Noticias e Historias de las Misiones

Manifestantes egipcios Dirigen su Furia Hacia los Cristianos

22 de agosto de 2013

Iglesias y negocios cristianos estuvieron entre las víctimas del brote reciente de violencia en Egipto.

La creciente violencia contra la minoría cristiana de Egipto golpeó cerca de casa la semana pasada, cuando un ministerio asistido por Christian Aid Mission se unió a la lista de decenas de instituciones evangélicas y coptas cuyas propiedades fueron destruidas por turbas de manifestantes políticos.

Dos librerías propiedad de la Sociedad Bíblica de Egipto fueron incendiadas en la primera ola de ataques del 14 de agosto.

"Estas eran muy hermosas librerías, totalmente equipadas", dijo Ramez Atallah, director del ministerio. "Los agresores derribaron las puertas de metal que protegen a las librerías, rompieron los escaparates de las tiendas e incendiaron las librerías. Hicieron lo mismo con muchas tiendas en esas calles, y destruyeron muchos automóviles estacionados”.

Nadie resultó herido en los ataques. Otras librerías cristianas, ubicadas en las ciudades de Minia y Assiut, en el sur de Egipto, cerraron ese día debido a advertencias de posibles actos vandálicos.

-->

Violentas llamaradas ocurren de vez en cuando, pero Atallah dijo que es la primera vez que en sus 129 años de operación la Sociedad Bíblica ha sido víctima de un ataque.

Christian Aid ha trabajado con la Sociedad para distribuir Biblias a los prisioneros y suministrar materiales educativos para las escuelas cristianas en Egipto.

La semana pasada Atallah informó que 15 iglesias y tres escuelas cristianas fueron fuertemente dañadas o destruidas en el alboroto. Ese número ha aumentado a más de 60 iglesias y decenas de hogares cristianos. Empresas y escuelas fueron atacadas en todo el país.

La cifra oficial de muertos se elevó a más de 900 personas después de una semana de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la Hermandad Musulmana partidaria del presidente derrocado Mohamed Morsi. Se estima que 3.500 personas resultaron heridas.

El gobierno provisional ha declarado un mes de estado de emergencia y el toque de queda nocturno en El Cairo y diez provincias circundantes.

La violencia estalló el miércoles pasado cuando la policía egipcia desalojó a dos campamentos de protesta en El Cairo dirigidos por la Hermandad Musulmana. Los seguidores de Morsi habían estado realizando seis semanas de manifestaciones para expresar su fuerte oposición al nuevo gobierno, encabezado por el general Abdel Fattah al-Sisi.

Cientos de manifestantes murieron en el enfrentamiento que siguió con la policía. Supuestamente la represión llevó a algunos extremistas de la Hermandad a dirigir su ira contra la población cristiana de la nación, que apoyó la deposición de Morsi de su cargo.

-->

Los cristianos representan alrededor del 10 por ciento de los 84 millones de personas que viven en Egipto. Alrededor del tres por ciento son evangélicos. Coptos, católicos y protestantes por igual sufrieron pérdidas significativas en la carnicería.

"Es desgarrador ver en la televisión este derramamiento de sangre que se desarrolla ante nuestros ojos entre compatriotas egipcios ", dijo Atallah. "Es importante destacar que, si bien algunas propiedades cristianas han sido víctimas de esta violencia, no son en absoluto las únicas atacadas. Este es un ataque contra el Estado por una minoría violenta en un intento de desestabilizar al país”.

Los creyentes egipcios están animando a sus hermanos y hermanas afligidos que no busquen venganza por los ataques. En cambio, piden que los cristianos en otras partes del Medio Oriente y en todo el mundo ofrezcan su apoyo y oraciones.

-->

"Damos gracias a Dios por su protección, le alabamos porque ninguno de nuestros empleados resultó herido, y están determinados, en cuanto las cosas se calmen, a restaurar rápidamente estas dos librerías para continuar proporcionando la Palabra de Dios en esas dos ciudades estratégicas", dijo Atallah.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP