Noticias e Historias de las Misiones

Nuevos Testamento para Rusia

17 de octubre de 2013

Este año en Rusia y Ucrania se entregaron más de 130,000 Nuevos Testamentos.

La mayoría de las familias estadounidenses tienen al menos una Biblia en sus casas. Algunas pueden tener dos o tres ejemplares que, por desgracia, rara vez se abren y simplemente sirven como colectoras de polvo en estanterías.

Pero imagine cómo se sentiría si la preciosa Palabra de Dios fuera de repente sacada de su casa por la fuerza, considerada una amenaza para la cultura y declarada ilegal por el gobierno?

Eso es lo que sucedió en Rusia durante la revolución de 1917, cuando los líderes comunistas prohibieron la religión y proclamaron con audacia la eventual erradicación del cristianismo. La Unión Soviética recién formada ordenó que las iglesias se cerraran y las Biblias y otras literaturas religiosas fueran destruidas.

La pena para un individuo descubierto con una Biblia o incluso una página de la Biblia en su posesión era una condena de tres a cinco años de cárcel.

Durante 70 años los cristianos ocultaron las Biblias bajo las tablas del piso, dentro de los colchones, donde pudieran encontrar un lugar seguro. Algunos optaron por copias escritas a mano que compartían con otros creyentes.

Después de las reformas políticas y sociales que se iniciaron en la década de 1980, y de las libertades religiosas devueltas, los creyentes estaban entusiasmados por reunirse para el culto público. Ellos anhelaban sobre todo leer las Escrituras, y se regocijaban en el mensaje triunfal del versículo, "Sécase la hierba, marchitase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre". (Isaías 40: 8 RV).

Hoy en día en las antiguas repúblicas de la Unión Soviética se imprime la Palabra de Dios, y el poder del evangelio continúa transformando individuos, familias y comunidades enteras.

Sin embargo, borrar los efectos del ateísmo no es automático, y muchas zonas carecen de un testimonio de Cristo. Sólo en Rusia, 130,000 aldeas y pequeñas ciudades siguen sin ninguna iglesia cristiana. En Ucrania hay unas 25,000 aldeas sin creyentes o iglesias.

Christian Aid Mission se ha asociado con líderes de iglesias para supervisar un proyecto muy interesante que consiste en el envío de equipos misioneros a cada uno de estos pueblos para predicar, dar testimonio y dejar 4 Nuevo Testamentos. Al ministerio le gustaría proveer 520,000 copias en Rusia y 100,000 copias en Ucrania.

Una mujer rusa llamada Svetlana entregó su corazón a Cristo después de leer un Nuevo Testamento entregado a su hija. Svetlana escribió la siguiente carta de agradecimiento a los misioneros que llegaron a su pueblo:

SDurante la era comunista era ilegal compartir la fe.

“El día cuando ustedes vinieron a nuestra ciudad y compartieron el evangelio con nosotros, me di cuenta de muchas cosas. No todo es tan malo como pensábamos. Gracias a ustedes y vuestra ayuda guiándonos en una oración de arrepentimiento por nuestros pecados, he encontrado a Dios. No importa cuán dura es mi vida, creo que todo va a estar bien. Cuando leo el Nuevo Testamento que le dieron a mi hija, me siento muy feliz de haber vuelto a Dios. Ahora sé que no estoy sola. Dios me guiará. Mi fe en Jesús me llevará a través de mi vida y la de mis hijos, y estamos felices. Mi hija y yo a menudo oramos a Dios. Sabemos que Él escucha nuestras oraciones. Creo que Dios protegerá a mi hijo menor, y que mi hijo mayor no se meterá en problemas en la calle.

Necesito la Biblia. Envíenme una copia, si es posible. Yo sería feliz si siguieran escribiéndome. Gracias porque me han ayudado a abrir mi corazón a Dios. Estaré orando por ustedes".

El año pasado se adquirieron y distribuyeron más de 120,000 Nuevos Testamentos. Una copia cuesta US$ 1,25 para comprar y entregar, así que US$ 5 coloca 4 Nuevos Testamentos en un solo pueblo.

Los Nuevos testamentos son entregados por 200 jóvenes misioneros (muchos en edad universitaria) que se han comprometido a dedicar un año de sus vidas para el Evangelio. Como parte de una nueva generación de creyentes, ellos están muy felices de ayudar a orientar de nuevo a su cultura hacia la Biblia y a Jesucristo.

Pedidos de Oración:

  • Que el proyecto "Un año para Jesús" alcance su objetivo de distribuir Nuevos Testamentos a todos los pueblos de Rusia y Ucrania que carecen de una iglesia.
  • Que el Nuevo Testamento anime a la gente a profundizar en las riquezas de la Palabra de Dios.
  • Que los jóvenes misioneros reflejen la luz de Cristo en sus futuras carreras y esfuerzos.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP