Noticias e Historias de las Misiones

Informe de un ministerio en Alepo, Siria

15 de enero de 2013

Alepo, la ciudad más grande de Siria, ha sido disputada por todos los lados de la guerra civil. Grandes minorías de cristianos árabes, sirios, asirios y armenios viven en Alepo. A veces la vida en Alepo es bastante tranquila, pero ahora, todos viven bajo una gran tensión. La electricidad está disponible sólo una o dos horas al día. La refrigeración, las comunicaciones regulares y las actividades comerciales son imposibles. Incluso cosas simples como el pan, cuando está disponible, cuesta 12 veces más que antes de la revolución. La inflación ha hecho que los precios subieran, en especial el combustible para la calefacción, indispensable ahora que es invierno.

Aunque las estructuras sociales se han derrumbado, los cristianos, como el cuerpo de Cristo, se mantienen juntos gracias a que los pastores y obreros les proporcionan ayuda y fortaleza espiritual. Aunque todo en la sociedad que rodea a los creyentes parece no tener esperanza, ellos siguen fieles basando su esperanza y consolación en Cristo.

Los cristianos rara vez salen de sus casas o barrios por temor a secuestradores, francotiradores y fuego de mortero. La mayoría de los barrios históricos e industriales, donde los cristianos trabajaban antes de la guerra civil que comenzó en octubre, se derrumbaron durante el conflicto.

Los cristianos han sufrido ataques deliberados contra edificios de las iglesias. Más iglesias e instituciones cristianas han sido destruidas en los últimos dos meses que en los últimos 100 años, terminando así la paz relativa que las comunidades cristianas disfrutaban antes de la guerra civil. Los líderes de los ministerios locales informan que el ejército rebelde está reorganizando las ciudades de los alrededores bajo la ley Sharia. Los recién nombrado "emires", o "príncipes " son los nuevos líderes que controlan las ciudades suburbanas y periféricas de la misma manera en que el talibán lo hacía en Pakistán y Afganistán.

La lucha ha cobrado un precio alto en muchos sentidos. Un líder cristiano dijo: "Estoy muy preocupado por mi hijo. Al igual que todos los niños de aquí, está recibiendo una gran educación en la violencia, el aprendizaje de las armas y como matar. Él está escuchando y viendo las decapitaciones. Estoy muy triste”.

Durante los combates los líderes cristianos de la comunidad se concentran principalmente en la distribución de ayuda y en servicios como el asesoramiento, la evangelización y la adoración. Christian Aid está recibiendo y enviando ayuda financiera para los misioneros autóctonos que prestan asistencia a las comunidades cristianas de Siria. Esos fondos permiten que los ministerios puedan comprar garrafas de gas para cocinar, pagar las facturas de electricidad, comprar alimentos y medicinas necesarias, etc. Cuando es posible, los cristianos comparten el evangelio con los que no tienen esperanza en Cristo.

Los creyentes en Alepo encuentran consuelo sabiendo que los cristianos de todo el mundo están orando por ellos.

Cuatro motivos de oración:

  • Oremos por los creyentes de Alepo y del resto de Siria. Ellos necesitan el consuelo, la fuerza y la audacia de Dios.
  • Ore por los no creyentes que también se encuentran atrapados en medio de los combates, pero no tienen esperanza en Cristo. Oremos por los creyentes locales que comparten a Cristo.
  • Proporcione ayuda para los creyentes de Alepo y Siria. Las contribuciones pueden ser enviadas a Christian Aid Mission.
  • Ore por los que han huido a Jordania, Líbano, Turquía, Irak, Egipto y Europa. Ore para que ellos encuentren a Jesucristo.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP