Blog

16 de junio de 2015

Dos Respuestas al Ridículo y la Burla

Por Brittany Tedesco

El 3 de mayo, cuatro meses después de que un pistolero musulmán asesinara a 12 personas que trabajaban en la sede de la revista Charlie Hebdo en París, en respuesta a su publicación de una caricatura de Mahoma, la Iniciativa Estadounidense de la Defensa de la Libertad celebró en Garland, Texas, su "Primera Exhibición y Concurso Anual de Arte sobre Mahoma".

Alrededor de 350 personas presentaron sus trabajos. El ganador recibiría US$ 10,000. En el día de la exposición dos musulmanes abrieron fuego contra los agentes de policía presentes en el evento. Los dos atacantes fueron muertos a tiros.

Esto marcó la primera vez que ISIS tomó la responsabilidad de un ataque en los Estados Unidos y, al más puro estilo islámico, el ataque fue estimulado por la profunda convicción musulmana de que nadie se puede burlar de Mahoma, y que los que se burlan de él deben ser muertos.

Para entender esta convicción debemos mirar sus orígenes: Al hombre mismo.

Cuando Mahoma comenzó a propagar la nueva religión del Islam en La Meca, su lugar de nacimiento, tuvo muy poco éxito. La mayoría se resistió en silencio a su mensaje, pero otros se burlaron de él. ¿Y por qué no? En ese momento, antes de que el Islam se hiciera cargo de la zona, el discurso era libre. Los poetas escribieron sátiras sobre él. Un par de esclavas cantó canciones tontas acerca de él.

Trece años después de que comenzara a predicar el Islam en La Meca, en el año 622 DC, Mahoma se trasladó a la ciudad de Medina. Fue entonces cuando cambió su táctica de predicar y comenzó a matar, saquear y extorsionar. De esa manera ganó una gran cantidad de seguidores. Tantos, de hecho, que pudo volver a La Meca con un ejército de 10,000 soldados.

El Islam requiere que todos los musulmanes hagan al menos una peregrinación a La Meca durante sus vidas. Eso se llama el "Hajj", y es uno de los cinco pilares del Islam.

El Ascenso al Calvario, de Jacopo Tintoretto

Meca se rindió de inmediato. . . pero Mahoma deseaba vengarse de los poetas y las esclavas que se burlaron de él. Mahoma nunca olvidó un insulto.

De acuerdo con el Hadith (las tradiciones de Mahoma), los que se burlaron de Mahoma en La Meca fueron asesinados después de que capturó la ciudad (Bujari 4: 241).

Una de las víctimas fue un poeta judío llamado Ka'b bin al-Ashraf, que escribió versos que Mahoma considero insultantes. Él fue asesinado a puñaladas (Bujari 59: 369).

Otro poeta, bin Uqba Abu Muayt, quien se burló de Mahoma en La Meca, también fue asesinado. Antes de que su garganta fuera cortada, preguntó a Mahoma quien cuidaría de sus hijos. "El infierno", respondió Mahoma.

Mahoma mató a un hombre que, años antes, había incitado al camello en el que algunos de sus hijos viajaban.

Una esclava que solía cantar canciones tontas sobre él también fue asesinada. . . junto con una madre de cinco. Según los biógrafos de Mahoma, su hijo fue sacado de su pecho antes de que ella fuera ejecutada con una espada.

Un artículo del 2005 por James Arlandson, que apareció en la publicación americana del Internet El Pensador dice: "Un gobernante autoritario estará obligado a mantener su agarre continuamente. Lo primero que cualquier tirano hace a su pueblo es apagar la libertad de expresión que expresa la disidencia y la crítica".

¿No describe esto al fundador del sistema político-religioso del Islam? Un sistema que sobrevive y crece a través del miedo, la intimidación y la asfixia de cualquiera que se atreva a burlarse o disentir de su fundador.

En su libro La gente de la Mentira: La Esperanza de la Curación de la Maldad Humana, M. Scott Peck escribe: "El lector es golpeado por la extraordinaria obstinación de la gente mala. Son hombres y mujeres de fuerte voluntad, obviamente, decididos a salirse con la suya. Hay un poder notable en la forma en que tratan de controlar a los demás".

Peck sigue:.... "el deseo de control del mal está bien expresado a través del mito mormón de que Cristo y Satanás fueron obligados a presentar a Dios un plan para hacer controlar a la raza humana. El plan de Satanás era simple, simplemente asignar un ángel con poder punitivo a cada ser humano, y no habría problemas para mantenerlos a raya. El plan de Cristo era radicalmente diferente... 'Que tengan libre voluntad y sigan su propio camino, pero que se me permita vivir y morir como uno de ellos, como un ejemplo de cómo vivir y de lo mucho que Dios se preocupa por ellos'".

Jesucristo recibió burlas y humillación por amor a nosotros. En sorprendente contraste con Mahoma, quien mató a los que se burlaban de él, Jesús clamó en favor de sus burladores, "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".

El profeta Jeremías, pintado por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina

El pueblo de Dios tiene una larga historia de ser burlado y humillado. Incluso antes de que Jesús caminara en esta tierra, los profetas de Dios enfrentaron el desprecio y el ridículo.

La gente constantemente se burlaba del profeta Jeremías, que fue llamado por Dios para advertir a los judíos que el castigo estaba en camino a menos que se arrepintieran. En Jeremías 20: 7-9, se lamenta: ". . . cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí. Porque cuantas veces hablo, doy voces, grito: Violencia y destrucción; porque la palabra de Jehová me ha sido para afrenta y escarnio cada día. Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude".

El profeta Isaías enfrentó una tarea humillante: Caminar desnudo por tres años para significar que los egipcios y etíopes serían llevados cautivos por el rey de Asiria.

Los cristianos de hoy siguen soportando la humillación y la burla, desde la muerte y resurrección de Jesús.

He leído acerca de mujeres cristianas en el Medio Oriente que han sido violadas, y las niñas que han sido capturadas por ISIS y obligadas a permanecer desnudas en los mercados de esclavos para ser analizadas con miradas lascivas antes de ser compradas para el placer enfermo de alguien.

He leído acerca de mujeres de Corea del Norte que fueron arrojadas a los campos de prisioneros a causa de su fe, donde enfrentaron la tortura y la burla. En uno de los relatos que leí recientemente, una mujer describió cómo ella y otras mujeres se vieron obligadas a desnudarse delante de los guardias de la prisión.

Voy a ser honesta con usted. Estas cosas me hace sentir muy incómoda. A menudo, cuando leo acerca de estas cosas, me pregunto por qué Dios lo permitió. ¿Por qué no protege el honor y la dignidad de esas mujeres?

chains

Silvia Tărniceriu, que nació de padres cristianos en Rumania comunista, fue encarcelada por su fe. En su biografía, Dios Conoce mi Medida, describe la condición sucia de la celda de la prisión que habitada y los abusos que soportó a manos de los guardias de la prisión. Un día se vio obligada a limpiar una celda llena de excrementos humanos con sus propias manos.

En cuanto al tiempo cuando ella y otras mujeres fueron despojadas de sus ropas y desfilaron delante de los guardias de la prisión, ella escribe: "Todas sentimos la vergüenza y la humillación de ser expuestas. No tuvimos ningún lugar donde escondernos. Pensé cuando Jesús fue crucificado. También se le quitó la ropa. Él llevó la vergüenza, la exposición, la falta de decencia, todo eso lo hizo por mí. Las lágrimas asomaron a mis ojos al pensar en lo que Él soportó para redimir al mundo de su pecado. Para redimirme de mi pecado".

Recientemente, una mujer de un país 100% musulmán visitó Christian Aid Mission para contarnos su historia. Ella se crió en la escuela islámica y se preparó como un yihadista. A través de una serie de acontecimientos milagrosos obtuvo una copia de la Biblia y se convirtió en una cristiana. Después fue arrojada a la cárcel, donde fue burlada y escupida.

Foto 6: Crédito de la foto: Arjun Kartha, http://arjunkarthaphotography.com/

Hoy está llevando a muchos a Cristo. Debido a su trabajo, su país ya no es 100% musulmán. Todos los que he mencionado que han sufrido por el nombre de Cristo han sido usados poderosamente para construir Su Reino.

Los verdaderos seguidores de Jesús no toman represalias cuando reciben burlas y abusos. Soportan la humillación, a sabiendas de que ". . . la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado" (Romanos 5: 3-5).

Haciéndose eco de las palabras del apóstol Pablo, dicen, ". . . a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos" (Filipenses 3:10).

Ellos saben que su ". . . leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria" (2 Corintios 4:17).

Ellos saben a quién pertenecen: A Dios, que es, en las palabras de Franklin Graham, "santo, todopoderoso y eterno. Él no necesita que ningún hombre proteja Su honor. Él es el soberano del universo que hace lo que le place, y cuyo consejo y propósito no puede ser frustrado... Él tendrá la última palabra en el Día del Juicio, cuando todos los hombres se postren delante de él".


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP