Blog

4 de agosto de 2014

¿Derrota o Plan Divino?

Por Brittany Tedesco

Durante una de nuestras reuniones semanales Steve, nuestro director del Medio Oriente, nos preguntó retóricamente: "¿Cómo puede una cultura sobrevivir sin sal?". "Sal", refriéndose a los cristianos. Y "cultura", refriéndose a Mosul, Irak, que casi ha perdido su presencia cristiana.

El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) ha purgado esencialmente a Mosul, una vez la antigua ciudad de Nínive, de todos los creyentes con su ultimátum: convertirse al Islam, pagar una multa (que es prohibitivamente alta para estos creyentes nativos), o morir.

La presencia cristiana no era muy grande para empezar, pero ahora una cultura oscura está a punto de volverse aun más oscura. Por primera vez desde los días de Jonás, "Nínive" carece completamente de los que adoran al único Dios verdadero.

Y eso me entristece. Se siente como una derrota. Me gustaría que los cristianos pudieran quedarse. Estoy segura de que una pequeña minoría está tratando de quedarse, pero no sé cuánto tiempo más van a poder soportar. De acuerdo con el líder de un ministerio asistido por Christian Aid, que ha estado sacando cristianos de Irak, "estos han sido víctimas de abuso emocional y físico... las palizas y los asesinatos fueron más de lo que pudieron soportar".

El líder de este ministerio no sólo está sacando creyentes de Irak, sino también de lugares como Arabia Saudita, que aparece sexto en la lista de Open Doors World Watch de países donde los cristianos enfrentan más persecución.

Él nos dijo que los creyentes saudíes que ayudó a escapar habían sido golpeados severamente a causa de su fe en Cristo. Los hombres recibieron 100 latigazos cada uno. Las mujeres recibieron 55. Aunque su dolor físico era tal que apenas podían caminar, el líder sabía que su trauma emocional era más profundo y que tomaría más tiempo en sanar.

Me preguntaba cómo alguien podía incluso sobrevivir 100 latigazos, pero de acuerdo con Christoph Wilcke, un investigador saudí de Human Rights Watch, en Arabia la flagelación es "casi siempre un componente de cualquier sentencia, y en algunos casos los latigazos pueden llegar a mil".

En ulteriores investigaciones, me enteré de que una pena de flagelación, administrada con un látigo de bambú, está típicamente dividida en episodios semanales, de lo contrario alguien podría no sobrevivir a ella.

No me di cuenta de cuan común era la práctica ... No me di cuenta de un montón de cosas que suceden bajo la ley Sharia. Y, al parecer, tampoco lo hace el resto del mundo. Los medios de comunicación se interesaron en el caso de Meriam Ibrahim, que fue condenada a 100 latigazos y a morir en la horca en Sudán a causa de su matrimonio con un cristiano. Pero ella no es un incidente aislado. Ella escapó. Otros no pueden, y algunos ni siquiera lo intentan.

Por eso me pregunto: como cristiana, iría a vivir a un lugar como Irak, Arabia Saudita o Sudán para ser golpeada o posiblemente muerta? O voy a tratar de escapar ... y sentirme derrotada?

Es Mosul una derrota?

¿O puede ser parte del plan de Dios?

Si miramos hacia atrás, al origen de la iglesia, vemos a aquellos judíos que se arrepintieron y fueron salvos en Pentecostés, y vemos algo similar a lo que está sucediendo hoy en día.

Durante un tiempo permanecieron juntos en Jerusalén, viviendo en comunión y creciendo en su fe, pero entonces "una gran persecución" vino contra la iglesia (Hechos 8:1).

¿Qué hicieron? ¿Apretaron los dientes y se quedaron?

No. Ellos se fueron. Y debido a que lo hicieron, el evangelio se extendió.

"Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio" (Hechos 8:4).

Interesante. Lo que es más, "y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor" (Hechos 11:21).

Dios nunca tuvo la intención de que se quedaran, y usó la persecución para que se movieran.

¿Qué va a ser de Mosul sin una presencia cristiana? ¿Cómo puede sobrevivir una cultura sin sal y luz? No lo sé. Tal vez no están destinados a sobrevivir.

Lo que sí sé es que Dios tiene un plan para estos cristianos que huyen de Mosul, pero necesitan nuestras oraciones y apoyo. Ellos necesitan saber que, a pesar de que son perseguidos, no están abandonados, y aunque fueran abatidos, no serán destruidos (2 Corintios 4:9).


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP