Blog

31 de enero de 2017

Dejemos de Inventar Maneras de Servir a Dios

Por Brittany Tedesco

Guatemalan children.

En junio del 2015 escribí un post sobre Piedras Vivas, un ministerio en Guatemala apoyado por Christian Aid Mission. En 1997 Humberto y Martha Chávez* comenzaron un ministerio entre niños en el barrio pobre de Guajitos de la Ciudad de Guatemala, uno de los lugares más peligrosos del planeta.

Desde entonces el ministerio ha florecido en algo que nadie hubiera podido predecir.

Christian Aid Mission comenzó a apoyar a este ministerio en el 2001, y a lo largo de los años usted los ha ayudado a crecer. Recientemente, usted proveyó una respuesta enorme a la oración.

Pero déjeme volver atrás.

La Ciudad de Guatemala es uno de los peores lugares en la tierra para ser un niño. La mayoría de los niños son descuidados o maltratados por sus padres, lo que lleva a muchos a unirse a pandillas que paralizan la seguridad y la economía del país. En el mejor de los casos, los niños generalmente son vistos como un inconveniente, un futuro ladrón, y en el peor de los casos, como un asesino.

Guatemalan woman and child.

La edad media en que un niño es iniciado en una pandilla es entre 14 y 15 años de edad. Muchos crecerán para ser ladrones y asesinos.

Nadie estaba pensando en ministrar a los niños aquí. Nadie, excepto Dios.

Aunque él también creció como un niño abandonado y maltratado en Guatemala, Humberto Chávez no tenía ninguna inclinación de comenzar un ministerio entre niños.

Después de huir de un hogar abusivo a los 7 años, Chávez vivió en la calle hasta los 14 años.

Cover to Experiencing God.

La tía de Chávez lo aceptó con la condición de que asistiera a su iglesia. Allí es donde se encontró con el Señor. Después de asistir a un instituto bíblico, pasó los siguientes 30 años de su vida pastoreando iglesias.

Chávez se habría contentado con pastorear iglesias por el resto de su vida, excepto que Dios tenía otros planes para él.

En mi adolescencia completé el libro estudio de Henry Blackaby "Experimentando a Dios" como una nueva creyente en Cristo. "Experimentando a Dios" es una maravillosa introducción a cómo Dios nos habla y dirige nuestras vidas.

Ahora, muchos años después, lo estoy completando de nuevo. Y encuentro que las lecciones que creí que ahora serían mucho más simples para mí, como una cristiana más experimentada, todavía son profundamente desafiantes.

¿Por qué? Porque quita el énfasis de nosotros mismos y lo que pensamos que nos gustaría hacer por Dios, y pone el énfasis en Dios y lo que Él quiere hacer a través de nuestras vidas.

Guatemalan children raising hands.

Con tanta frecuencia soñamos con lo que nos gustaría hacer por Dios, y luego le pedimos que lo bendiga. Pero Dios no está sentado esperando que tengamos ideas geniales para que Él pueda hacer algo en la tierra.

Dios ya sabe lo que quiere lograr. Y si esperamos y escuchamos Su voz, Él nos llamará para unirnos a Él en esa obra.

Dios llamó a Chávez a ministrar a los niños incluso antes de que él estuviera listo para ese ministerio.

Un creyente profetizó que él sería "el padre de muchos hijos". Chávez no quería ministrar a los niños, estaba contento ministrar a adultos.

"El Señor cambió mi mente y mi corazón", dijo Chávez. "Y puso amor en mi corazón por los niños."

Finalmente Chávez y su esposa, que ya se sentían llamados al ministerio entre niños, comenzaron a compartir del amor de Cristo con los pequeños en el barrio pobre de Guajitos. Ellos les proveían comidas calientes, tutoría después de la escuela, actividades recreativas, lecciones bíblicas y muchos abrazos.

Guatemalan youth carrying supplies to new building.
Jóvenes traen materiales para la renovación del nuevo edificio, comprado con ofrendas de los patrocinadores de Christian Aid Mission.

La profecía se cumplió. Chávez se ha convertido en el padre espiritual de muchos niños. Cuando escribí sobre el ministerio en junio del 2015, más de 1,000 niños ya habían participado en los programas del ministerio, y ninguno de ellos se ha unido a una pandilla.

Este abundante fruto resultó de un hombre que dejó de lado su propia agenda para seguir a Dios.

"Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor" (Mateo 25:21).

En abril del 2016, debido a las ofrendas que usted envió, los Chávez compraron un edificio con espacio para el doble de niños que los que podían acomodar en su antiguo centro.

Una madre cuyo hijo asiste al programa después de clases del ministerio en el nuevo edificio escribió: "Como una madre soltera sin el ejemplo de un padre en la casa, he podido ver que, a través de su ministerio, mi hijo está aprendiendo que tiene un Padre celestial que cuida de él en todo momento. Gracias por todo su amor y cuidado por mi hijo. Sé que en este lugar mi hijo está a salvo en todo momento y no está en las calles donde el crimen y las drogas son desenfrenados".

Guatemalan girl smiling.

El ministerio condujo una Escuela Bíblica de Vacaciones de cinco días en su nuevo edificio para 125 niños, y 46 de ellos aceptaron a Cristo como Salvador. "Ahora los estamos discipulando en los caminos del Señor", escribió Chávez.

Al igual que Chávez, los otros misioneros del ministerio entienden que el ministerio que están haciendo es obra de Dios, no suya. Dios lo originó, y Él lo sostiene.

Un misionero dijo: "Yo sólo soy un canal, sólo soy un siervo de Dios. Estamos haciendo exactamente lo que Dios nos pide que hagamos... No tengo la capacidad de cambiar sus corazones, pero sí confío en que la Palabra de Dios realmente cambia a la gente. Cambia sus corazones y visiones del mundo, sus perspectivas".

Que Dios también cambie nuestros corazones, para que dejemos de inventar maneras de servirle, y comencemos a unirnos a Él en la obra que Él ya está haciendo.

* Nombres cambiados por seguridad.

Email this page Print this page
Commentarios
Myriam - 24 de febrero de 2017
Tremendo testimonio, Dios bendiga a los hnos Chaves. Orsremos por su ministerio.


Ingles
SC: WEBCAMSP