Blog

27 de agosto de 2014

#HelpLocalIraq

Por Brittany Tedesco

A lo largo de los últimos meses, han venido apareciendo aquí y allá en los periódicos en los EE.UU., el Reino Unido y algunos otros países desarrollados editoriales relativos al "extraño silencio" y la "extraña indiferencia" del mundo (particularmente Occidente ) hacia los cristianos perseguidos en Irak.

Por un lado, puedo entender su desconcierto e indignación. Un grupo sanguinario de extremistas, descripto como "el grupo terrorista islámico más rico del mundo", está decapitando niños. ¡Que alguien haga algo!

¿Me gustaría que mi gobierno hiciera más para ayudar a los cristianos? Por supuesto, pero yo no contengo la respiración ... o firmo una petición, o asisto a manifestaciones.

Hace unas semanas apareció otro artículo con respecto a los cristianos perseguidos, pero éste era diferente del resto.

El Dr. David Curry, presidente y CEO de Open Doors EE.UU., ofreció la pregunta, "¿Qué tipo de apoyo [de los gobiernos y los medios de comunicación] podemos esperar para los cristianos perseguidos?" ¿Su respuesta? "Ninguno".

Si estás prestando atención, el mundo no se está volviendo más amable hacia los cristianos. Se está volviendo cada vez más hostil. Sabíamos que esto iba a suceder, la Biblia nos lo dice. ¿Debería sorprendernos la indiferencia del mundo hacia los santos que sufren?

Aquellos no son sus hermanos y hermanas atrapados en una situación terrible. Son nuestros.

Nuestra responsabilidad.

Es mi obligación caer sobre mi rostro en oración por ellos. Es mi obligación abrir mi cartera y ofrendar para ellos. Ellos están en Irak, yo estoy en los EE.UU., pero somos un cuerpo en Cristo. Ellos son mi familia. Ellos son tu familia.

Como cristianos, no estamos a merced de un gobierno que decide ser indiferente. Nosotros no tenemos que humillarnos y suplicar para que nos ayuden. Nosotros pertenecemos a Jesucristo, cabeza de todo principado y autoridad (Colosenses 2:10).

La persecución del pueblo de Dios se está extendiendo por todo el mundo como una nube oscura. Y ¿adivinen qué? Si el Señor tarda, va a llegar aquí también.

Pero todavía no ha llegado. Y hoy, mientras todavía es de día (Juan 9: 4), tenemos la oportunidad de ayudar a las personas bajo opresión.

"Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe" (Gálatas 6:10).

Lo que me lleva al título de este post: #HelpLocalIraq. No te enfades por el hashtag. No es nuestro intento estar de moda. No estamos tratando de competir con #WeAreN.

Lo que estamos tratando de hacer es simple: Ayudar a los necesitados en Irak de la mejor manera posible.

Y qué mejor manera que equipando a los ministerios autóctonos (locales) en Irak que están actuando como las manos y los pies de Cristo.

Los ministerios autóctonos a los que me refiero son los ministerios que Christian Aid Mission ha asistido durante 15 años. Ellos saben lo que están haciendo porque lo han estado haciendo por años. No sólo conocen el idioma y la cultura, sino que han establecido una reputación entre sus vecinos iraquíes de ser irreprochables.

Entonces, ¿Por qué #HelpLocalIraq?

Debido a que los ministerios locales permanecerán mucho tiempo después de que las agencias de ayuda extranjera se vayan a casa. Ellos ya están en casa.

Porque podemos cablear fondos directamente a los ministerios locales. Los fondos no pasan por las burocracias gubernamentales. No tenemos tiempo para la burocracia.

Debido a que los ministerios locales pueden comprar todo lo que necesitan a nivel local y distribuirlo de inmediato. No hace falta gastar preciosos dólares para enviar mercancías y / o personal a la región.

Tenemos una oportunidad, hoy en día, de ayudarles. Porque somos un solo Cuerpo. Porque amamos a los hermanos (1 Juan 3:14).

Visita christianaid.org/Iraq y luego ayúdanos a difundir la palabra compartiendo este enlace y utilizando #HelpLocalIraq.

PD: Apruébanos en Facebook, síguenos en Twitter y únete a la conversación en #HelpLocalIraq!


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP