Blog

6 de octubre de 2015

La Sangre de los Mártires: Vida Surge de la Muerte

Por Brittany Tedesco

La semana pasada Christian Aid Mission publicó una historia sobre 12 cristianos en Siria que fueron violentamente asesinados por ISIS. Dos de ellos eran mujeres, violadas públicamente antes de ser decapitadas. Uno de ellos era un niño de 12 años de edad, a quien le cortaron los dedos antes de crucificarlo.

Los 12 cristianos habían sido capacitados y / o bautizados por el líder de un ministerio asistido por Christian Aid Mission.

"Es como retroceder 1,000 años, viendo la barbarie que los cristianos están sufriendo. Creo que se trata de un grupo que deja al nazismo pálido en comparación, y creo que han perdido todo el respeto por la vida humana", dijo Patrick Sookhdeo, fundador y director internacional del Fondo Bernabé. "Crucificar a esta gente está enviando un mensaje, y ellos están usando formas de matar que creen que han sido sancionadas por la ley islámica".

¿Cómo se puede comprender el nivel de crueldad que estamos viendo en ISIS? ¿Quiénes son estas personas, de todos modos? ¿Una horda de locos endemoniados?

Cuando ISIS se apodera de una nueva ciudad o pueblo, ordena que todos los hombres se dirijan en un lugar designado.

Muchas personas, incluso desde fuera del Medio Oriente, se están uniendo a ISIS. Pero no todo el mundo se une por su propia voluntad. Algunos se ven obligados a unirse bajo la amenaza de muerte para sí mismos o sus familias.

El líder de un ministerio jordano al que asistimos nos dio una idea de los métodos de reclutamiento de ISIS. Él nos dijo que cuando ISIS se apodera de un pueblo o ciudad, ordena que todos los hombres se dirijan a un lugar designado. Y va en serio. El que no aparece es capturado y asesinado públicamente, como un ejemplo para todos los demás "desertores".

Estos hombres se ven obligados a jurar lealtad al Islam y a ISIS, y hacer lo que se les ordena, participar en actos que antes eran impensables para ellos. Deshacerse de su humanidad y llegar a ser como los animales. Matar o morir. Lo hacen para proteger a sus esposas e hijos. Lo hacen para sobrevivir. Y con cada acto de brutalidad, sus corazones se vuelven más oscuros. . . y más oscuros.

En marcado contraste con esta masa infernal de humanidad depravada están los cristianos. Elegidos de Dios, que se niegan a negar a su Salvador, sin importar las consecuencias. Los que saben que la muerte no es más que una puerta de entrada a la misma presencia de Dios.

Esos 12 cristianos asesinados podían haber escapado. De hecho, el líder del ministerio que los entrenó les rogó que abandonaran la zona antes de que ISIS los capturara. Pero se sentían llamados por Dios a quedarse y ser Sus testigos, hasta la muerte.

Ellos se unieron a las filas de Policarpo, el obispo de Esmirna, que fue asesinado por los romanos en el año 156 por negarse a quemar incienso al emperador romano. Ellos ofrecieron dejarlo en libertad si sólo negaba su fe. "Por ochenta y seis años le he servido, y Él no me ha hecho nada malo. Entonces, ¿cómo puedo blasfemar de mi Rey y Salvador?" respondió. Antes de que lo apuñalaran y lo quemaran en la hoguera dijo: "Yo te bendigo Padre por juzgarme digno de esta hora, para que en compañía de los mártires se me permita compartir la copa de Cristo".

Dios ha designado a un cierto número de personas para ser martirizadas por Su nombre. En Apocalipsis 6: 9-11 el apóstol Juan escribe: "Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos".

No entiendo por qué Dios diseñó que la vida surgiera de la muerte. Pero eso está ocurriendo. "Cada vez más personas se están salvando", nos dijo el líder de un ministerio. "En el pasado solíamos orar que más personas de origen musulmán se entregaran al Señor. Ahora hay tantos que apenas podemos manejar todo el ministerio entre ellos".

"La sangre de los mártires es la semilla de la iglesia", escribió Tertuliano, un padre de la iglesia del siglo II.

El erudito islámico Sam Solomon describe a una persona que trata de mezclar el islam con el cristianismo como "esquizofrénica".

Sabemos por la historia de la iglesia que la declaración de Tertuliano es verdad. Pero, ¿qué le sucede a la iglesia cuando los cristianos se horrorizan ante la posibilidad del martirio, cuando ocultan su fe para salvar sus vidas?

El líder del ministerio jordano nos habló de un gran movimiento en el Medio Oriente de personas que ponen en peligro y adulteran el evangelio mezclándolo con elementos del Islam. Por el bien de la propia conservación, pretenden ser musulmanes por fuera sosteniendo o adoptando las costumbres religiosas islámicas. Elevan al Corán a la condición de un "libro sagrado", como la Biblia.

Algunos llaman a esto el Movimiento Insider (ver mis artículos anteriores sobre ello aquí, aquí, aquí, and aquí), aunque ese término se ha vuelto amplio y no específico, mientras el movimiento ha crecido, se ha transformado y extendido por todo el mundo, infectando a la Iglesia.

El líder del ministerio nos habló acerca de un hombre que propagaba esta enseñanza como un medio para compartir de forma encubierta el evangelio en su país de mayoría musulmana. . . pero terminó atrapado por ella. Comenzó a golpear a su esposa y a participar en otras prácticas islámicas. Se había corrompido por sus propias enseñanzas deformadas.

En una conferencia sobre el Movimiento Insider a la que asistí el pasado octubre, Sam Solomon, un ex musulmán y profesor de la Ley Sharia, describió a una persona que trata de mezclar el Islam y el cristianismo como "esquizofrénica". Los dos son incompatibles, explicó, y los que tratan de mezclarlos pueden causar gran confusión y dañarse a sí mismos y a aquellos a quienes discipulan.

Haciéndose pasar por musulmán, mientras que "en secreto" sigue a Jesús puede salvar su vida, pero incluso eso no es garantía. En 2013 el grupo terrorista islámico Al-Shabaab asaltó un centro comercial en Nairobi, Kenia. Dijeron a todos en el interior que los musulmanes podían salir, pero el resto debía quedarse. Cuando un hombre se acercó fingiendo ser un musulmán, le preguntaron el nombre de la madre de Mahoma. Como no sabía la respuesta, le dispararon.

A salvo en el hogar, por Ron DiCianni

¿Cuánto mejor es permanecer fiel hasta el final?

Christianity Today, en la edición de abril del 2015, publicó un breve artículo titulado "Nube de Testigos", sobre los 21 cristianos decapitados por terroristas ISIS en Libia, que ganó amplia atención. La imagen es ahora famosa-una fila de cristianos en mamelucos anaranjados arrodillados en una playa; detrás de ellos una fila de combatientes ISIS en negro dispuestos a ejecutarlos... El artículo dice, "La Sociedad Bíblica de Egipto transformó el video de propaganda de Isis “Dos filas junto al mar" en el alcance más grande en 130 años. En 1.65 millones de tratados con la promesa de la bendición de Dios en medio del sufrimiento, pregunta: "¿Quién teme al otro? ¿La fila en naranja, viendo el paraíso abierto? ¿O la fila en negro, con mentes malvadas y rotas?'"

Honremos a los que han sido martirizados por el nombre de nuestro Salvador. Por lo menos, cuidemos a las familias que han dejado atrás.

Christian Aid Mission ha creado un fondo para atender a los seres queridos de los 12 creyentes que fueron martirizados en Siria. La mayoría de ellos podían haber escapado del país, pero algunos no pudieron salir. Un ministerio autóctonos al que asistimos está proveyendo ayuda para ellos y tratando de encontrar la manera de evacuar a los que aún están dentro de Siria.

Es nuestro privilegio ayudarlos. Por favor únase a nosotros.


Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP