Noticias e Historias de las Misiones

Cincuenta Cristianos Enfrentan Desalojo en Laos

12 de septiembre de 2013

Retráctese de su fe o váyase, ese es el ultimátum lanzado recientemente para 50 cristianos de una comunidad rural en el centro de Laos.

Según un informe de Human Rights Watch for Lao Religious Freedom (HRWLRF), el 30 de agosto, los líderes del pueblo Nongdaeng convocaron a representantes de 11 familias cristianas en el edificio de la sede del gobierno para una reunión oficial sobre los asuntos religiosos del pueblo.

Durante la reunión, los funcionarios ordenaron a las 11 familias, que comprenden 50 hombres, mujeres y niños, que se retractaran de su fe cristiana y volvieran a la religión animista tradicional de su pueblo.

"Ellos acusan a estos cristianos de creer en la religión de una potencia extranjera occidental, la cual es considerada destructiva para Laos", declaró HRWLRF. "Los funcionarios declararon que en Nongdaeng no está permitido simpatizar o practicar la fe cristiana."

La orden entró en vigor de inmediato, y a los cristianos se les dio tres días para cumplirla. Sin embargo, el domingo 1 de septiembre este grupo de creyentes consagrados siguió practicando su fe y adoración en una de sus casas. Los cristianos de Laos insistieron en que ellos tienen libertad religiosa y la protección de la Constitución de su país para practicar su fe en el pueblo.

“Entre abril y mayo de 2013 tres familias cristianas de Laos comenzaron a adorar a Dios en sus hogares en el pueblo Nongdaeng. Previamente habían viajado a la aldea Nonsomboon, que está a unos 70 kilómetros de Nongdaeng, para el culto", informó el representante HRWLRF. "Después de comenzar el culto en sus hogares, otras ocho familias de Nongdaeng comenzaron a interesarse en la fe cristiana y decidieron abrazar el cristianismo, lo que resultó en un total de 11 familias cristianas”

HRWLRF está apelando ante el gobierno de Laos para que los creyentes de Nongdaeng puedan quedarse y practicar libremente su fe cristiana. Además, el grupo ha pedido al gobierno de Laos que castigue a los funcionarios de la aldea por "emitir ilegalmente una orden de desalojo que ha causado dificultades en sus vidas, así como difamación del nombre y el honor de los miembros cristianos del pueblo Nondaeng".

En febrero Christian Aid informó acerca de un incidente similar en el que una pareja de unos 50 años fue expulsada de su pueblo natal cuando ellos se convirtieron al cristianismo.

La hostilidad y la persecución de los cristianos continúan en Laos, donde más del 56 por ciento de la población es budista y las tradiciones animistas siguen siendo frecuentes en las zonas rurales. Los cristianos evangélicos representan menos del dos por ciento de la población.

A pesar de los desafíos, un ministerio apoyado por Christian Aid en Laos está trabajando en silencio detrás de las escenas para iniciar congregaciones entre los pequeños grupos de creyentes. Se necesitan Biblias (US$ 5 c/u) e himnarios (US$ 7 c/u) para las reuniones de adoración.

Si esas 11 familias son expulsadas, al ministerio le gustaría proveerles esteras, mantas y almohadas. También desearían darles cinco vacas (US$ 3,000 dólares) para ayudarles a ser financieramente autosuficientes, así como materiales de construcción (US$ 200 por casa).

Por favor oren por la provisión de Dios para los 50 cristianos del pueblo Nongdaeng. Oremos también para que los líderes de las aldeas tengan un cambio de corazón y también lleguen a conocer y seguir a Jesucristo.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP