Noticias e Historias de las Misiones

Tormenta de Fuego en Pakistán

14 de marzo de 2013

Christian Aid Mission envío ayuda de emergencia para las familias desplazadas cuyas viviendas y negocios fueron incendiados este fin de semana pasado por una turba de musulmanes en Lahore, Pakistán.

Cientos de cristianos perdieron sus hogares a raíz de los disturbios de ese sábado. Al día siguiente del ataque, con la asistencia de Christian Aid, un ministerio local de fundación de iglesias entregó personalmente a las víctimas paquetes de alimentos y agua. Christian Aid envió fondos para el ministerio el martes pasado, pero se necesita mucho más para ayudar a los hombres, mujeres y niños que han perdido todo.

El 9 de marzo, unos 3.000 musulmanes comenzaron un alboroto en José Colony, prendiendo fuego a todo hogar y negocio cristiano de la comunidad. Más de 100 viviendas, más de una docena de tiendas, y dos iglesias fueron destruidas en la carnicería. No se reportaron heridos o muertos.

Los disturbios surgieron a principios de la semana a raíz de una discusión entre dos amigos, uno cristiano y otro musulmán, el segundo acusando al primero de hacer comentarios despectivos sobre el profeta Mahoma.

El cristiano fue arrestado y acusado de blasfemia, un delito que conlleva la pena de muerte en Pakistán. En cuanto se corrió la voz del incidente, los musulmanes enfurecidos dirigieron su furia sobre todo Joseph Colony, un enclave cristiano nominal donde viven el acusado y su familia. La mayoría de los residentes ya habían huido cuando los manifestantes comenzaron a moverse en forma sistemática en el barrio, quemando de todos los edificios que pertenecían a cristianos y dejando los hogares de musulmanes intactos.

Nuestro director de la división del Sur de Asia ha estado casi a diario en contacto con el ministerio paquistaní local. El martes, el líder envió por correo electrónico fotografías de la destrucción y envió un mensaje urgente diciendo: "La comunidad cristiana aquí está en extrema necesidad de oración."

El escribió, "Los cristianos recibieron la advertencia de irse de sus casas o ser quemados vivos. Ellos se asustaron y se fueron, viendo cómo sus casas eran saqueadas y quemadas por la turba sin escrúpulos. La policía local se limitó a observar en silencio. Todo el barrio se convirtió en un montón de escombros. En unas pocas horas sólo quedaron cenizas, mientras la policía local observaba. Más de 120 familias quedaron sin hogar y están sentadas a la intemperie".

Cada día los cristianos de Pakistán, India y otros países del sur de Asia son asesinados a causa del evangelio. En este caso, sin embargo, la erupción de violencia no fue el resultado de cristianos haciendo proselitismo o reuniéndose para el culto.

La especulación persiste que este ataque a gran escala fue impulsado más por beneficios políticos y económicos que por motivaciones religiosas. Las autoridades están investigando si los empresarios extremistas musulmanes de la zona utilizaron el delito de blasfemia como un pretexto, instigando la violencia contra el barrio cristiano para apoderarse su tierra y convertirla en un distrito comercial.

Los cristianos de Pakistán elevaron su propia protesta airada y pidieron que el gobierno proporcione la misma protección para todos sus ciudadanos.

Un incidente similar con resultados más trágicos tuvo lugar en 2009 en Pakistán en el pueblo de Gojra. Allí se difundió el rumor de que cristianos habían arrancado y pisoteado varias páginas del Corán como parte de una ceremonia de boda en la comunidad. Los musulmanes radicales respondieron incendiando la sección cristiana de Gojra, matando a ocho personas y destruyendo más de 70 hogares. El gobierno paquistaní dijo más tarde que el rumor había sido infundado y se comprometió a ayudar a reconstruir las casas.

"Para aquellos que vivimos en el mundo occidental es difícil comprender lo que significa ser perseguido a causa de llevar el nombre de Cristo", dijo el director de la división del Sur de Asia. "Nosotros tenemos libertad para ejercer nuestra fe, pero la mayoría de nuestros hermanos y hermanas en el mundo carecen de ella".

Después del incidente, Christian Aid trabajó con un ministerio de Gojra para proporcionar baúles y maletas para que las familias afectadas pudieran guardar las pocas pertenencias que recuperaron.

También respondió en octubre de 2005 cuando un terremoto de grado 7,6 de magnitud mató a casi 75.000 personas. Christian Aid suministró fondos para que un ministerio reconstruyera 300 casas pequeñas en la región montañosa de Cachemira.

Mientras comienzan los esfuerzos de reconstrucción en José Colony, Christian Aid tiene la oportunidad de ayudar a estas familias a través un ministerio al que está apoyando en Lahore. Las necesidades más inmediatas son alimentos y agua. Para una familia típica pakistaní, los suministros de emergencia de una semana cuestan aproximadamente US$ 100.

Motivos de oración:

  • Por los cristianos de Joseph Colony, para que sean alentados por las oraciones y el apoyo de sus hermanos y hermanas de todo el mundo.
  • Que los cristianos no tomen represalias y aprovechen esta oportunidad para mostrar el amor de Cristo a sus enemigos.
  • Que las autoridades de Pakistán deroguen las leyes sobre blasfemia que se utilizan a menudo como un medio de venganza para resolver conflictos personales.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP