Blog

2 de septiembre de 2014

Directamente desde Iraq

Por Brittany Tedesco

Desde hace varias semanas, mis pensamientos se han centrado en el pueblo iraquí y lo que les está sucediendo. Sobre todo ahora que Christian Aid Mission ha lanzado su campaña #HelpLocalIraq, que ya he explicado en el blog de la semana pasada. .

Lo esencial: Transferiremos los fondos directamente a cuatro ministerios autóctonos (locales) con misioneros y contactos dentro de Irak, así como 16 ministerios en países de nuestro entorno que están ayudando a los refugiados iraquíes.

Entonces, ¿Qué están haciendo? ¿Qué están viendo? ¿Cómo es un día típico para ellos?

Nuestro director para Medio Oriente les hizo estas preguntas y muchas más. ¿Las respuestas? Aquí están, directamente desde Iraq.

(De un ministerio que ministra en Kurdistán, Irak)

P: Háblame de un día típico en Erbil.

R: Durante los últimos días han estado llegando a Erbil muchas familias cristianas desde las aldeas de alrededor de Mosul que fueron atacadas por los terroristas. No tienen parientes o dinero y se ven obligados a vivir en parques públicos o en los jardines de las iglesias de todo Erbil. Hoy mismo murieron dos ancianos y cuatro bebés.

Conocimos a una madre de 28 años de edad de Qaraqosh que empezó a llorar cuando nos vio. "Hemos perdido todo, no tenemos nada", dijo. "No hay comida, no hay esperanza. No tengo dinero para comprar leche, pañales o medicinas para mi hija. Estoy muy cansada y no tengo la resistencia para continuar. Sólo quiero vivir en paz”.

Aquí el calor es sofocante, con casi 120 grados F. Conocimos a un muchacho de 15 años de edad que sufría dolor en los riñones. Él me dijo: "Mi familia está muy triste porque no pueden hacer nada por mí. No tienen dinero para comprar medicina para mí o llevarme a cualquier hospital. Perdimos todo, pero me hubiera gustado poder seguir con vida".

Nuestro equipo acaba de entregar 300 paquetes de comidas (pan, varios tipos de frijoles y atún pescado) a las personas se apiñan en los parques públicos y edificios abandonados.

Necesitamos desesperadamente una clínica médica móvil. Esperamos poder reparar una furgoneta grande, lo que requeriría alrededor de US$ 40,000.

(De otro ministerio en Kurdistán)

P: ¿A qué clase de personas están ayudando?

R: Estamos llegando con el evangelio a los musulmanes, pero también estamos ayudando a una gran cantidad de cristianos desplazados. Tenemos un ministerio con yazidis, chiítas y sunitas, en su mayoría kurdos.

P: ¿Cuál es la condición espiritual de la mayoría de los cristianos? ¿Son nominales o nacidos de nuevo? ¿Conocen muy bien la Biblia? ¿Son resistentes a los cristianos evangélicos nacidos de nuevo?

R: La mayoría de los cristianos desplazados son católicos, ortodoxos, siríacos y nestorianos asirios. Ellos no conocen la Biblia. Tienen una enseñanza básica de la iglesia que en su mayoría no es bíblica. Sus iglesias les han advertido que se mantengan alejados de los evangélicos. Antes enfrentamos una gran cantidad de resistencia, pero no ahora. Su mundo se ha desmoronado, y Dios los está trayendo a sus rodillas. Están abiertos al evangelio y escuchan con corazones rotos y mentes abiertas. El número de personas salvadas está aumentando día a día. Hemos dejado de contar, porque hay demasiada gente orando para aceptar a Cristo y comprometiéndose a estudiar la Biblia.

P: ¿Cuál es su enfoque hacia estas personas desplazadas internamente (PDI)? ¿Es sólo comida y ayuda física? ¿Qué se hace espiritualmente?

R: Alimentos, medicinas y suministros básicos son sólo herramientas para que entreguemos el mensaje de Dios. No tenemos ningún interés en absoluto en sólo satisfacer las necesidades físicas sin decirle a la gente cuál es su necesidad real. Cada familia o persona que recibe algo de nosotros escucha un mensaje sobre el Señor Jesucristo o recibe un tratado, un Nuevo Testamento, o una Biblia para niños. Les ofrecemos a orar por ellos en el nombre de Jesús. También ofrecemos estudios bíblicos y los invitamos a unirse a una reunión de oración de grupo en una tienda de campaña.

P: ¿Son los no cristianos receptivos al evangelio?

R: Todas las personas con las que estamos trabajando ahora tienen todo el tiempo del mundo para escucharnos. Especialmente los musulmanes, que ahora se dan cuenta de lo que el verdadero Islam es. Ahora no tienen ningún problema en creer que Jesucristo es el Señor y el camino a Dios.

P: ¿De qué manera los desplazados internos han afectado a Kurdistán?

R: Por supuesto todo esto pone más presión sobre el gobierno local, pero ellos consiguieron llamar la atención del mundo y ahora muchos países están ayudando. La demografía ha cambiado mucho. Los kurdos ya no son la mayoría en Erbil. Todos sabemos que esto es temporal y tenemos que trabajar antes de que estas personas regresen a sus hogares.

(De un ministerio que trabaja con los cristianos subterráneos en Mosul, Irak)

P: ¿Qué está pasando en Mosul?

R: Más de 80 creyentes de trasfondo musulmán se reunían en Mosul cuando ISIS se infiltró, y más cristianos se reunían en otros cuatro lugares cercanos a la ciudad. A pesar del peligro, algunos misioneros se han quedado en Mosul, debido a que la "cosecha" es demasiado grande como para salir ahora. Dios se está moviendo.

(De un ministerio que trabaja con refugiados en el Líbano)

P: ¿Con cuántas familias están trabajando ahora?

R: Estamos cuidado a más de 100 familias que abandonaron Iraq para ir al Líbano. Todos son cristianos, en su mayoría de trasfondo musulmán. El gasto más grande es encontrar lugares en alquiler para todos ellos.


Email this page Print this page
Commentarios


SC: HSPLJME