Blog

29 de marzo de 2016

La Credibilidad de la Biblia, Segunda Parte

Por Brittany Tedesco

Man giving Bible to a woman.

La leemos, la amamos, pagamos para que otros puedan tener copias de la misma. Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios. Y debido a que el Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que, de hecho, la Biblia es verdad, a veces los cristianos no nos molestamos en ver el tesoro de pruebas que apuntan al hecho de que la Biblia es, en realidad, objetivamente cierta.

En el artículo de la semana pasada mencioné el asombroso número de profecías bíblicas que se han cumplido con exactitud. La capacidad de la Biblia de predecir correctamente los eventos habla del hecho de que fue inspirada por un ser que conoce el fin desde el principio.

En el Antiguo Testamento podemos leer más de 300 profecías sobre Jesucristo que fueron cumplidas en el Nuevo Testamento.

Pero ¿cómo sabemos que esas profecías fueron realmente escritas por hombres que vivieron siglos antes que Él? ¿Cómo sabemos que esas profecías no fueron escritas después de la muerte de Cristo para que coincidieran con lo que pasó?

Usted ha oído sin ninguna duda sobre los rollos del Mar Muerto. Pero, ¿sabe la enorme importancia de su descubrimiento?

En su libro, El Juicio de Jesús, David Limbaugh escribe sobre el descubrimiento de los rollos del Mar Muerto entre 1947 y 1956: "Estos incluyen copias del Antiguo Testamento que datan de más de un siglo antes del nacimiento de Cristo. Antes de ese descubrimiento, los manuscritos hebreos completos más antiguos que teníamos databan del año 900 DC y más tarde".

Asian woman reading to two children.

¿Cómo podrían los autores del Antiguo Testamento haber hecho cientos de predicciones correctas sobre Jesucristo siglos antes de Su nacimiento, si no fuera por la guía divina de Dios?

La Biblia fue escrita en un lapso de 1,500 años por unos 40 autores de diferentes etnias y culturas y, sin embargo, es un libro coherente con un mensaje singular: La redención de la humanidad a través de Jesucristo.

"Cristo es predicho en el Antiguo Testamento, presente en los evangelios, proclamado en los Hechos y en las epístolas, y predominante en el Apocalipsis", escribió el Dr. W. Graham Scroggie, un pastor y autor prolífico.

A diferencia de otros libros llamados "santos", como el Corán, que es completamente incoherente y carente de un principio, medio y final, la Biblia progresa de manera lógica y se dirige hacia una conclusión definitiva.

Dios, que declara que : "Anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho" (Isaías 46:10), nos ha provisto esta sorprendente mirada al pasado, al presente y al futuro.

Como uno que existe fuera del espacio y el tiempo, Él puede hacer esto.

Peruvian man holding a Bible.

Y, no, no afirmo con ligereza que Dios existe "fuera del espacio y el tiempo" porque he oído que los predicadores dicen que los astrónomos han sabido por mucho tiempo que el universo (es decir: el espacio y el tiempo) no siempre ha existido.

La ciencia ha demostrado que el universo tuvo un principio. En 1929 Edwin Hubble descubrió que el universo se expande, que las galaxias se alejan unas de otras a una velocidad aproximadamente proporcional a su distancia.

William Lane Craig en su libro La Fe Razonable, escribe: "La implicación de este hecho sorprendente es que a medida que se traza la expansión en el tiempo, el universo se vuelve más y más denso hasta que alcanza un punto de densidad infinita desde donde el universo comenzó a expandirse." En otras palabras, si una persona pudiera viajar en el tiempo, llegaría a un punto en el que el universo se ha encogido hasta un "punto matemático simple".

Asian men with Bibles.

A los científicos les agrada describir ese punto de densidad infinita, donde empezó el universo, como el "Big Bang", cuando "se crearon el espacio y el tiempo... Y allí estaba toda la materia del universo".

Sabemos que hubo un período de tiempo en que no había nada, y luego hubo algo.

Eso es, por supuesto, donde los científicos se detienen, porque fuera de un Dios que creó el universo, no tienen ninguna explicación de cómo algo se produjo de la nada.

Chuck Missler escribe: "Los darwinistas no puede explicar el origen de la vida porque no pueden explicar el origen de la información. En el principio hubo información de una fuente externa, para hacer que todo sucediera".

Si una persona puede mirar las complejidades del mundo que le rodea y ser vagamente consciente de la inmensidad del universo, y sin embargo, negar que hay un Diseñador detrás de todo esto, esa persona también puede deshacerse de los montones de pruebas que apuntan a la mano sobrenatural de Dios en la Biblia.

Pero, gracias a Dios, muchas personas en todo el mundo de hoy aceptan Su mensaje y ponen su confianza en Jesucristo, que vino a la tierra como un siervo sufriente para morir por nosotros, y que volverá como un Rey glorioso y reinará para siempre.

Indian girl praying.

Sabemos cómo todo empezó y sabemos cómo terminará. ¿Se da cuenta de que usted y yo estamos viviendo un tiempo privilegiado en la historia? Tenemos toda la Biblia, los 66 libros de la misma, en nuestra posesión. ¿Cuántas personas han vivido y muerto con sólo una parte de la Palabra de Dios? Incluso después de que todos los libros del Nuevo Testamento fueron escritos (en el siglo I DC), pasaron unos 1,000 años para que todos los libros de la Biblia fueran unidos en un solo volumen. Anteriormente los libros individuales de la Biblia eran copiados a mano y se distribuían por separado.

¡Qué tesoro tenemos! Y ese tesoro es lo que está transformando vidas en todo el mundo hoy en día, es lo que los musulmanes en el Medio Oriente están pidiendo a gritos, lo que ha sido prohibido por sus amos islámicos. Y es lo que Christian Aid Mission se compromete a proveerles a través de misioneros autóctonos que pasan sus vidas proclamando el mensaje maravilloso: que Dios, nuestro Creador, es también nuestro Redentor.


Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP