Blog

30 de junio de 2015

Cómo el Petróleo Está Alimentando la Batalla por las Almas

Por Brittany Tedesco

Hecho: los chicos malos en nuestro mundo tienen toneladas de dinero.

El 26 de junio, en cuestión de horas, ISIS atacó a una compañía de gas en Francia y decapitó a una persona; los pistoleros de ISIS abrieron fuego en una playa en Túnez, matando a 27 turistas; ISIS asesinó a 120 civiles en Kobane, Siria; Al-Shabab asesinó a 30 personas en una base de la Unión Africana en Somalia; ISIS envió terroristas suicidas dentro de una mezquita chiíta en la capital de Kuwait, matando a 13 personas.

El Jihad violento es uno de los métodos que los líderes musulmanes emplean hacia la meta final del Islam: controlar el mundo entero.

La construcción de un imperio mundial, sin embargo, no es moco de pavo. Requiere dinero, y mucho. Y, chico, tienen dinero. Barcos cargados de dinero. ¿O debería decir, barriles de dinero?

Petróleo. Es el elemento vital de la economía moderna, que sólo fluye en abundancia en el Medio Oriente, en los países dominados por el Islam.

Nuestro mundo no fue siempre tan industrializado. No siempre necesitó tanto petróleo. Pero hoy en día lo necesita. Hoy en día las naciones desarrolladas requieren petróleo para mantener su actual nivel de progreso.

Y no es casualidad que, mientras la demanda de petróleo ha aumentado, también lo ha hecho el ascenso del islamismo radical. El uno alimenta al otro.

El mayor exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, tiene 268 millones de barriles de reservas de petróleo crudo. Exporta 6.3 millones de barriles al día. Irán dispone de 158 mil millones de barriles de reservas de petróleo crudo, e Irak cuenta con 144 millones de barriles. (Fuente)

Para poner las cosas en perspectiva, los Estados Unidos tienen sólo 33 mil millones de barriles, pero es el mayor consumidor mundial de petróleo. Los EE.UU. consumen casi 19 millones de barriles por día (alrededor del 21% del consumo total mundial de petróleo).

"El petróleo es del pueblo y se puede utilizar como un arma contra el Occidente y los que apoyan al régimen salvaje de Israel", dijo el ayatola Ali Jamenei, jefe de Estado de Irán, en un artículo de 2002 del New York Times.

"Los mulás de Irán son plenamente conscientes del poder de su petróleo", afirma un artículo por el Instituto Para el Análisis de la Seguridad Global. "Irán es muy dependiente de los petrodólares. Es un semillero del fundamentalismo islámico y defensor de la mayoría de los movimientos islámicos radicales del mundo, tales como la libanesa [Hezbollah]."

El artículo, titulado "Abastecimiento del Terror", continúa: "No es casualidad que las arcas de dinero de los terroristas provienen de las monarquías petroleras del Golfo Pérsico. Tampoco es casualidad que los países que tienen las mayores reservas de petróleo del mundo y generan la mayor parte de sus ingresos de las exportaciones de petróleo, también son los que apoyan más fuertemente al Islam radical".

ISIS, el grupo terrorista más rico del mundo hasta la fecha, obtiene gran parte de sus riquezas del petróleo. De acuerdo con el blog de la Political Violence @ a Glance, "Según los informes, ISIS vende camiones cargados de crudo a contrabandistas, posiblemente generando tanto como $ 1.4 millones por día en ingresos".

Mapa del Fértil Creciente "por Nafsadh - Mapa de cresent.png fértil Bajo licencia GFDL via Wikimedia Commons.

¿Por qué la mayoría del petróleo mundial se encuentra en los países islámicos? La respuesta es: ubicación, ubicación, ubicación.

Ismael, el hijo de Abraham, cuyos descendientes más tarde se convirtieron al Islam, se instaló en la región habitada por los primeros seres humanos: una región conocida por los estudiosos como el "Fértil Creciente" o la "Cuna de la Civilización." Esta zona, en los alrededores de los ríos Tigris y Éufrates, incluye partes de Irak, Kuwait, Siria, Líbano, Jordania, Israel, Palestina, Chipre, Egipto, Turquía e Irán. Es el lugar donde los eruditos bíblicos creen que estaba ubicado el Jardín del Edén.

En su libro Qué está pasando en el Mundo, el Dr. David Jeremiah explica: "Edén era una extensión repleta de bosques, follaje, y el jardín, con una rica fertilidad sin precedentes en la historia humana. Donde antes había un jardín floreciente con una densa, exuberante flora, el cual el mundo no ha visto desde entonces, ahora solo hay arena estéril y desierto ardiente".

El petróleo es esencialmente vida vegetal y animal enterrada en el suelo, y que ha permanecido allí por siglos y milenios. Como Jeremías dice, Edén "ha decaído en los mayores yacimientos de petróleo en el mundo".

Me resulta un poco inquietante que el paraíso donde el Dios verdadero colocó al primer hombre y la primera mujer ahora se utiliza para alimentar la agenda del Islam de convertir y controlar el mundo, a través de medios violentos, y algunas veces sutiles.

Pasé varios años en la División de África de Christian Aid Mission y leí muchos informes de los líderes de ministerios autóctonos en los países de mayoría musulmana. Francamente, me entristecieron.

Mientras estos líderes luchaban, con escasos recursos, para proveer simplemente un poco de dinero a los misioneros que sirven con su ministerio, veían cómo los misioneros musulmanes iban a aldeas pobres y ofrecían todas las riquezas de Ala si solamente la gente recitaba el Shahada y se convertía al Islam.

El acceso a los pozos, escuelas y clínicas está disponible para cualquiera que se convierta al Islam. Mezquitas adornadas se construyen junto a iglesias humildes de barro y paja, como diciendo: "Ala ofrece. ¿El Dios de los cristianos? No tanto".

Creyentes pobres de Níger asisten a una iglesia hecha de paja.

Para los misioneros autóctonos en muchos países africanos, la tentación de abandonar su fe y escapar de su profunda pobreza, recurriendo a la aparentemente interminable riqueza del Islam, está siempre presente.

Nunca olvidaré la historia que me conto un misionero autóctono de Nigeria. Antes de que Christian Aid Mission comenzara a recaudar fondos para su obra, él envió varios misioneros a un pueblo para compartir el evangelio. Los habitantes del pueblo les dieron la bienvenida, escucharon su mensaje, y les rogaron que volvieran a establecer una iglesia.

Para ello el líder necesitaba 300 dólares. Le llevo a su ministerio dos años juntar esa cantidad. Para entonces ya era demasiado tarde. Los musulmanes habían convertido todo el pueblo al Islam.

¿Se da cuenta de que en estos momentos, mientras lee esto, se está librando una batalla por las almas?

Y tengo noticias para usted. A pesar de que el Islam parece tener la ventaja de la riqueza petrolera, nosotros los cristianos también tenemos una gran riqueza.

Global Mapping International produjo recientemente una infografía, o "grafico de misiones", que representa la riqueza de los cristianos de todo el mundo.

La riqueza petrolera podría estar concentrada en el Medio Oriente, pero "los ingresos cristianos se concentran en las regiones más ricas del mundo, Europa, América del Norte y parte de Asia."

El ingreso nacional bruto per cápita de los cristianos es de US$ 18,841, mientras que el promedio es de US$ 13,617.

Los cristianos comprenden el 33% de la población mundial; nuestra riqueza comprende el 46% de los ingresos mundiales.

Click to enlarge

And as you can see from the graphic, our potential for giving is far higher than what we actually give.

De acuerdo con la Iniciativa de Isacar, el 99.7% de todo el apoyo financiero a los ministerios se dedica a la construcción y el mantenimiento de la Iglesia existente. Sólo el 0.3% se destina a extender el alcance de la Iglesia a áreas completamente no alcanzadas con el evangelio, zonas vulnerables a una visita del Islam y todas sus tentaciones o amenazas.

Vamos a llegar allí primero.

Tomará fe. Fe para confiar en Dios con nuestros recursos. Fe para creer que Él proveerá para nosotros, ya que damos a lo que es importante para Él.

"Hay quienes reparten, y les es añadido más; y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza" (Proverbios 11:24).

Hecho: Dios obra a través de la fe de Su pueblo.

Los malos pueden poseer el aceite, pero Dios es dueño de los animales en las mil colinas (también conocido como: todo). Cuando damos un paso de fe con nuestras finanzas, Él puede multiplicar nuestras ofrendas en un millón de maneras diferentes, justo como lo hizo con los panes y los peces.

Somos soldados, no espectadores pasivos. Vamos a ponernos de rodillas y dar nuestros recursos a los misioneros autóctonos en la primera línea de batalla, en este momento, en los países musulmanes. Unámonos a su lucha en la batalla por las almas.


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP