Blog

15 de abril de 2014

Cualquier Cosa Para Jesús

Por Joan Hutter

Hace unas semanas me senté en el estudio y vi como una evangelista internacional hablaba a millones de personas en el mundo musulmán a través de una cámara de TV. Me senté allí, junto con algunos miembros del personal de Christian Aid Mission e intercedí mientras Isik Abla hablaba en turco acerca del maravilloso poder de Dios. No entiendo turco, pero me sentí alentada en mi corazón mientras ella oraba con la gente que llamaba en vivo desde Turquía y todo el Medio Oriente.

Unas pocas semanas después, la misma evangelista turca, una ex musulmana, visitó Christian Aid y compartió su testimonio increíble con el personal. Nos conmovió profundamente. Durante toda su vida Isik Abla soñó con la libertad, y ahora está liberando a los cautivos de la tierra a través de su testimonio y el poder del evangelio transmitido por satélite a 50,000 millones de personas en cinco idiomas.

Ella busca de todo corazón dar a conocer al Señor y Su poderoso amor transformador, y sigue adelante a pesar de las amenazas de los que quieren callar su mensaje de verdad, amor y vida.

Mientras escribo, ella se prepara para su show, donde la gente de todo el mundo llama para que oren, y ella ora por ellos en vivo. Muchos entregan sus vidas al Señor Jesús allí mismo. Me encanta orar por su programa y su ministerio. Me siento al piano aquí en Christian Aid y canto las escrituras de salvación que brotan en todo el Medio Oriente mientras ella proclama el evangelio de la libertad.

Muchos otros sueñan con la libertad, y la encuentran a través de su testimonio de la redención de Cristo en su vida.

Su Historia

Su historia, capturada maravillosamente en su autobiografía, "Soñé con la Libertad," cala hondo en el corazón de quien la encuentra.

Nacida en Turquía, Isik Abla (que significa: "Hermana Luz") creció como una niña abusada en un hogar musulmán devoto. Antes de cumplir 10 años de edad ya había memorizado gran parte del Corán y ayunaba durante Ramadán. Para escapar de los abusos impuestos por sus padres se casó joven, pero su matrimonio resultó peor. Sufrió palizas diarias, abuso verbal y apenas escapó de un intento de asesinato por parte de su marido.

Isik compró un billete de ida a los Estados Unidos, y allí cayó en depresión. El día en que decidió que iba a poner fin a su propia vida fue a trabajar, y lloró durante toda la mañana. Su jefe, un cristiano, la llamó a su oficina y le habló acerca del Señor Jesús.

Ese día ella recibió al Señor y encontró Su alegría y paz de una manera profunda. Su vida cambió por completo.

Cualquier cosa para Jesús

"Cualquier cosa para Jesús”, le dijo a su primer pastor. "Haré lo que sea, fregar los pisos, sacar la basura. Cualquier cosa”.

"Yo quiero que dé su testimonio el próximo domingo por la mañana", dijo él.

Ella estuvo de acuerdo, a pesar de que no sabía lo que era un testimonio. Ella hablaba poco inglés. Cuando llegó a casa buscó la palabra en el diccionario. Cuando vio a la definición, se quedó sin aliento. ¿Cómo iba a hablar delante de la iglesia? Su acento era tan fuerte, ¿quién la entendería?

Pero ella había dicho "cualquier cosa", por lo que comenzó a escribir. El domingo dio su testimonio en un mal Inglés. Ella habló de todos los momentos devastadores; ella abrió todos sus recuerdos como frascos bien cerrados, así como María había roto su frasco de alabastro.

Cuando terminó, el altar estaba lleno de personas que deseaban re-consagrar sus vidas al Señor. Una joven decidió no cometer suicidio.

Ese fue el comienzo. Durante los siguientes años Isik dio su testimonio una y otra vez. Ahora habla a todo el Medio Oriente en cinco idiomas a través de múltiples programas de televisión.

Desde Turquía, el Señor la levantó en brazos, la trajo a los Estados Unidos, y ahora la está utilizando para llegar al mundo musulmán.

Hay algo especial acerca de la difusión por TV que llega a las salas de estar de los que nunca oyen un golpe en su puerta... pero encienden el televisor. Incluso en la selva, en regiones remotas, los nativos tienen teléfonos celulares y escuchan el mensaje del evangelio. Las antenas parabólicas llegan aun a los barrios marginales.

Dios está usando a una mujer musulmana que fue maltratada de niña, creció y uso una burka que cubría su cabeza, cara y cuerpo, escondiéndola de todo el mundo... que vivió orando y ayunando y devorando las escrituras para agradar a su dios enojado... y quien aprendió a temprana edad que las mujeres eran tan buenas como la suciedad; quienes no debían hablar, reír o mirar a un hombre a los ojos. Esto sigue siendo un tremendo problema en el mundo.

Dios está usando Isik Abla para hablar a esa nación, y mucho más, para ayudar a levantar el velo de la cara de las mujeres. Incluso los hombres que golpean a sus esposas llaman para preguntar cómo pueden cambiar.

Sirviendo el que está delante de ella

A pesar de que habla al mundo, ella siempre dice que la persona frente a ella es la más importante. "¿Cómo puedo ser una misionera para el mundo", dice ella, "si no puedo servir a la persona que está justo frente a mí?".

Por ejemplo, ella vio a una mujer en un centro comercial con un velo, oculta bajo la ropa oscura y luciendo miserable. Al principio pensó en ir y compartir el evangelio con ella. Pero entonces esperó en el Señor. Él tenía otra idea.

Se acercó a la mujer, la miró a los ojos y simplemente dijo: "Mi Señor Jesús quiere que usted sepa que es hermosa, y que Él la ama".

Con una voz tranquila la mujer dijo: "Gracias".

En otra ocasión Isik vio a una líder cansada y la llevó a un lugar tranquilo, llenó un balde con agua, lavó sus pies y los secó con una toalla en el nombre de Jesucristo.

¿Qué otra cosa puedo hacer? Eso es lo que el Señor hace. Él no sólo habla a las masas, sino a cada individuo. Isik Abla hace esto de la abundancia de la gratitud en su corazón. Ella quiere que todas las mujeres conozcan la libertad en Cristo que ella ha disfrutado, sobre todo las de Medio Oriente, que viven veladas y envueltas en aislamiento y desesperación.

“Yo era un desastre, y Dios me hizo Su mensajera", dijo ella. "Yo era basura, y me convirtió en un tesoro. "


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP