Noticias e Historias de las Misiones

En construcción

Anunciando las Buenas Noticias en Kirguistán

21 de agosto de 2012

Native missionaries leading open air evangelism meeting in Kyrgyzstan

Kirguistán es un país montañoso del centro de Asia sin salida al mar. Antes parte de la Unión Soviética. Kirguistán tiene el PIB (Producto Interno Bruto) más bajo de cualquier país del Asia Central. La mayor parte de su población vive en zonas rurales y se dedica a la agricultura.

Misión Buenas Nuevas (Good News Mission) de Kirguistán se preocupa por los distintos grupos étnicos que viven en su país, especialmente los jóvenes.

Una de las mayores dificultades que enfrenta GNM es el prejuicio que la mayoría de los habitantes tiene hacia el cristianismo. GNM informa que el ministerio a los niños puede ayudar a superar este prejuicio, ya que su apertura al evangelio ayuda a entablar relaciones con los padres. Con este fin, GNM ha organizado cuatro escuelas cristianas para niños.

En mayo Misión Buenas Nuevas llevó cabo una campaña de evangelización entre los diversos pueblos de Kirguistán. En un pueblo, el ministerio atrajo a más de 150 personas. Después del evento mucha gente pidió a los misioneros que oraran por ellos. Este fue un cambio alentador con respecto al año anterior, cuando algunos alborotadores cortaron la carpa donde se realizaban las reuniones. En el mismo mes, los misioneros GNM viajaron a un pueblo situado en las montañas. Ellos compartieron al Señor a través de la predicación, obras de teatro y testimonios de creyentes. La gente estaba intrigada y abierta al seguimiento. Más tarde, en julio, los misioneros regresaron y se centraron en los jóvenes y niños a través de reuniones organizadas en el parque de la ciudad. Cada semana, los misioneros GNM se reúnen con varios creyentes de los alrededores, en su mayoría adultos jóvenes.

Native villagers sitting

En agosto, en el verano, GNM planea realizar otra campaña de evangelización en las montañas. A diferencia de muchos otros países de Asia central, Kirguistán ha sido muy tolerante con los cristianos. Esto se debe, al menos en parte, a la cultura del Islam en el pueblo kirguís. A pesar de ser musulmanes, ellos están muy influenciados por las costumbres tribales chamanísticas tradicionales, y por lo tanto son más tolerantes con otros sistemas religiosos. Sin embargo, recientemente se ha producido un mayor impulso por parte del Estado para fomentar el crecimiento del Islam. Misión Buenas Nuevas continúa sus esfuerzos para llevar el Evangelio a todos los pueblos de Kirguistán, pero necesitan nuestro apoyo en sus esfuerzos para llevar la buena noticia del Evangelio a los no alcanzados.

Email this page Print this page