Noticias e Historias de las Misiones

La minoría olvidada de Palestina

22 de marzo de 2013

A pesar que enfrentan muchas dificultades, los creyentes palestinos desean ser una luz para Cristo y reciben fuerzas adorando juntos.

Durante su visita a Israel, el presidente de EE.UU. Barack Obama pidió la creación de un Estado palestino independiente para que los árabes vivieran pacíficamente lado a lado con el Estado judío de Israel. Pero un grupo faltaba en la ecuación.

¿Qué pasa con los cristianos árabes que viven en Palestina?

Cuando Hamas, el grupo radical musulmán en poder en la Franja de Gaza, dispara un cohete hacia Israel, de inmediato la noticia aparece en la prensa internacional. O cuando los israelíes expanden los asentamientos judíos más profundamente en Cisjordania. Pero los cristianos son los que a menudo quedan atrapados en el fuego cruzado.

Desde hace mucho tiempo las hostilidades entre las dos partes afectan dramáticamente la vida cotidiana. Debido a la constante amenaza del terrorismo, los viajes se ven obstaculizados por los puestos de control israelíes. A veces los caminos se cierran indefinidamente y, sin importar si son musulmanes o cristianos, a las personas no se les permite regresar a sus hogares o a sus lugares de trabajo.

Unos 3.000 cristianos viven en Gaza, una minoría muy pequeña en comparación con los 1,7 millones de musulmanes que residen allí.

Aunque los cristianos palestinos enfrentan muchas dificultades, la buena noticia es que pueden reunirse para el culto público. La presencia física de una iglesia trae consuelo a los creyentes y proporciona una puerta abierta a los que buscan el Evangelio.

Por varios años Christian Aid Mission ha ayudado a una iglesia evangélica en la ciudad de Gaza y a otro ministerio en la zona.

"Estos cristianos tienen una determinación increíble de ser una luz para Jesucristo dentro de Gaza", dijo un portavoz de Christian Aid. "Ellos tienen un gran amor por Dios y por sus hermanos palestinos."

"Realmente aprecio su audacia de ser el cuerpo de Cristo en tan difíciles circunstancias. Son vulnerables, pero no se amedrentan. Estos son los verdaderos héroes de la fe", dijo.

Y la iglesia está creciendo. Además de los servicios regulares de adoración, ellos tienen reuniones de escuela dominical para niños los viernes, cuando las escuelas públicas están cerradas. Cada semana asisten entre 20 y 30 niños. Un nuevo ministerio para la juventud atrajo 40 jóvenes en el último encuentro.

La congregación también opera un programa de alimentación para los necesitados y dirige una clínica médica bajo la supervisión de un médico jubilado.

El programa más singular, sin embargo, es la biblioteca pública que la iglesia ha proporcionado para la comunidad durante los últimos 43 años. Conocida como el Centro de Cultura y de Luz, esta fue la primera biblioteca pública en la Franja de Gaza. Las instalaciones están abiertas a todo el mundo, aunque para sacar libros hay que ser miembro. Los recursos que ofrece son especialmente útiles para los estudiantes universitarios locales. Un líder del ministerio describió la biblioteca como "una forma suave de evangelización" y "un vínculo con la comunidad musulmana".

Sin embargo, la iglesia ha experimentado una serie de desafíos. Durante los últimos años, ésta ha dependido de los ancianos de la iglesia y de miembros de la congregación para los servicios en la ausencia de un pastor de tiempo completo. Al ex pastor se le negó una visa para vivir en Gaza.

A veces los cristianos sienten la presión de la mayoría religiosa. En el pasado militantes extremistas han atacado a los cristianos. En 2007 un obrero cristiano, Rami Ayyad, fue secuestrado y asesinado. El dejó atrás a su esposa y tres hijos.

Un ministerio asistido por Christian Aid proporciona alimentos y atención médica como parte de un acercamiento a la comunidad de Gaza.

Los miembros de la comunidad de Gaza no son ricos, y carecen de fondos para apoyar el trabajo de la iglesia y sostener a su nuevo pastor. Christian Aid está pidiendo a los creyentes en América que apoyen a esta congregación y la ayuden a satisfacer sus necesidades.

Aquellos que deseen patrocinar al pastor con US$ 60 o más al mes recibirán un perfil introductorio del pastor e informes periódicos a medida que estén disponibles. La iglesia también busca fondos para la biblioteca, que requiere alrededor de US$ 13,000 al año para su funcionamiento.

Por encima de todo, los cristianos de Gaza y de toda Palestina necesitan oraciones, ya que con valentía alumbran la luz de Dios en medio de tribulaciones y circunstancias difíciles.

"Los creyentes de Palestina son parte del cuerpo de Cristo, y debe haber unidad entre los cristianos, ya sea que estén en Gaza, en Siria, en América o en cualquier otra parte del mundo", dijo el portavoz de Christian Aid. "Lo menos que podemos hacer es orar por ellos y su pastor. Su fe es un ejemplo para todos nosotros".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP