Blog

24 de diciembre de 2013

¿Qué Hay en una Imagen?

Por Brittany Tedesco

Un miembro del personal de Christian Aid fotografió la celebración de Ganesha Jayanti en la India.

"Era el momento culminante de la temporada de las fiestas, y la ciudad estaba completamente engalanada para la celebración y el regocijo. La gente llenaba las tiendas y los mercados. Pequeñas luces de colores brillaban en los aleros de las casas y los negocios.

"Todas los templos brillaban con decoraciones luminosas. Los niños estaban vestidos con trajes para recrear la " vieja historia"... el nacimiento de la persona a quien cantaban alabanzas: Ganesh”.

¿Quién?

Ganesh: una deidad hindú representada como un hombre con la cabeza de un elefante, ampliamente venerada en la India e incluso en algunas culturas budistas.

Las primeras frases fueron escritas por Gary Glover, un miembro del personal de Christian Aid, después de visitar la India hace varios años durante la celebración de Ganesha Jayanti (literalmente "el cumpleaños de Ganesh").

Existen varios relatos sobre el nacimiento de Ganesh, pero la mayoría afirma que nació de la diosa Parvati, y fue decapitado por su padre, el dios Shiva, quien reemplazó su cabeza con la de un elefante.

Independientemente de lo que se sabe acerca del origen de Ganesh, una cosa es segura: a lo largo de los siglos ha ganado muchos seguidores devotos, muchos de los cuales están muy dedicados a su culto.

Esta adoración puede tomar muchas formas... algunos cantan el Ganesha Sahasranama, mil nombres que representan las muchas cualidades atribuidas a Ganesh. Otros le ofrecen sacrificios de flores rojas, incienso, o modakas (un dulce especial hecho especialmente para Ganesh, quien es un poco goloso). Los seguidores más devotos del dios, en días especiales, caminan siete veces alrededor de una colina donde hay un templo de Ganesh.

En el hinduismo este tipo de devoción a una deidad se llama bhakti, y los hindúes creen que de esta manera pueden alcanzar la salvación, que para ellos significa ser liberados del ciclo interminable de reencarnaciones y alcanzar un estado de felicidad suprema.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado (Isaías 9:6)

En su libro, Más allá de la Opinión, el erudito cristiano Ravi Zacharias cita a un pastor del sur de la India sobre cómo bhakti está asociado a la adoración de ídolos: "El crecimiento del movimiento bhakti en la India ha estado asociado estrechamente a la adoración de las imágenes. La mayoría de los santos bhakti han adorado imágenes en los templos hindúes. Algunos de ellos han vivido en los recintos de los templos y han pasado mucho tiempo al servicio de los ídolos. Muchos de los hermosos himnos bhakti son de alabanza a las deidades representadas por las imágenes”.

Para mi adorar a una imagen hecha por el hombre es algo primitivo, extranjero, e ignorante. Esto, porque yo sé lo que la Palabra de Dios dice sobre el asunto. Sé lo que el segundo de los Diez Mandamientos dice. He leído el relato satírico sobre la adoración de los ídolos en Isaías 44:9-18. He leído el enfoque gentil de John: “Hijitos, guardaos de los ídolos". (1 Juan 5:21)

El Dios de la Biblia es claro acerca de los ídolos, pero sin el conocimiento de Él, adorar la imagen de un ser divino es bastante normal, ya que es del todo humano. Multitudes de personas en esta tierra practican la idolatría. El hombre moderno no es tan diferente a los antiguos israelitas, castigados por Dios por adorar imágenes hechas por el hombre.

Entonces, ¿por qué el corazón humano tiene tal fuerte propensión hacia la adoración de tales ídolos? ¿Qué hay en nosotros que anhelamos ver una imagen de la deidad que adoramos?

¿Qué hay en una imagen?

Una imagen nos transmite algo acerca de la naturaleza de lo divino. Una imagen hace que nos sea un poco más fácil conectarnos con lo divino en un nivel relacional.

Entendiendo nuestros corazones humanos, Dios nos dio una imagen de sí mismo...en la forma de Jesús Cristo.

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación". (Colosenses 1:15)

Zacarías escribe: "El anhelo humano de una representación visual de Dios no debe ser desalentado, sino más bien dirigido a la persona de Jesucristo".

Esa es la tarea de los misioneros nativos de la India y de todo el sur de Asia, compartir el mensaje de Emmanuel, Dios con nosotros. Un Dios que nos ama tanto que nos proporcionó una imagen de sí mismo... y envió esa imagen a un planeta pecaminoso, donde debió pasar por un parto humillante en el interior de un establo sucio y morir como un criminal en una cruz.

Cada año, en estas fechas, varios ministerios que reciben asistencia de Christian Aid celebran banquetes de Navidad en los que comparten el mensaje de Emmanuel - el Hijo de Dios dado, no sólo a María y José, sino a todos nosotros. El nació entre nosotros y murió por nosotros.

Y aquellos que aceptan su muerte en la cruz como el rescate por sus pecados, reciben la salvación. Ningún acto de bhakti puede ganarla... aunque seguramente hay bhakti (devoción) cuando uno se da cuenta lo que ha recibido en la persona de Jesucristo, la única y verdadera imagen de Dios.

¡Feliz Navidad!

Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP