Noticias e Historias de las Misiones

Un Centro de Entrenamiento Rompe Barreras en el Norte de la India

23 de enero de 2014

Talim ofrece cursos de discipulado y fundación de iglesias. Algunos de los estudiantes son de origen musulmán.

Hashim* temía convertirse en cristiano. Él sabía que su vida estaría en peligro si se atrevía a compartir su fe con sus familiares o amigos. Como un nuevo creyente, quería aprender más sobre la Biblia y la vida cristiana, pero no había nadie en su pueblo del norte de la India que le pudiera enseñar.

Hashim oyó acerca de un centro de entrenamiento cerca de Delhi, llamado Talim, cuyo objetivo principal era alcanzar a los musulmanes para Cristo. Al igual que él, varios de los estudiantes eran creyentes de trasfondo musulmán.

Entre las ofertas del programa de la escuela había un curso de discipulado que profundizaba en temas de interés para Hashim - ¿En qué difiere la Biblia cristiana del Corán?, ¿cuál es el carácter de Dios, ¿puedo tener la seguridad de la salvación?, ¿cómo puedo orar?

Pero Hashim deseaba algo más que crecer en su fe. Quería compartir las Buenas Nuevas del Salvador con otros musulmanes. Sólo necesitaba que alguien le mostrara cómo hacerlo.

Durante los cinco meses siguientes él fue un estudiante modelo y se unió a una clase con una docena de hombres y mujeres que se sumergieron en la Palabra de Dios y aprendieron estrategias para evangelizar a los indios musulmanes jóvenes. Esto fue seguido por cuatro meses de ministerio práctico en las comunidades musulmanas.

Durante ese año Hashim tuvo la alegría de ver a su propia esposa e hijos comprometer sus corazones al Señor y recibir el bautismo. Al finalizar el programa se convirtió en un misionero entre la gente de habla urdu, y ahora sirve como un anciano en una de las iglesias caseras que ayudó a establecer en la zona.

Talim, que significa "enseñanza" en árabe, fue fundado hace diez años por un ministerio autóctono que trata de llevar el evangelio a los musulmanes del norte de la India. En 2009 Christian Aid Mission proveyó fondos para un edificio para el centro.

El programa está diseñado para brindar a los futuros misioneros y líderes de iglesias una formación tanto teórica como práctica para llevar a los musulmanes a Cristo. Ahora el programa se ha ampliado a 12 meses, y el plan de estudios incluye cursos de discipulado, descubrimiento de la Biblia, ética cristiana, mayordomía, evangelismo y fundación de iglesias. Actualmente hay 30 estudiantes inscriptos.

"Nos damos cuenta de que el discipulado es muy importante, y queremos hacerlo bien ", dijo Prakash*, fundador del ministerio. "Queremos hacer hincapié en el aprendizaje de la Palabra de Dios y tener un conocimiento práctico del Corán".

Los estudiantes / compañeros de trabajo se reúnen cada dos meses para los seminarios, luego enseñan ese mismo curso a 10 o más personas en sus iglesias caseras locales antes de tomar el siguiente curso. Ellos deben completar 18 clases para poder graduarse.

También se ofrecen clases suplementarias de generación de ingresos e inglés para ayudar a los misioneros a encontrar un medio para mantenerse económicamente mientras sirven en el ministerio.

Añadiendo un toque personal

A través de su centro de desarrollo infantil, el ministerio alcanza a las madres y a los niños.

India es el hogar de la segunda mayor población musulmana del mundo – con cerca de 176 millones de personas, y sigue creciendo. Muchos se concentran en la parte norte del país, donde el ministerio centra sus esfuerzos evangelisticos en 14 grupos étnicos en cinco estados.

Es un campo misionero vasto y difícil, y quienes mejor preparados para llevar a cabo el trabajo que los creyentes autóctonos, especialmente aquellos que provienen de un origen musulmán y pueden llevar a sus vecinos a Cristo. De los 20 misioneros de campo activos en el ministerio, 6 son ex musulmanes.

Las leyes contra la conversión y la oposición al cristianismo son cada vez más violentas y han obligado al ministerio a cambiar sus métodos de evangelización.

"Veinte años atrás hicimos evangelismo al aire libre en gran escala. Nunca fui expulsado de una comunidad “, explicó Prakash. "Hoy en día es casi imposible realizar un evento al aire libre. La persecución contra los cristianos de los musulmanes y los hindúes sigue aumentando”.

Prakash ha experimentado la persecución personalmente. Dice que en tres ocasiones fue amenazado a punta de pistola. En otra ocasión escapó por poco de una lesión grave o la muerte cuando alguien hizo un disparo en su dirección, pero erró su objetivo previsto.

Hoy en día un enfoque más eficaz es la construcción de relaciones y ganarse la confianza de los vecinos. Los misioneros viven y trabajan en los pueblos. A medida que interactúan y se convierten en "uno de ellos", encuentran oportunidades para compartir el evangelio.

Una parte importante de su alcance es satisfacer las necesidades físicas. Para combatir los altos índices de mortalidad infantil, en una zona rural el ministerio está ayudando a dirigir un centro de desarrollo infantil, donde las madres jóvenes asisten a seminarios y reciben apoyo emocional mientras cuidan a sus familias. El ministerio también opera centros de alfabetización en algunos de los barrios marginales de Delhi.

Prakash dice que su objetivo es colocar equipos misioneros en decenas de ciudades en el norte de la India. En la última década también han fundado 100 iglesias caseras.

El año pasado, uno de los equipos de fundación de iglesias del ministerio organizó una fiesta de Navidad en un pueblo de Rajasthan. Después de experimentar el poder de la oración en sus familias, una gran multitud se reunió para adorar abiertamente al Señor. Enfurecidas por la celebración, unas semanas más tarde 50 personas allanaron las casas de los nuevos discípulos, amenazándolos si continuaban siguiendo a Jesús.

Los creyentes respondieron: "¿Dónde estabas cuando sufríamos la influencia demoníaca y crisis emocionales, y nuestros niños y jóvenes tenían malos hábitos? Ahora, cuando el Señor Jesús está trabajando en nuestras familias, quieren molestarnos y ponernos de nuevo en esos problemas”.

"Vamos a seguir a Jesús con nuestras familias ", dijeron, "a cualquier precio que tengamos que pagar. "

El ministerio está solicitando financiamiento para comprar un vehículo usado con tracción en las cuatro ruedas (US$ 10,000), y bicicletas para sus misioneros. También necesitan apoyo para el programa de formación de Talim, ya que el ministerio provee comida, alojamiento y materiales del curso para los estudiantes. El costo mensual del curso para un estudiante es de aproximadamente US$ 100.

* (Todos los nombres han sido cambiados por razones de seguridad)

Email this page Print this page
SC: MIR