Blog

22 de noviembre de 2016

La Verdadera Acción de Gracias Incluye a Nuestros Enemigos

Por Brittany Tedesco

Cada semana me reúno con una amiga para compartir una comida, abrir la Palabra y orar. Sin embargo, me avergüenza decir que con demasiada frecuencia durante la comida nos dedicamos a criticar a los demás.

Esta práctica es completamente incompatible con la gratitud. ¿Cómo podemos por un lado agradecer a Dios por Su bondad hacia nosotros y a la vez criticar a las mismas personas que Él ha traído a nuestras vidas?

Guinea pigs eating.

Lo hacemos muy fácilmente. Pero no podemos tener corazones genuinamente agradecidos al Señor y a la vez albergar mala voluntad hacia personas que son, o que creemos que son, nuestros enemigos.

Jesucristo nos proveyó un remedio contra ese tipo de hipocresía. Él nos dijo que oremos por nuestros enemigos (Mateo 5:44). También nos dijo que los bendijéramos.

¿Alguien lo trata mal? ¿Se aprovecha de usted? ¿Trata de dañarlo?

¿El pensamiento de orar bendiciéndolos le parece desagradable? Me parece a mí. Preferiría mucho más hablar mal de ellos con una amiga entre bocados de ensalada.

Una vez más, no hay nada como unos cuantos informes de misioneros autóctonos en el extranjero para tener una mejor perspectiva.

Metal-roofed hut.

Uno de los ministerios que Christian Aid Mission ayuda en Myanmar (Birmania) envió un informe que contiene el relato de una pareja que trabaja con ellos fundando iglesias. Anteriormente budista, esta pareja escuchó el evangelio y aceptó a Cristo mientras estaba en Tailandia, donde continuaron viviendo durante varios años para ahorrar el dinero suficiente para comprar un terreno para fundar una iglesia en su pueblo de Myanmar.

Ellos enviaron el dinero a sus familiares con instrucciones para comprar un terreno. Sin embargo, cuando regresaron a Myanmar, sus familiares se negaron a darles la propiedad, relegándolos a una pequeña esquina, donde la pareja vive en una vivienda temporal. Su familia les dijo que no debían recibir visitas cristianas ni organizar cultos en su casa.

"Cuando sus familiares nos vieron visitarlos en su casa, los reprendieron y amenazaron con expulsarlos", escribió el líder del ministerio. "A veces colgaban un cartel que decía: 'Esta casa está en venta'. Así que dejamos de visitar su casa, los ojos de todos los aldeanos están sobre ellos, a menudo acusándolos falsamente".

El líder escribió que la pareja tiene la intención de quedarse en su casa, orando que Dios provea otro terreno para una iglesia.

People praying in front of hut.

Otro informe de Filipinas nos habla de ex musulmanes que han aceptado a Cristo como Salvador. Ellos se reunen para no atraer la atención de los musulmanes hostiles que quemaron su iglesia, así que van como familias individuales a la casa de su pastor, que predica el mismo mensaje a cada familia que lo visita a lo largo del día.

En ambos casos, los cristianos no atacan ni huyen. Permanecen donde están, mientras oran por sus enemigos, por corazones cambiados y por un avance del Señor.

¿Por qué es mucho más fácil para mí hablar mal de mis enemigos que orar que sus corazones sean cambiados? Tres palabras: Falta de fe. Cuando pienso en ciertas personas, tengo una actitud fatalista. Ni siquiera puedo imaginar que sus corazones puedan ser cambiados. Subconscientemente creo que es demasiado difícil aun para Dios, aunque yo esté en el negocio de cambiar los corazones de las personas (ver post anterior).

Portrait of Abe Lincoln.

Durante la Guerra Civil, el presidente Abraham Lincoln fue acusado por sus críticos de ser demasiado amable con los rebeldes del sur. Después de todo, eran los enemigos, y Lincoln debía destruir al enemigo. Su respuesta: "Yo destruyo a mis enemigos cuando los convierto en amigos".

Permítame compartir un informe del líder de un ministerio autóctono de la India.

El líder de este ministerio conoció a un hombre que trabajaba en Mumbai en la industria del cine, para Fox, y lo llevó a Cristo. El hombre iba de casa en casa (y de mezquita en mezquita) compartiendo el evangelio. ¡Él colocó Biblias y la película Jesús en 800 mezquitas! En los últimos 10 años, este actor convertido en evangelista ha guiado a 900 personas al Señor y capacitado a más de 40 líderes que sirven en sus respectivos pueblos y ciudades.

Cuando el evangelista conoció a un hombre que estaba enfermo con grandes cuentas de hospital, oró por él y el hombre recibió sanidad. "Todo el clan creyó en Jesús, y se reúne todos los viernes para adorarlo", dice el informe. "Como todo el clan ha recibido a Jesús, no hay mucha persecución de parte de la comunidad".

Interesante. Enemigos que se convirtieron en amigos.

Hay una razón por la que el Señor nos instruyó a orar por aquellos que "nos usan maliciosamente" y a "bendecir a los que nos maldicen" y a "hacer el bien a los que nos odian".

Hands holding acorns.

No es sólo para su bien. Es para nuestro bien.

No sólo tiene el poder de cambiar las circunstancias, sino que fomenta una autenticidad en nuestra vida cristiana.

"De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así ", Santiago 3:10.

La verdadera acción de gracias a Dios comienza con la comprensión de Su gracia hacia nosotros, cuando éramos Sus enemigos y luego extendiendo esa gracia a nuestros enemigos.

Más bendición, menos maldición.

Más gratitud, menos hipocresía.

Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP