Blog

29 de noviembre de 2016

A Qué se Parece la Verdadera Libertad

Por Brittany Tedesco

Vi las imágenes, y fue bastante impactante. Nuestro Director de Desarrollo estuvo visitando un ministerio autóctono que ayudamos en Israel. Él y varios otros condujeron por una calle de Tel Aviv, conocida por los drogadictos que viven allí. Figuras escuálidas tropezaban por las aceras. Un hombre clavó una aguja en el brazo de otro hombre sin siquiera tratar de esconderlo. Caras demacradas miraban fijamente la cámara a través de las ventanillas del automóvil.

Israeli missionary ministering to a drug addict.
Ministrando a un drogadicto en las calles de Tel Aviv, Israel.

En su famoso "Infierno", Dante describió lo que imaginaba que sería el infierno. En el poema, en las puertas del infierno están inscritas las palabras: "Abandonad toda esperanza, vosotros que entráis aquí".

Esa calle de Tel Aviv es el infierno en la tierra. Pero la esperanza no ha abandonado a las personas que la transitan.

Como un rayo de luz del cielo, los misioneros autóctonos que ayudamos descienden y rescatan a esas personas. Literalmente, conducen una furgoneta a ese lugar y ofrecen llevar a los drogadictos, los alcohólicos, las prostitutas y los sin techo a un refugio para una segunda oportunidad en la vida.

Durante los últimos 12 años, ese ministerio ha ayudado a miles de personas a través de sus 16 centros de rehabilitación. Más de 400 ex adictos ahora son miembros de la iglesia, cien son misioneros, doce son pastores y 30 se han graduado de institutos bíblicos.

El año pasado, debido a la generosidad de un patrocinador de Christian Aid Mission, se abrió un café para personas sin hogar, donde pueden recibir comidas gratis, ropa y artículos de cuidado personal junto con apoyo espiritual y emocional. En menos de un año, aproximadamente 2,000 personas han visitado la cafetería. Diez están completando el programa de rehabilitación del ministerio, siete aceptaron a Cristo como Salvador y dos están en un instituto bíblico.

Aunque la población evangélica de Israel es terriblemente baja, alrededor del 0.3%, este ministerio está ganando almas con su estrategia no convencional. De hecho, la mayor parte de las iglesias caseras del ministerio fueron establecidas por ex drogadictos, que ahora son "piedras vivas" en el reino de Dios.

Homeless people eating in a café.
Un café para personas sin hogar en Tel Aviv.

Algunas personas podrían mirar a esa calle en Tel Aviv y preguntarse: "¿Dónde está Dios?"... ¿y por qué permite que ese lugar infernal exista?

La respuesta corta es: El pecado corrompe. Lo afecta no sólo a usted, sino a los que le rodean. Tiene un efecto de ondulación; esparce muerte y destrucción. Aquellos en posiciones de autoridad tienen el poder de afectar exponencialmente a otros con su pecado.

Pero Jesucristo eleva el estatus de las personas, les trae dignidad, liberándolas de las cadenas del pecado.

"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32).

Mientras estuvo en la tierra, Jesús dejó en claro que Él vino a liberar a los cautivos (Lucas 4: 18-19). Como Su Cuerpo, estamos llamados a hacer lo mismo.

Considere este informe de un ministerio que asistimos en Turquía que está ayudando a los refugiados sirios:

"La semana pasada leí en las noticias turcas que algunos policías turcos atacaron un club nocturno: En una hora arrestaron a 56 prostitutas sirias. Ellas habían huido de los combates en Siria pero estaban dejando que los hombres destruyeran sus almas y sus cuerpos sólo por un poco de dinero. Agradecemos que ninguna de esas mujeres vino de las áreas donde proveemos comida y el mensaje del evangelio, así que vuestra generosidad está afectando sus necesidades físicas y su honor".

Turkish missionaries distributing supplies to Syrian refugees.
Un ministerio asistido por Christian Aid Mission en Turquía ayuda a los refugiados sirios.

El evangelio trae dignidad; sus ofrendas traen el evangelio a los que necesitan esperanza.

El informe continúa:

"Una de esas queridas mujeres que se había prostituido para sobrevivir vino a nuestra iglesia. Para cuidar a su hija de 15 años y pagar el alquiler, tuvo que prostituirse contra su voluntad. Algunos hombres trataron de prostituir a su hija y ambas corrieron a la iglesia por protección. Por meses las damas de nuestra iglesia la ayudaron a salir adelante, dándole dinero y comida, y la invitaron a los estudios bíblicos. Le mostraron el amor de Dios por ella y le hicieron saber cuánto la amaba Dios. Fue un MILAGRO, pues después de cuatro meses esta dama aceptó a Cristo, y hace un mes le encontramos trabajo en un restaurante como lavavajillas, así que ya no necesita nuestra ayuda económica".

Christian Aid Mission ayuda a ministerios autóctonos de todo el mundo, específicamente en áreas de pobreza... donde los efectos del pecado son un poco más evidentes que en áreas donde la gente está prosperando.

Con su apoyo, estos ministerios comienzan proyectos generadores de ingresos, centros de formación vocacional o de alfabetización y programas de rehabilitación como formas de ofrecer libertad a las personas que sólo han conocido la opresión.

Debido a su cultura islámica, Egipto es un lugar donde las mujeres están muy oprimidas. Asistimos a un ministerio autóctono que ofrece lo que ellos llaman "Escuelas de la Vida" para aquellos que carecen de habilidades básicas como leer y escribir.

Egyptian women in front of whiteboard.
Aprendiendo habilidades en una "Escuela de la Vida" en Egipto.

María, una viuda de 48 años de edad con cuatro hijos, le dijo a este ministerio que asistió a una de sus Escuelas de la Vida porque: "Yo soñaba con aprender a leer y escribir, y no quería sentirme menos que la gente educada. Antes de entrar en la clase ni siquiera sabía cómo sostener un lápiz... pero ahora puedo leer y escribir mi nombre completo. La última vez que estuve en el banco el oficial me trajo tinta para que usara un sello, pero le dije que iba a firmar, así que firmé todos los papeles y él estaba muy sorprendido. Me sentí feliz y muy orgullosa de mí misma".

Jesucristo no promete a Sus seguidores ni riqueza ni una vida fácil, pero promete liberarnos de las cadenas del pecado y la muerte.

"Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna" (Romanos 6:22).

Gracias por ayudarnos a ofrecer libertad y vida a los que todavía están en tinieblas, y a construir el Reino de Dios con las "piedras vivas" de las almas redimidas.

Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP