Blog

20 de enero de 2015

Dios se Ocupa de lo Débil de Este Mundo

por Brittany Tedesco

Una de mis amigas me dijo que había comprado una cierta crema hidratante facial después de enterarse de que era respaldada por una actriz popular. "Si ella la utiliza, debe ser buena", me dijo. "Ella tiene una piel perfecta".

Yo estuve de acuerdo en que la actriz tiene una buena piel. ¿Es debido al uso de una crema hidratante de US$ 12 disponible en su tienda local? Tal vez, pero lo dudo. Lo más probable es que ella puede atribuir su gran piel a una combinación de cremas faciales más caras, tratamientos cosméticos, maquilladores, y Photoshop.

Pero no importa. Muchas mujeres verán ese rostro y pondrán una botella de esa crema hidratante en sus carritos del supermercado.

Ese es el poder de las personas famosas.

¿Quiere influir en la gente? ¿Quiere que la gente se mueva en una dirección particular? Encuentre una persona popular, famosa y contrátela... el resto seguirá.

Es un enfoque mundano eficaz que varias organizaciones cristianas han adoptado. Recuerdo haber leído acerca de la estrategia de un determinado ministerio estudiantil que buscaba a los estudiantes más populares y las niñas más bonitas con quien compartir el evangelio, con la esperanza de utilizar su influencia para atraer a muchos más a Jesús.

Me parece totalmente lógico. Una buena estrategia con un enfoque "de arriba hacia abajo".

Sin embargo, cuando abrimos la Biblia, vemos que el enfoque de Dios es por lo general un enfoque de "abajo hacia arriba".

"Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es". (1 Corintios 1: 27-28).

Sólo un ejemplo de cómo los caminos de Dios son diferentes de los nuestros.

Jesús escogió “lo necio", hombres de poca o ninguna influencia como Sus compañeros cercanos. A estos les encomendó llevar adelante Su mensaje y construir Su Iglesia. Y lo hicieron, y el mundo nunca fue igual.

Hoy Dios sigue usando lo necio.

¿Quiénes son ellos? ¿Quién se ajusta a la descripción de "necio", "débil" y "vil"?

Ciertamente hay minorías étnicas en este mundo que se ajustan a esta descripción por cómo se los ve y trata. Tal vez ellos han estado encerrados en un estereotipo o son víctimas de falsos rumores. Cualquiera que sea el caso, están en la parte inferior de los estratos socioeconómicos.

¿Quieres hablar sobre un pueblo menospreciado? Los Kachin de Myanmar (Birmania) son un pueblo sin hogar. Odiados por su gobierno, han sido obligados a abandonar sus hogares para evitar ser atacados, puestos en prisiones y torturados. Los que intentaron cruzar la frontera a China fueron devueltos por las autoridades chinas. Más de 100,000 viven en campamentos en el norte de Myanmar, bombardeados regularmente por aviones militares.

Estas son las personas por las que Dios vino. La mayoría de los Kachin se identifican como cristianos, haciéndolos aún más despreciables para su gobierno y la mayoría budista en Myanmar.

En Vietnam, donde casi el 90 % de la población es vietnamita, los diversos grupos tribales que viven en las selvas de las tierras altas centrales (descendientes aborígenes de Indochina) se conocen colectivamente como "Meo" (salvajes).

Ellos han sido explotados a través de los años, obligados a luchar en las guerras de Indochina Francesa y Vietnam. Han sido puestos en campos de "reeducación", y su número ha disminuido, ya fueron obligados a integrarse a la sociedad vietnamita.

Sin embargo, estas son las personas por las que Dios vino. Muchos se convirtieron en cristianos en el 1950 debido a los misioneros estadounidenses, lo que los hizo más despreciados por el gobierno y el resto de Vietnam.

El líder de un ministerio vietnamita apoyado por Christian Aid Mission nos dijo cómo, en 1975, cuando tuvo meningitis, los médicos fueron incapaces de curarlo con antibióticos. Pero dos pastores de grupos tribales oraron por él y fue sanado. A causa de este milagro, el líder del ministerio se comprometió a servir a Dios compartiendo a Cristo con esos grupos tribales.

Le pregunté si él encuentra que estas minorías étnicas son más abiertas al evangelio que la mayoría Vietnamita (muchos de los cuales se consideran ateos a causa de años de propaganda del gobierno).

A través de su traductor, él explicó que es mucho más fácil llegar a ellos. Estas son personas sencillas que adoran a los árboles y diversos objetos de la naturaleza. Cuando el misionero les dice que ellos pueden conocer al Dios que creó todas las cosas que ellos adoran, escuchan y responden.

Lo necio, con quien Dios se deleita en revelarse.

India es ahora la octava nación cristiana más grande en el mundo. ¿Pero adivine dónde Dios comenzó? Con los dalits, mejor conocidos como los "intocables". El nivel más bajo del sistema de castas es donde Dios tuvo que comenzar. Hoy en día, los indios de casta media y alta están recibiendo a Jesús, añadiéndose a los 71 millones de creyentes.

¿Usted desea permanecer humilde? Acabo de leer este verso: "Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles". (1 Corintios 1:26).

Deténgase y regocíjese de que usted está entre los "necios" que Dios está usando para confundir a los sabios.

A continuación, lea algunos versículos: "... que nadie se jacte en su presencia... El que se gloría, gloríese en el Señor". (1 Corintios 1:29 y 31).

El líder de un ministerio de Nepal que visitó la oficina de Christian Aid dijo: "En la Biblia sólo se oye hablar a un burro una vez. La mayoría de los burros no hablan, sólo llevan su carga. Nosotros no hablamos de nosotros mismos, sólo Cristo. Yo soy un burro para Cristo".

Y qué impacto ese "burro" está haciendo en Nepal. Él debe de haber llevado a miles a Cristo desde que comenzó su ministerio.

¿El apoyo de famosos? No, gracias. Dios no necesita esos. Los necios no tienen ningún problema.


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP