Noticias e Historias de las Misiones

Las Iglesias de Sri Lanka están sufriendo Persecución y Clausuras

June 27, 2013

Un ministerio apoyado por Christian Aid planta árboles de caucho para ayudar a financiar su labor de evangelización en Sri Lanka.

Los cristianos de Sri Lanka temen por sus derechos religiosos debido a la oposición de sus vecinos budistas e hindúes. Grupos extremistas están intentando cerrar las iglesias de la isla.

Según el sitio web International Christian Concern, sólo en 2013 más de 30 iglesias han sido "violentamente atacadas". El año pasado la organización informó acerca de 52 casos de persecución cristiana.

El acoso a los cristianos se han incrementado con el resurgimiento del nacionalismo y una reacción en contra de cualquier cosa considerada como "religión extranjera". Cingaleses budistas, victoriosos en 2009 después de una guerra civil de 20 años con los separatistas tamiles en el norte, ven las influencias occidentales como una amenaza a su cultura tradicional.

Siendo minorías en la sociedad predominantemente budistas, los cristianos y los musulmanes sufren persecución. Sin embargo, las iglesias evangélicas parecen ser un blanco especial.

"La violencia ha aumentado en el sentido de que es más visible ahora, pero los incidentes son localizados", dijo Sarla Mahara, directora de la División de Asia Meridional de Christian Aid. "Cuando terminó la guerra, los cristianos comenzaron a predicar de manera más abierta y ahora están surgiendo más iglesias."

Un ministerio cristiano en Sri Lanka asociado con Christian Aid envió un correo electrónico a Mahara esta semana con la noticia de ataques aislados contra las congregaciones protestantes. Este ministerio ha sido fundamental en la formación de misioneros y la fundación de iglesias en todo el país.

El 16 de junio seis cristianos resultaron heridos y su iglesia metodista fue dañada cuando en un servicio de adoración supuestamente el volumen del sonido fue muy alto y enfureció a un grupo de hindúes que celebraban una fiesta religiosa propia.

El ministerio escribió: "Durante el servicio dominical la iglesia utiliza un sistema de sonido. Al mismo tiempo, los hindúes estaban celebrando thiruvela en un templo cercano. Los hindúes pidieron a las personas de la iglesia que apagaran el sistema de sonido, pero ellos no lo apagaron. Por lo tanto, los hindúes asaltaron a seis personas de la iglesia y atacaron la iglesia”.

El ministerio expresó preocupación de que la agresión contra los cristianos fue motivada políticamente y pidió oraciones.

Numerosos informes indican que las autoridades locales están ordenando el cierre de las iglesias, porque no han sido "autorizadas" por el gobierno. Aunque el registro de las organizaciones religiosas no es obligatorio, la presión está aumentando para exigir a todos esos grupos que queden bajo la atenta mirada del estado.

En su correo electrónico, el líder del ministerio solicitó la ayuda de Christian Aid para una congregación en el sur de Sri Lanka que alquila una casa para sus servicios de adoración. El propietario tiene la intención de vender la casa, creando una dificultad, ya que la congregación se ha registrado para adorar en ese lugar solamente. No se les permite simplemente alquilar otra instalación y mudarse. Sin embargo, la congregación tiene derecho por ley a comprar el edificio y podría seguir manteniendo los servicios allí si reúnen los fondos necesarios.

El líder del ministerio informó de un ataque a una iglesia pentecostal en mayo que dejó al pastor y a algunos de los miembros heridos. Es la segunda vez que esa iglesia ha sido el blanco de ataques.

Estos cristianos están reunidos en un pequeño santuario para orar.

También en mayo los pastores del Distrito Hampantota temieron lo peor cuando fueron llamados a una reunión con funcionarios del gobierno, la policía, y lmonjes budistas. Las autoridades planeaban cerrar todas las iglesias en el distrito, excepto las pertenecientes a congregaciones reconocidas.

Mientras que se permitió a las iglesias de Hampantota permanecer abiertas, como resultado de la reunión ahora deben registrarse con el gobierno local para obtener estatus legal. El fallo añade la preocupación de que más distritos impondrán regulaciones similares o limitarán la propagación de iglesias caseras.

Mahara ve un rayo de luz en las hostilidades. En lugar de socavar los esfuerzos de evangelización de las iglesias, los actos de violencia están creando involuntariamente una mayor unidad en el cuerpo de Cristo.

"La persecución realmente pone de manifiesto una iglesia fuerte. La guerra ha terminado, y la gente puede viajar libremente de nuevo y ahora hay mucho más potencial para que el evangelio se extienda por todo el país ", dijo Mahara.

"Estos creyentes están muy comprometidos. Ellos conocen su vocación ", continuó. "Su trabajo puede ser más lento, puede verse obstaculizado, pueden no tener un edificio para la iglesia de inmediato, pero si no se les permite construir en un lugar, van a construir en otro lugar. El evangelio está echando raíces. "

Christian Aid actualmente asiste a cinco ministerios y un seminario en Sri Lanka. Colectivamente estos ministerios han fundado 45 iglesias. El costo promedio para la construcción de un edificio es de alrededor de US$ 10.000.

También se necesita apoyo para el entrenamiento evangelístico. Se invita a pastores, obreros de la iglesia, y misioneros a asistir a programas de una semana que se ofrecen en lugares seleccionados de todo el país. El costo es US$ 150 por participante e incluye los materiales del curso, el transporte, la comida y el alojamiento.

Según el censo de 2011 más del 70 por ciento de los 21 millones de habitantes de Sri Lanka son budistas. Los hindúes representan el 12 por ciento, los musulmanes, el 10 por ciento, y los cristianos, el 7,5 por ciento. La mayor parte de la población cristiana se concentra en las ciudades de Colombo y Jaffna y en la costa del noroeste.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP