Blog

26 de noviembre 2013

Una Maravillosa Manera de Dar Gracias

Por John Scully

En el Día de Acción de Gracias la mayoría de las familias estadounidenses están pensando en la fiesta, el fútbol y el final del otoño. Las visiones de pavo recién cortado, la salsa, el relleno, la salsa de arándanos, y el pastel de calabaza dominan nuestros pensamientos a medida que se acerca el día. Tal vez veremos el desfile de Macy’s de la ciudad de Nueva York, o fútbol por la tarde. Tal vez daremos un paseo familiar en un día soleado. Todo esto es parte de la tradición.

Los colonos comenzaron todo esto cuando celebraron una fiesta de tres días en el otoño de 1621 dando gracias por una cosecha abundante de maíz. Más de 200 años más tarde, en 1863, el presidente Abraham Lincoln declaró el Día de Acción de Gracias un día de fiesta nacional.

Tal vez hubo una época de nuestra historia en que el Día de Acción de Gracias fue un momento para recordar la provisión de Dios, un tiempo para orar y expresar nuestro agradecimiento a Él. Pero esas cosas ya no son parte de la tradición. Excepto, en mi opinión, en las familias cristianas.

Tal vez usted celebre el Día de Acción de Gracias como mi familia, donde todos compartimos algo por lo que estamos agradecidos. En momentos como este recordamos el versículo en 1 Tesalonicenses 5:18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús".

Por fe damos gracias a Dios por los buenos tiempos, y le damos gracias por los momentos difíciles. El agradecimiento es poderoso porque está ligado a la propia voluntad de Dios para nuestras vidas.

¿Sabe a qué más está ligado el agradecimiento? Recientemente descubrí en 1 Crónicas 16:8 que está ligado a dar a conocer la obra de Dios. “Alabad a Jehová, invocad su nombre, Dad a conocer en los pueblos sus obras".

Como misionero trabajando con Christian Aid, estoy agradecido por participar en la obra de dar a conocer Sus obras, en particular las que se realizan por medio de los misioneros autóctonos que están llevando el evangelio a lugares donde nunca se ha escuchado el nombre de Cristo.

Una forma en que Christian Aid da a conocer la obra de Dios es a través del Boletín de Oración, nuestra guía de oración mensual que presenta una petición de oración de un misionero autóctono cada día del mes, 12 meses al año. El Boletín de Oración está diseñado para mantenerlo conectado a la "obra de Dios entre su pueblo," y esperamos que inspire gratitud en su corazón a medida que aprende acerca de las formas en que El se está moviendo en las vidas, las comunidades y las naciones.

¡Qué maravillosa manera!:

“Entrad por sus puertas con acción de gracias,

Por sus atrios con alabanza;

Alabadle, bendecid su nombre”.

--Salmo 100:4


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP