Blog



12 de abril de 2016

A la Sombra de la Pagoda

Por Nancy Charles-Parker

Nancy Charles-Parker ha sido una patrocinadora de Christian Aid Mission por mucho tiempo. Ella viaja por el mundo y a menudo visita los ministerios que ayuda a través de nosotros. Recientemente viajó al sudeste de Asia, donde pasó un tiempo con un ministerio autóctono de Vietnam.

Nancy Charles-Parker en la ciudad de Hoi An, Vietnam Central.
Nancy Charles-Parker en la ciudad de Hoi An, Vietnam Central.

En un café en Vietnam sorbí un tazón de pho mientras un misionero autóctono, el "Pastor J", compartía su historia conmigo de cómo, siendo un adolescente, llegó a la fe en el Dios vivo. Más tarde, en 1975, después de que el Sur cayó al Norte comunista, fue puesto en prisión tres veces por su testimonio evangélico. Durante su primera estancia en prisión, su esposa mantenía a la familia fabricando y vendiendo yogur.

La cantidad de tiempo que el "Pastor J" pasó en prisión no disminuyó su decisión de compartir el evangelio. Por el contrario, tiene un aire de invencibilidad. Me lo imagino pensando: "¿Qué me pueden hacer?".

En febrero visité Camboya, Laos y Vietnam, donde me encontré con el "Pastor J" y un líder de otro ministerio autóctono apoyado por Christian Aid Mission.

El complejo Angkor Wat en Camboya.
El complejo Angkor Wat en Camboya.

Yo quise volver al sudeste asiático, ya que estuve allí en las décadas del 80 y 90. Ahora soy una diplomática retirada y tengo tiempo para viajar al extranjero.

Como patrocinadora por mucho tiempo de Christian Aid Mission, trato de visitar al menos a uno de los ministerios autóctonos que apoyo en cada uno de mis viajes anuales al extranjero. Quiero ver cómo se gasta mi dinero. Francamente me he quedado sorprendida por lo que estos grupos logran con tan poco.

Lo que estos ministerios autóctonos de Nepal, Guatemala, o Vietnam hacen con mis modestas ofrendas me animan a hacer menos paradas en Starbucks para apoyar proyectos adicionales.

Mi aventura comenzó en Camboya, que parecía disfrutar de más libertad religiosa que Laos o Vietnam. Tal vez fueron los terribles campos de matanza en el marco del régimen de Pol Pot que convencieron a los camboyanos de que el budismo, el animismo y el ateísmo no funcionaban. Tal vez fue la oferta de los seguidores de Cristo de ayudar a combatir la trata sexual.

Cerca del conocido complejo Angkor Wat, construido por gobernantes hindúes entre los años 1000 y 1100 DC, hay un pueblo de pescadores pobres en un lago que sube y baja dependiendo de las lluvias. Aquí, donde la gente flota sus casas arriba y abajo del lago para estar cerca de su sustento, la pesca, vi varios signos del compromiso cristiano en la educación. Fuera de la ciudad de Siem Reap vi una escuela primaria cristiana y una estructura que parecía ser una universidad, y que tenía un cartel que proclamaba "Cristo es el Señor".

Casas flotantes en Camboya en una comunidad de pescadores pobres.
Casas flotantes en Camboya en una comunidad de pescadores pobres.

Por el contrario, vi escasa evidencia de testimonio cristiano abierto en el país budista más conservador de Laos. Muchos hombres jóvenes de hogares pobres sirven en templos budistas para obtener una educación. El especialista en informática de Laos que me invitó a cenar había estudiado con un monje durante seis años para aprender inglés.

En Vietnam vi muchos menos templos budistas que en los otros dos países. Según Lonely Planet, Vietnam es uno de los países menos religiosos del mundo.

Y, sin embargo, en la mayoría de las principales ciudades de Vietnam, desde Ho Chi Minh a Hanoi vi grandes y coloridas iglesias católicas. En Ho Chi Minh eran de color amarillo, rosas en Danang, blancas en Hoi An, y grises en Hanoi.

Una iglesia de cuatro pisos con dos grandes cruces retrata engañosamente la libertad religiosa.

Rose-colored Catholic church in Danang, Vietnam
Iglesia Católica de color rosa en Danang, Vietnam.

El gobierno permite de mala gana que las iglesias existentes antes de la guerra de Vietnam funcionen en la actualidad, pero no permite la construcción de nuevas iglesias, especialmente entre los 54 grupos étnicos minoritarios de Vietnam.

Sin embargo, las iglesias caseras informales, al igual que las de la vecina China, están creciendo y extendiéndose.

Estas son las iglesias fundadas por misioneros autóctonos como el "Pastor J". Su compromiso de compartir las Buenas Nuevas en áreas no evangelizadas de este país de 1,600 Km de longitud y 93 millones de habitantes es palpable.

Men's dormitory at Bible college in Vietnam
Dormitorio masculino en un instituto bíblico en Vietnam.

Recorrí los dormitorios de los estudiantes del instituto bíblico iniciado por el ministerio del "Pastor J". Hicieron que mi dormitorio compartido en la universidad y el apartamento en la universidad de post grado parecieran exageradamente grandes en comparación. La residencia de los hombres contiene 16 camas cuchetas con tres camas apiladas. El dormitorio de las mujeres contiene 10 camas cuchetas. Sin lujos, como armarios o escritorios. Sólo camas.

Más estudiantes quieren asistir a esta universidad, pero no pueden hacerlo, ya que está lleno.

Los estudiantes pagan US$ 100 por año para prepararse para ser líderes de iglesias en Vietnam, Camboya y Laos. Dado que la mayoría no pueden pagar esa cuota, la esposa del "Pastor J" recauda fondos para otorgar becas. Por desgracia, la recaudación de fondos de este año no ha sido tan productiva como ella había esperado.

El costo de vida ha aumentado en Vietnam. Con salarios entre US$ 200 y US$ 300 por mes, muchos no pueden permitirse el lujo de estudiar a tiempo completo.

Most Vietnamese families travel by motorcycle, as do the native missionaries supported by Christian Aid Mission
La mayoría de las familias vietnamitas viajan en moto, al igual que los misioneros autóctonos apoyados por Christian Aid Mission.

Algunos de los que se han graduado del instituto bíblico viajan en motocicletas a las tierras altas de Vietnam, donde permanecen en aldeas remotas durante el tiempo permitido por el gobierno, que regula este tipo de cosas, como el tiempo que los extraños tiempo pueden permanecer en los pueblos étnicos.

Además del gobierno hay otros obstáculos para la evangelización de los 54 grupos minoritarios no alcanzados de Vietnam. No se pueden imprimir Biblias legalmente en idiomas étnicos. Otro reto es encontrar individuos capacitados, dispuestos y capaces de dejar su trabajo para ir a esas zonas remotas y subdesarrolladas. Me enteré de que con US$ 5,000 se puede financiar a dos misioneros en motocicleta por un año entero.

Las minorías étnicas de Vietnam siguen siendo el grupo más pobre de ese país. Según el Banco Mundial, el 46% vive en pobreza (comparado con el 8% de la mayoría vietnamita). Los Hmong son los más conocidos de los grupos minoritarios. Los evangelistas consideran a este grupo étnico una puerta de entrada a otros grupos no alcanzados que todavía tienen que escuchar las Buenas Nuevas.

Entre estas personas empobrecidas, Dios se complace en construir Su reino. La mayor parte de los 200,000 protestantes de Vietnam son miembros de grupos étnicos minoritarios.

A la sombra de la pagoda crece una casa espiritual de "piedras vivas", construidas sobre la base inquebrantable de Jesucristo, nuestro Señor.

¡Qué privilegio experimentar algunos de los desafíos y victorias de los misioneros apoyados por Christian Aid Mission en la primera línea de esta obra apasionante!


Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP