Blog

4 de agosto de 2015

Explotando a los Débiles y Vulnerables Como lo Hizo Jesús

Por Brittany Tedesco

Puede que el año pasado haya escuchado la palabra "Yazidi" por primera vez. Este grupo étnico fue expulsado de sus comunidades en la provincia de Nínive en Iraq por ISIS. Entre 40,000 y 50,000 personas huyeron a la cima del monte Sinjar enfrentando un dilema sombrío. Esperar la muerte por deshidratación o descender de la montaña para ser violados y/o asesinados.

Desde el verano pasado, ISIS ha asesinado a miles de Yazidis. Miles de mujeres y niñas Yazidis han sido secuestradas y mantenidas como esclavas sexuales para ser violadas sistemáticamente. En los mercados de esclavos de ISIS se siguen vendiendo niñas Yazidi. Otras se han suicidado para evitar ser embrutecidas, o para escapar de la tortura extrema y el trauma que ya han experimentado.

Genocidio es la palabra que algunos han utilizado para describir lo que está sucediendo a los Yazidis a manos de los extremistas musulmanes.

Pero piense en esto: Si esta pobre gente no ha experimentado suficiente abuso, ¿sabía usted que otro grupo extremista los tiene como blanco?

Misioneros autóctonos entregan alimentos a los refugiados Yazidi.

Es cierto. Estos extremistas están entrando en sus campos de refugiados y aun dentro de sus carpas para entregar alimentos y víveres, sentarse y escuchar sus historias, orar por ellos, y lo más atroz de todo, compartir el evangelio de Jesucristo con ellos.

"Si los cristianos esperan que los musulmanes eliminen sus elementos radicales, ¿no deberían hacer lo mismo ellos?" se lee en un artículo del periódico kurdo Rudaw.

El artículo cita extractos de un artículo de Christian Aid Mission, y acusa a los evangélicos, a los mismos misioneros nativos que asistimos, de explotar a los Yazidis traumatizados.

Tres días más tarde, la Voz de América produjo un artículo que compara a los cristianos con los musulmanes en su victimización de los Yazidis.

Un miembro Yazidi del parlamento kurdo está instando a su gobierno a impedir que algunos grupos cristianos entren en los campos de refugiados para evitar la conversión de su pueblo.

Después de que se publicaron estos artículos, el líder de un ministerio autóctono al que asistimos fue llamado por funcionarios del gobierno, quienes le dijeron que redujera su evangelización.

Según tengo entendido, nadie está pidiendo que estos cristianos dejen de distribuir ayuda entre los Yazidis indigentes. Lo que quieren es que los evangélicos mantengan la boca cerrada mientras lo hacen; que se abstengan del tipo de cristianismo radical que intenta convertir a otros a su religión.

"No deberían cruzar la delgada línea entre ofrecer ayuda y ofrecer la fe", declara el artículo de Rudaw.

Estas declaraciones no me sorprenden, ni siquiera el hecho de que comparan a los cristianos con ISIS. Son los mismos sentimientos a los que estamos cada vez más acostumbrarse en los EE.UU. Esos posters con el logo "coexistir" dicen todo. Uno de los grandes males de nuestro tiempo es tratar de cambiar el punto de vista de alguien.

Hoy el amor es visto como la aceptación ciega de incluso la mayoría de las conductas autodestructivas. De lo contrario usted es un juzgador, enemigo, o intolerante. ¿Por qué trata de imponer sus creencias a los demás?

Y ¿por qué explotar, lastimar a las personas vulnerables compartiendo el evangelio con ellos? ¡Por lo menos espere hasta que se recuperen! Jesús no actuaría de esa manera.

Salvo que. . .Jesús sí actuó de esa manera. Durante su tiempo en la tierra Él fue a los que sufrían, eran débiles y vulnerables, sanando y predicando el mensaje de la Verdad. No ignoró o justificó el mal comportamiento y las creencias equivocadas. Corrigió ambos. Él les dijo que eran pecadores.

Él entró en sus corazones a través de sus heridas. No esperó hasta que se recuperaran.

En su clínica móvil, un ministerio autóctono de Iraq ha tratado a muchos Yazidis, y llevado a muchos a Jesús.

Su amor no es como nuestro "amor" de hoy. Si Él hubiera actuado como la sociedad del siglo 21 nos dice, que amemos dejando a la gente en su pecado, Él nunca hubiera muerto en la cruz.

Llámelo explotación si lo desea, los misioneros autóctonos que apoyamos en el Medio Oriente están interesados en algo más que simplemente llenar estómagos vacíos. Proveer ayuda no es un fin en sí mismo, es un medio para un fin mayor: Llevar más almas al Reino de Dios.

El suyo es un amor que parece extraño para el hombre moderno. No es universalmente tolerante, o no confrontacional. Es un amor valiente, arriesgado, que obliga a los que han sido reconciliados con Él a proclamar la reconciliación a los que están lejos de Él.

"La forma en que los evangélicos se comportan es un problema para todos los cristianos", señala el artículo de Rudaw.

Estoy de acuerdo. Su comportamiento es sin duda un "problema" para todos los cristianos. Pero lejos de ser una acusación contra estos evangélicos, es una acusación contra el cristianismo complaciente.

¿Puede uno ser un cristiano moderado, al igual que un musulmán moderado?

En un post anterior, sostengo que los musulmanes moderados son moderados porque no están siguiendo plenamente las enseñanzas de su fundador. Si lo hicieran, se parecerían mucho más estrechamente a ISIS, que sigue estrictamente el Corán, el Hadith (enseñanzas de Mahoma) y el sïra (biografía de Mahoma).

Cuanto más cerca uno sigue las enseñanzas del Islam, más se asemeja a ISIS.

Y permítanme decir que los cristianos son progresistas o moderados por la misma exacta razón, no están siguiendo plenamente las enseñanzas de su Fundador.

Cuanto más uno se adhiere a las enseñanzas de Jesucristo, más va a demostrar su amor radical, desinteresado, que no se contenta con dejar a la gente como está, en la oscuridad, lejos de la Verdad.

El objetivo no es transferir a las personas de una religión a otra. Jesucristo no es una religión, es la única manera de llegar a Dios, a la Vida Eterna.

Muchas religiones respetan a Jesús. Miles de personas "lo aceptan" como un profeta, maestro, ángel, etc. Los yazidis incluyen a Jesús en sus enseñanzas religiosas.

El problema es que no podemos aceptar a Jesús en nuestros propios términos. Para aceptarlo, debemos aceptarlo en Sus términos. Y Él dijo que Él es el único camino a Dios. Cualquier religión que ofrece un camino alternativo a Dios es incompatible con las afirmaciones de Jesucristo.

Amar es compartir esto con la gente.

Los críticos, aquellos que desean vivir la vida en sus propios términos, aparte de su Creador, no entienden esto. Ellos lo ven como una explotación.

Pero esos Yazidis que desean reconciliarse con Dios están ansiosos de tener la misma paz en sus corazones que los misioneros autóctonos tienen. La coacción no es necesaria, ni sucede en los ministerios apoyados por Christian Aid Mission. Además no dan la ayuda sólo a aquellos que muestran un cierto interés en el mensaje del evangelio. La dan a todos los que están en necesidad.

Aun así, habrá algunos que quieran seguir a Jesús porque lo ven como una manera de asegurar una ayuda futura. Sería ingenuo pensar lo contrario. Incluso tenemos un nombre para ellos: "cristianos de arroz." En los EE.UU., los llamamos seguidores del "evangelio de la prosperidad".

Jesús habla de ellos en Mateo 13: 18-23: aceptaron el mensaje, pero cayeron cuando experimentaron problemas o persecución, o porque estaban más interesados en perseguir la riqueza.

Esto va a suceder, y va a ser utilizado para desacreditar la obra que estos ministerios autóctonos están haciendo. Pero eso no les va a impedir seguir el ejemplo de Jesús de ofrecer ayuda práctica junto con las Buenas Nuevas.

¿Por Qué? "Para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos" (Mateo 5:16).

Ese es el objetivo: "Explotar" a la gente de la misma manera que lo hizo Jesús.


Email this page Print this page
Commentarios


SC: WEBCAMSP