Blog

5 de abril de 2016

Una Perspectiva Bíblica en un Año Electoral

Por Brittany Tedesco

U.S. Presidential Seal.

Este año elegiremos otro presidente de los Estados Unidos.

Al escribir estas palabras puedo sentir que mi pulso se aceleraba un poco.

Este año electoral ha creado un frenesí, un pánico entre los estadounidenses – a muchos de los cuales no les agrada ninguno de los principales candidatos actuales. Y mucho pende de un hilo. El fuerte aumento en el terrorismo islámico solamente se suma a la presión. Esta próxima elección presidencial podría ser la más importante de la historia de nuestro país.

Si solo tuviéramos votantes informados que eligieran a un candidato decente. . . si tan sólo supiéramos nuestra historia un poco mejor. . . si tan sólo nuestra nación no fuera tan sin Dios... aunque sólo fuera. . . ¿que Dios controla las cosas?

Ah, cierto. Él lo hace. A veces me olvido de eso.

En el post de la semana pasada escribí acerca de la evidencia científica que tenemos de que el universo se está expandiendo, que no es infinito, no ha existido siempre. El universo tuvo un punto de partida, y sólo un Ser fuera del espacio y el tiempo (es decir: el universo) podría haber creado el espacio y el tiempo.

Cuando nos preocupamos o nos perdemos en la política, perdemos de vista la grandeza de nuestro Dios.

"El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes" (Daniel 2: 21).

Rock arch under a star-lit sky.

Dios es soberano, Él lo hace perfectamente claro a lo largo de su Palabra. No importa cuántos votantes desinformados vayan a las urnas, es Él quien nombra y depone a los gobernantes de la tierra.

Y ya sea que los gobernantes que nombra sean buenos, gente temerosa de Dios, o déspotas malvados, Sus propósitos nunca se frustran.

El libro de Daniel tiene lugar en Babilonia bajo el reinado de Nabucodonosor. El rey había conquistado Jerusalén y llevado cautivo al pueblo de Dios, los judíos. A Daniel, uno de los mejores jóvenes judíos, se le ordenó a servir en la corte del rey.

En ese momento Babilonia era un imperio mundial, y Nabucodonosor estaba embriagado de su propio prestigio. Era arrogante y despiadado. Amenazó con arrancar miembro a miembro y quemar las casas de cualquiera de sus magos que no pudiera interpretar su sueño. Lanzó a tres hebreos que desobedecieron sus órdenes a un horno de fuego.

Daniel in the lion's den.

Me imagino que la gente bajo su mando vivía aterrorizada y en temor de él. Probablemente creyeron la propaganda que escucharon, tal vez incluso le veneraron como divina.

Uno de los miembros de mi estudio bíblico compara a Nabucodonosor con Kim Jong-Un de Corea del Norte, y uno de los países donde hay misioneros autóctonos asistidos por Christian Aid Mission.

Arrogante y despiadado, Kim Jong-un ordenó la ejecución de su tío, que gobernó al país mientras él era demasiado joven para hacerlo, junto con toda su familia, incluyendo hijos menores de edad, hijas y nietos.

A una edad muy temprana, a los niños de Corea del Norte se les enseña que Kim Jong-Un es un gobernante benévolo y trabajador, a pesar de que la gente se muere de hambre o languidece en campos de trabajos forzados. Pero nadie se atreve a expresar la más leve oposición al régimen, no sea que su cónyuge o uno de sus hijos lo entreguen. Eso sucede con bastante frecuencia.

Un creyente de Corea del Norte, cuyo hijo fue reclutado en el ejército, describe a los soldados, débiles por el hambre, como "un ejército de esqueletos que llevan uniformes".

Kim Jong-Un.

Allí no hay internet, y los televisores y las radios sólo transmiten el canal estatal. De hecho, de acuerdo con el líder de un ministerio de Corea del Norte, se requiere que todos los días todos se sienten delante del televisor entre las 7 y las 8 pm para ser adoctrinados con propaganda.

¿Qué tipo de propaganda? En el 2012 la agencia de noticias estatal de Corea del Norte informó que los arqueólogos del país habían descubierto un nido de unicornios en Pyongyang. El verano pasado la agencia de noticias informó que, bajo la dirección de Kim, el país había desarrollado un medicamento que cura el SIDA, el Ébola, el SARS y el Mers.

Al igual que Nabucodonosor, Kim Jong-un obviamente sufre de delirios de grandeza.

Pero no nos olvidemos de quién está en control.

Dios redujo a Nabucodonosor a una bestia salvaje durante siete años, que comía hierba con el ganado, pero no sin antes advertirle en un sueño, "Con el fin de que conozcan los vivientes que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a los que quiere, y constituye sobre él al más bajo de los hombres".

El sueño se cumplió un año más tarde cuando Nabucodonosor miró su reino y declaró: "¿No es esta Babilonia la grande, que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?"

G.K. Chesterton escribió: "Hablamos de los animales salvajes, pero el hombre es el único animal salvaje... El hombre es salvaje porque él solo, en esta mota de roca llamada tierra, se enfrenta a Dios, sacude el puño, y dice: 'Hago lo quiero porque quiero hacerlo, y es mejor que Dios me deje solo'".

The Korean Peninsula at night.
La península coreana de noche. Corea del Norte está completamente oscuro, el punto brillante es Pyongyang.

Al final de un período de siete años humillantes de vivir como una bestia salvaje, los sentidos de Nabucodonosor fueron restaurados y declaró que Dios "Hace según su voluntad en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra; y no hay quien detenga Su mano... porque todas Sus obras son verdaderas, y Sus caminos justos; y Él puede humillar a los que andan con soberbia".

¿Qué tan fácil sería para Dios humillar a Kim Jong-Un en una manera similar? Tal vez algún día. Pero mientras tanto, a pesar de los mejores esfuerzos de Kim bloqueando al país de toda influencia externa, incluyendo, y especialmente, la verdad del cristianismo, Dios está marchando hacia adelante. Nadie "detendrá Su mano".

William Blake painting of Nebuchadnezzar.
Nabucodonosor, de William Blake, representando al rey durante su ataque de locura.

A partir de la década del 1990, las mujeres de Corea del Norte comenzaron a cruzar la frontera con China a escondidas, con la esperanza de encontrar trabajo para alimentar a sus familias hambrientas. Cientos de miles han entrado a China a lo largo de los años, sólo para ser recibidas por traficantes que las venden a hombres chinos pobres o discapacitados. Algunas se quedan, perdiendo toda esperanza de ver alguna vez a sus familias. Otras son detenidas y enviadas de regreso a Corea del Norte, donde son puestas en uno de los notorios campos de trabajo.

Este fue el destino de una creyente de Corea del Norte, que había quedado embarazada por el chino a quien la habían vendido. Otras cuatro mujeres de Corea del Norte en la misma habitación de detención tomaron veneno cuando supieron que se dirigían a un campo de trabajo.

Asian people in line.

Después de sobrevivir la tortura, los golpes y un posterior aborto involuntario, la mujer fue liberada y se encontró con la líder de un ministerio norcoreano que la condujo a Cristo.

Christian Aid Mission ayuda a este ministerio, que descubrió un grupo de 91 mujeres de Corea del Norte traficadas cerca de la frontera con China. Ellos compartieron el evangelio con esas mujeres y allí surgió una iglesia. En el último año el ministerio ha entrenado a 14 de esas mujeres como misioneras. Desde junio del 2015, en el norte de China se han establecido cinco nuevas iglesias de mujeres de Corea del Norte.

El evangelio está llegando a la gente de Corea del Norte, a pesar de su dictador tiránico.

Y si los propósitos de Dios se van cumpliendo entre el pueblo de esa nación. ¿Podemos confiar en que, no importa a quien Dios crea conveniente nombrar como nuestro próximo presidente, Sus propósitos se llevarán a cabo entre el pueblo de nuestra nación?

Nosotros no tenemos que quedar atrapados en la locura o el pánico. No tenemos que preocuparnos o contener la respiración. Nuestro Dios reina.


Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP