Blog

22 de abril de 2014

¿Cuál es Tu Prioridad?

Por Brittany Tedesco

Hace unos meses, junto a otros escritores, entrevistamos a un misionero autóctono que nos visitaba desde la India. Él es muy inteligente, tiene un doctorado en el ministerio entre los musulmanes y ha trabajado muchos años desarrollando un programa de capacitación para evangelizarlos y discipularlos efectivamente. Todos le hicimos muchas de preguntas y la entrevista duró tres horas.

Naturalmente, estábamos fascinados por la cultura en la que vive y trabaja: pueblos pobres donde la gente vive en temor de las deidades airadas y consulta brujos para recibir remedios para cualquier tipo de dolencia. El Islam y el animismo se mezclan en estas sociedades sincretistas. No es raro que las personas sean acosadas o poseídas por demonios.

“Cuéntanos acerca de los milagros", le dijimos. "¿Alguna vez has echado fuera demonios?”

"Por supuesto", respondió con indiferencia. “Pero eso no es nuestro objetivo".

Cuando insistimos, finalmente nos relató varias historias sobre demonios que él y su esposa habían expulsado de aldeanos atormentados.

Una conversación similar tuvo lugar con anterioridad a ésta, cuando los escritores nos reunimos con un misionero de Myanmar. Él vive en una cultura oscura donde el budismo se fusiona con el animismo, y la posesión demoníaca es prevalente. Pero de nuevo, nos dijo que la expulsión de demonios no era su enfoque. Al igual que el misionero de la India, se centró en la capacitación y el discipulado.

Extraño, pensé. En tales sociedades sin Dios, usted pensaría que se centrarían un poco más en el problema cultural de los demonios.

Como estadounidense, nunca presté mucha atención a la cultura pop en los EE.UU. Es decir, hasta hace unos años, cuando, por casualidad, estuve expuesta a un video musical sobre una canción pop pegadiza que se escuchaba con frecuencia en las tiendas y restaurantes. El video estaba lleno de simbolismos ocultistas que ni siquiera correspondían con la letra de la canción.

Intrigada, hice un poco de investigación y descubrí que la imagen ocultista, que solía estar relegada a unas pocas bandas de rock, ahora está en todas, casi una necesidad para ser grande en la industria de la moda y la música.

El año pasado la cantante cristiana Natalie Grant se retiró de la ceremonia de los Grammys. Probablemente porque, como parte de la ceremonia, un artista popular realizó lo que parecía ser un ritual demoníaco para convocar a Satanás.

Nadie puede dudar de que desde hace un tiempo ha estado ocurriendo un cambio en la cultura occidental que sólo se intensificó significativamente en los últimos años.

Hace dos meses el Grupo Barna realizó una encuesta que reveló que el porcentaje de estadounidenses que "dudan acerca de la aplicabilidad y la autoridad de la Biblia" se ha duplicado desde el 2011... eso fue hace apenas tres años.

Esta actitud se ve en un grado mayor entre las personas de 18 a 29 años de edad. Ahora estamos viendo el "envejecimiento" de las iglesias norteamericanas; sólo tenemos que esperar otra década.

En este tipo de sociedad sin Dios, ¿No deberíamos centrarnos más en nuestros problemas culturales?

En Vietnam, cientos de pastores han sido separados de sus familias y arrojados a campos de trabajos forzados a causa de su fe cristiana. Christian Aid apoya a un ministerio que ayuda a las esposas de estos creyentes encarcelados, incluyendo el costo de una visita anual permitida por las autoridades para ver a sus esposos.

Una de las esposas nos informó que, después de realizar el difícil viaje al campo de prisioneros, solo pudo estar con su marido 10 minutos.

En sólo 10 minutos, ¿qué le dijo a ella? ¿Qué había estado pensando, en que se ocupó en la cárcel durante el último año?

¿Cómo salir de la cárcel? ¿Cómo cambiar la cultura para que fuera más amigable hacia los cristianos?

No.

Su única preocupación fue que su esposa mantuviera su fe.

Antes de ser encarcelado había estado enfocado en el discipulado y la capacitación de otros para que llevaran el mensaje del evangelio. Su esposa era una de esas discípulas.

Usted y yo estamos vivos ahora, en esta sociedad, por una razón: para un tiempo como este. Entonces, ¿cómo estamos "aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos"? (Efesios 5:16).

¿Nos concentraremos en nuestra cultura decadente y trataremos de cambiarla?

¿O tomaremos una página de los manuales estratégicos de estos misioneros autóctonos?

Evangelismo. Discipulado. Entrenamiento.

¿Cuál es tu prioridad?


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAM