Noticias e Historias de las Misiones

Desarraigados por Temor, Más Nigerianos Desplazados Acuden a Campamentos

7 de abril de 2014

Los campos de desplazados de Nigeria están plagados por la falta de alimentos, las viviendas inadecuadas y la falta de saneamiento. Christian Aid Mission está ayudando a un ministerio local a proveer algunas de estas necesidades, pero las condiciones en los campamentos superpoblados siguen deteriorándose.

Cansados de ser aterrorizados por un grupo militante islámico que ataca a los pobladores rurales sin protección, miles de nigerianos desplazados continúan inundando los campamentos de socorro que están mal equipados para manejar esa gran afluencia.

De acuerdo con el líder de un ministerio nigeriano, durante el mes pasado otra ola de más de 50,000 personas llegó a los campamentos. El advirtió que la gente está muriendo, y las condiciones sólo empeorarán sin una respuesta a gran escala de los organismos de ayuda en el extranjero.

Aunque los refugiados se sientan más seguros en los campamentos, una nueva amenaza es el hambre, la enfermedad y el saneamiento inadecuado. El 29 de marzo el diario nigeriano Vanguard informó que en una semana, en una sola área, en campamentos improvisados, murieron más de 30 personas, muchas de ellos bebés y niños pequeños. En otro campamento que alberga a 3,000 personas desplazadas, los residentes dijeron que las muertes se producen casi a diario.

Christian Aid Mission está ayudando a un Ministerio de Nigeria que responde a la crisis. El líder envió el siguiente informe al director de la División de África de Christian Aid:

“Damos gracias a Dios por abrirnos las puertas para visitar los campos de refugiados donde se alojaban las víctimas de los ataques terroristas. Antes le dije que teníamos unas 104,000 personas en necesidad de alimentos, refugio y atención médica. De acuerdo con los funcionarios a cargo, ahora hay más de 160,000 personas en este campamento. Estos son refugiados procedentes de aldeas donde casas fueron quemadas y muchas personas fueron asesinadas. La mayoría son cristianos o seguidores de las religiones tradicionales africanas. Los encargados de los campamentos provienen de estados musulmanes controlados, por lo que no dan mucha ayuda a los no musulmanes. Sin embargo, nada se está haciendo sobre la situación”.

Hemos podido llevar un poco de ropa, alimentos, suministros médicos y otras cosas a los campamentos. Necesitamos vuestras oraciones y apoyo para hacer más. Las personas se están muriendo, y más están llegando a los campamentos, mientras los terroristas siguen haciendo daño en el norte de Nigeria. Hemos repartido más de 130 Hausa Biblias de audio a la gente. Muchos de ellos ven el escuchar la Palabra de Dios esto como su necesidad más importante por ahora, incluso mientras mueren”.

"Oren por $ 4,000 para ayudar a estas personas. Esta semana vamos a ir al campamento. Esta es una puerta abierta para nosotros, ya que los militares sólo permiten a los agentes del gobierno aquí. Ellos nos están dando acceso a causa de nuestra credibilidad, y porque ayudamos a todos los necesitados, cristianos y musulmanes por igual.

"Algo ocurrió que nos podía haber cerrado las puertas. Nos las arreglamos para pasar de contrabando una cámara para tomar por lo menos un par de fotos de lo que estamos haciendo. Los soldados se apoderaron de la cámara y casi retiraron nuestra licencia para entrar en el campamento. Ellos no toleran las fotografías en absoluto. Hemos pedido disculpas y el oficial a cargo, que es cristiano, nos ha permitido continuar, pero sin nuestra cámara. Él no nos la va a devolver. Eso no es un problema, ya que debemos alcanzar a estas personas rápidamente.

"El tiempo se está acabando. Necesitamos vuestras oraciones y apoyo. En este momento estoy tratando de sacar del campamento a tres nuevos creyentes que eran musulmanes. Por favor, oren para que los funcionarios me permitan llevarlos a nuestro campamento de rehabilitación y discipulado".

El líder del ministerio dijo que él y tres de los misioneros del grupo distribuirán suministros básicos a la mayor cantidad de familias desplazadas que puedan. Las necesidades son enormes y los recursos son pocos. Los artículos que escasean son alimentos, agua y mantas.

A medida que la crisis se intensifica, miles de desplazados están abandonando por completo el norte de Nigeria y emigran a través de la frontera con Níger, Camerún y Chad. El éxodo masivo es en respuesta al terrorismo causado por un grupo radical islámico con sede en el noreste de Nigeria que ataca las comunidades rurales, escuelas, iglesias y edificios del gobierno en su afán de instaurar la ley islámica en todo el país.

Además de la ayuda de emergencia, Christian Aid Mission asiste al ministerio nigeriano en el evangelismo y el entrenamiento de discipulado entre los Fulani, Hausa, y otros grupos étnicos.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP