Noticias e Historias de las Misiones

"Ellos nos Han Adoptado como Familia y Amigos"

27 de febrero de 2014

Estos refugiados sirios disfrutan un respiro de los desafíos de la vida gracias a una cena organizada por un ministerio de Grecia. Esta cena mensual atrae a unas 100 personas que comparten un tiempo de compañerismo, adoración y música tradicional siria.

Los refugiados sirios que hacen el viaje arduo, e incluso peligroso a través de tierra y mar para llegar a Grecia, a menudo encuentran una recepción hostil cuando llegan. Con su economía en crisis, los griegos no están exactamente ansiosos por ver a los recién llegados poner más presión sobre los servicios de la nación y el mercado de trabajo. En el mejor de los casos los refugiados son tratados con desdén. En el peor, sucumben a una vida en las calles o terminan víctimas de crímenes de odio.

Durante los últimos tres años más de 20,000 sirios han huido a Grecia, uno de los puntos principales de entrada a Europa. Muchos siguen hacia el norte a Alemania, Escandinavia y otras partes de Europa occidental, donde tienen familiares o amigos.

Los que logran llegar a destino son afortunados. La mayoría de los refugiados son detenidos por las autoridades tan pronto como llegan a las islas griegas y pueden pasar días, semanas o meses en centros de detención superpoblados. Eso es si sobreviven el viaje en barco desde Turquía y no son devueltos por la guardia costera griega.

Un ministerio local asistido por Christian Aid Mission es una de las organizaciones que no rechazan a los refugiados. A pesar de los numerosos desafíos, el ministerio trata de unir a los familiares separados, ayuda a las personas a encontrar trabajo y vivienda, y las conecta con las agencias de servicio.

Todos los viernes organiza un evento de confraternidad que culmina con una cena mensual que atrae a unos 100 asistentes. Junto con la comida, los huéspedes disfrutan la adoración, juegos, música tradicional siria y baile popular.

Los misioneros del ministerio también ofrecen paquetes de alimentos y artículos de primera necesidad a las familias, y reparten Nuevos Testamentos y tratados evangelísticos.

Christian Aid Mission recibió el siguiente informe de alabanza del ministerio, lo que demuestra el impacto de su trabajo y la respuesta de los refugiados que tratan a los misioneros como parte de la familia:

"La primera vez que sentimos que el Señor nos llamó a servir a los refugiados sirios en Grecia, le pusimos un límite de tiempo. Oramos que para diciembre Él nos asegurara a través de diferentes maneras si esto era lo que Él quería que siguiéramos haciendo. Estábamos tomando una gran decisión para nuestra familia y también arriesgábamos muchas cosas. Gradualmente nuestra visión se convirtió en "carne y hueso" en nuestros corazones, y decidimos que nuestro ministerio se llamaría "Puentes”. "No sólo serviríamos en Grecia, sino también en otros países de Europa, sobre todo en aquellos que tenían sirios reubicados. No teníamos idea de cómo íbamos a cumplir con esto, pero estábamos orando para recibir confirmación”.

“Un par de días atrás, mi teléfono sonó y la persona que llamaba dijo, 'Hola, estoy llamando desde una iglesia en Suecia. Tenemos una familia siria aquí, una madre con tres hijos. El padre y el cuarto hijo están en Atenas, durmiendo en la calle sin comida, dinero o pasaporte. Entré en contacto con alguien en Grecia, y me dieron su número'”.

"Estamos muy agradecidos por la manera en que Dios está expandiendo Su reino y cumpliendo sus promesas. ¡Alabado sea el Señor!, Pudimos encontrar al padre con su hijo en una plaza de Atenas, los pusimos a salvo en una casa con otros refugiados sirios y lo conectamos con el resto de su familia en Suecia”.

"Al día siguiente tuvimos la oportunidad de conocer a una pareja cristiana de Alemania. La esposa es de Siria y el marido es de Grecia. Ellos e enteraron de nuestro ministerio y nos dijeron, 'Aquí en Alemania hay un pastor de Jordania que está haciendo lo mismo que usted. Este es su número de teléfono’. Así que lo llamé, compartiendo nuestra visión. Y la voz en el otro extremo, dijo, '¿Sabe cuánto tiempo hemos estado orando por este tipo de ministerio en Grecia? ¡Usted es una respuesta de Dios!’. Estoy agradecido y maravillado”.

El ministerio entrega ropa y alimentos a familias sirias necesitadas.

“La cena de Navidad tuvo lugar el 16 de diciembre, con una asistencia de al menos 150 sirios. Algunos de ellos nos conocían y otros apenas habían llegado a Grecia. Durante la comida, que estuvo muy bien preparada, tuvimos la oportunidad de tener con nosotros a un pastor de una iglesia árabe de Qatar. Él compartió las Buenas Nuevas durante la comida, y fue un gran estímulo para nosotros. Este pastor se quedó con nosotros y se unió a nosotros visitando a cientos de sirios, ya que fuimos de casa en casa para ministrarlos”.

“A pesar de las vacaciones de Navidad, nuestro teléfono no dejó de sonar. Además de las necesidades actuales, hubo otra cosa que realmente me llegó al corazón. En la cultura siria, durante la Navidad y el Año Nuevo, los miembros de la familia, tanto cercana como extendida, y los amigos, se visitan continuamente sin tener que llamar o preguntar, que es lo que se espera. La gente llamaba preguntando: '¿Cuál es su dirección para que los visitemos?’. Nos sentimos bendecidos porque nos dimos cuenta de que nos habían adoptado como sus familiares y amigos”.

“Oren por nosotros, ya que para nosotros las alegrías y las decepciones son servidas en el mismo 'plato'. Grecia sigue estando inundada por sirios que quedan atrapados aquí. Últimamente hemos empezado a encontrar a sirios sin hogar que pierden su dinero, que han sido engañados, o sus posesiones han sido robadas. Las necesidades están creciendo en número, pero estamos agradecidos dándonos cuenta de cuántas personas han sido bendecidas, ayudadas, restauradas, y expuestas a Jesús. Oren por nosotros, ya que seguimos los hitos que nuestro Señor ha puesto delante de nosotros para que le servirán a través de estos preciosos sirios”.

Por favor, oren:

  • Para que el ministerio pueda ayudar a los refugiados a encontrar trabajo y vivienda. Muchos sirios no pueden salir de Grecia y se queda sin dinero. La necesidad de vivienda aumentará este verano, porque se prevé una mayor afluencia de sirios.
  • Que los refugiados experimenten el amor de Jesucristo y vean cómo Dios obra poderosamente en sus vidas. Oren para que los nuevos creyentes compartan las Buenas Nuevas con los demás e inviten a sus amigos a las reuniones de la iglesia.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP