencial.

“Tu Dios no se preocupa por ti", es la implícita y, a menudo declarada, creencia de la comunidad. Y es fácil que los cristianos, en un momento de debilidad, sientan lo mismo.

¿Qué significa el edificio de la iglesia para ellos? Significa que Dios los cuida, que los ama, que provee para ellos.

Y lo hace realmente. Él nos ha invitado a participar en Su provisión para estos creyentes pobres. Para aquellos de vosotros que han ofrendado a Christian Aid para proporcionar edificios de iglesias para creyentes autóctonos en el extranjero: Gracias. Vuestras ofrendas les han proporcionado el estímulo que necesitan desesperadamente, la seguridad y el consuelo en ambientes crueles e implacables. Que Dios los bendiga.

Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP