Blog

26 de julio de 2016

Tres Increíbles Medios que Dios Usó Para Salvar Personas

Por Brittany Tedesco

 .

Él había estado caminando varias horas por la selva densa para llegar a ellos. Los Chenchu de la India son cazadores-recolectores que viven de la tierra y adoran a una multitud de espíritus dioses. Nunca habían escuchado el evangelio, ni siquiera oído el nombre de Jesucristo.

¿Lo rechazarían? ¿Lo harían con violencia, con lanzas o arcos y flechas?

Él se hacía esas preguntas mientras mantenía la mirada en el suelo del bosque, teniendo cuidado de evitar las rocas y las raíces de los árboles. Lo que vio cuando levantó la cabeza hizo que su corazón se detuviera. A sólo unos pocos metros de distancia, un oso lo miraba a los ojos. Él quedó paralizado. No podía respirar. Sabía que esa era la forma en que todo iba a acabar.

Pero entonces se acordó del propósito de su viaje, y empezó a razonar en silencio con Dios. "Estimado Señor, los Chenchu están al otro lado de este oso. Si Tú ahora tomas mi vida, sé que hoy voy a estar contigo en el paraíso, pero si perdonas mi vida, voy a llevar Tu mensaje a los Chenchu. Haz lo que quieras".

 .
Musicos Miao

De repente oyó chillidos y gritos de guerra y un sonido parecido al sonido de ramas al romperse, y vio como múltiples flechas fatalmente mataban al oso. Alrededor de 30 hombres Chenchu, adoradores de espíritu paganos, habían recibido anteriormente una palabra de Dios de que les iba a enviar un mensajero y debían ir a rescatarlo.

El domingo el líder de un ministerio autóctono de la India de visita contó esta historia en mi iglesia. El hombre que se encontró con el oso era uno de sus misioneros, que trabaja entre tribus no alcanzadas. Él, junto con varios otros misioneros, plantó un testimonio de Cristo entre los Chenchu después de echar fuera demonios y realizar otras señales y maravillas entre ellos.

Me pareció interesante que Dios les dio un mensaje claro a aquellos chenchu, perdidos en la adoración de ídolos. ¡No es que estaban orando a Él, estaban orando a los demonios! No se ajusta a mi paradigma teológico.

Estoy agradecida de que Dios no se limita a mi entendimiento de cómo trabaja. Su amor por los Chenchu, por personas de todas las naciones, significa que Él va a llegar a ellos de una manera que no nos podemos imaginar. He trabajado en Christian Aid Mission el tiempo suficiente como para haber leído miles de historias de todo el mundo, y le puedo decir que Dios es creativo en la forma en que orquesta la salvación de los grupos étnicos que nunca han oído antes el nombre de Jesucristo.

 .
Samuel Pollard

Christian Aid Mission apoya a un centro de capacitación bíblica en China que nutre a cristianos de ocho grupos étnicos diferentes, uno de los cuales es el Miao.

Los Miao tienen un trasfondo muy interesante. Un misionero británico, Samuel Pollard, fue enviado a la provincia de Yunnan, y en 1904 comenzó a trabajar entre los Miao. Ellos no tenían un lenguaje escrito, por lo que Samuel trabajó para crear lo que ahora se conoce como el guion Pollard. En lugar de tratar de alterar un lenguaje existente para adaptarlo a los Miao, en honor a ellos decidió desarrollar un guion (una secuencia de comandos) para capturar los tonos únicos de su lenguaje hablado. Eso dio lugar a un guion que coloca la vocal de cada sílaba por encima o por debajo de la consonante para indicar el tono.

Samuel no trató de predecir el resultado de su trabajo; su diario indica que ni siquiera estaba seguro de tener éxito en la creación de un guion viable. Solamente trabajó metódicamente y con diligencia, hasta que terminó.

Se debe haber sorprendido por el impresionante número de miaos que vinieron de cerca y de lejos para tomar ese guion y aprender cómo leerlo. Todas las habitaciones de su casa estaban llenas de miaos con ganas de aprender a leer.

Junto con otro misionero, Pollard les enseñó a leer y a escribir y llevó a decenas de miles de miaos a Cristo. Bautizó a 10,000 de ellos.

 .
Pollard (derecha) con maestros Miao.

La respuesta sorprendente al guion de Pollard se deriva de una leyenda de los Miao. Según "Las Religiones y los Misioneros en todo el Pacífico, 1500-1900", los Miao había pasado una historia a través de las generaciones de que sus antepasados antiguamente tenían libros en su idioma, pero los habían perdido en un río.

En 1917 el guion de Pollard se utilizó para imprimir el Nuevo Testamento en el idioma Miao. Los Miao, que ahora sabían leer y escribir, lo devoraron con avidez. Algunos caminaron durante días para obtener una copia.

Dios usó una leyenda tribal, transmitida a través de generaciones, para preparar los corazones de los Miao para la salvación.

¿Sabe usted qué más está usando Él para llevar a la gente a Sí mismo?

Las palabras de un falso profeta.

Es posible que haya oído hablar sobre el fenómeno generalizado de los musulmanes, que viven en países que no tienen acceso al evangelio, que tienen sueños en los que Jesucristo se les aparece. Los investigadores han descubierto que la mayoría de los nuevos cristianos de origen islámico en el Medio Oriente, África y Asia han tenido un sueño o visión de Cristo.

Nabeel Qureshi, que ahora trabaja con el Ministerio Internacional Rabí Zacarías, una vez fue un musulmán devoto que defendió fervientemente la religión que le fue enseñada por sus queridos padres pakistaníes. Él es sólo uno de los muchos musulmanes que, a través de sueños, se convenció de la verdad del evangelio.

Después de hacerse amigo de un apologista cristiano en la universidad, Qureshi comenzó a cuestionar el Islam. Lo que siguió fue una serie de tres sueños y una visión, en la que el cristianismo se reveló como verdad y el Islam como una mentira.

La razón de que los sueños son tan importantes para los musulmanes es porque es la única forma en que pueden conectarse con Dios, o más bien, con su versión de Dios (Alá), que se describe en el Corán como impersonal e incognoscible.

 .
En la Noche de Poder los musulmanes devotos esperan ansiosos la bendición de Alá.

En la tradición islámica, dice Qureshi, Mahoma enseñó que "los sueños de los fieles son proféticos".

Muchos cristianos han comenzado a orar fervientemente por los musulmanes durante el mes de Ramadán, y específicamente en la "Noche de Poder", que se celebra en la noche 27 del Ramadán. En la Noche de Poder, los musulmanes devotos oran toda la noche, en la creencia de que esa noche Alá está más atento, y es más probable que los bendiga y perdone. También se enseña que en esa noche los ángeles visitan la tierra.

Es una noche en la que muchos musulmanes, tal vez como resultado de las oraciones de los santos, han recibido sueños y visiones de Jesucristo.

He oído hablar de lo injusto que es que algunos grupos étnicos de este mundo nunca han tenido la oportunidad de escuchar el evangelio, como si Dios fuera parcial a nosotros los occidentales y no a una tribu primitiva en una isla remota. Pero, como la Biblia nos dice, Dios no hace acepción de personas. Él nos ha dicho específicamente que el fin no vendrá hasta que todas las naciones ("etnia" en el griego, significa un grupo de personas) hayan escuchado el evangelio (Mateo 24:14).

Mientras tanto, Christian Aid Mission sigue trabajando para establecer un testimonio de Cristo entre medio de toda lengua, tribu y nación... hasta que Él regrese.

Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP