Noticias e Historias de las Misiones

Prendas Para la Gloria de Dios

12 de junio de 2014

A través de su ministerio de costura, Namdita discipula a mujeres jóvenes y las ayuda a desarrollar habilidades que conduzcan a oportunidades de empleo.

A ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya”. (Isaias 61: 3)

Para Namdita*, cuando su marido la dejó por otra mujer, la traición fue la menor de sus preocupaciones. Ella se preguntó cómo podría mantener ella sola a sus tres hijos pequeños.

Dadas las circunstancias, aceptó con entusiasmo cualquier tipo de trabajo de baja categoría que pudo encontrar. Namdita trabajó en fábricas y en casas particulares. Trabajó hasta el punto de agotamiento. En alguna manera eso fue terapéutico, ya que le impidió pensar mucho en su corazón quebrantado.

Desesperadamente buscó la paz a través de diversos rituales religiosos que se practicaban en su pueblo hindú de Uttar Pradesh. Nada le dio la paz que anhelaba.

Pero Dios tenía un mensaje especial de perdón y sanidad para Namdita, y se lo entregó a través de un evangelista de un ministerio autóctono local. Después de escuchar el evangelio, ella aceptó una invitación para asistir a un servicio religioso en la iglesia del evangelista.

Eso fue hace 20 años. Ahora, una evangelista apasionada ella misma, Namdita es una líder espiritual en su iglesia y comunidad. Ella conduce reuniones de oración en su casa dos veces al día para la gente de su aldea. Y con el apoyo del mismo ministerio que la ayudó a llegar a Cristo, supervisa una escuela de costura que sirve como una plataforma para compartir el evangelio con otras mujeres.

El negocio de la salvación de las almas

El dolor que Namdita experimentó como una esposa abandonada tardó mucho tiempo en sanar. Aunque su marido no regresó, Dios le fue fiel a Namdita y a sus tres hijos. Ella pudo seguir manteniendo a su familia porque había adquirido valiosas habilidades necesarias en el mundo laboral.

Vidya se convirtió en una seguidora de Cristo y llevó a sus padres al Salvador.

Su angustia y personal agradecimiento por la provisión de Dios alimentó su deseo de ayudar a otras mujeres a creer en sí mismas y desarrollar todo su potencial.

Cuando el ministerio de la India inició un programa de corte y confección para adolescentes y mujeres jóvenes de la aldea de Namdita, ella no dejó pasar la oportunidad de transmitir sus conocimientos a otros. El objetivo era dar a las mujeres de escasos recursos o sin educación habilidades útiles que las ayudaran a obtener ingresos adicionales para mantener a sus familias. Las clases vocacionales también presentarían oportunidades para que las estudiantes escucharan acerca del amor de Cristo y lo recibieran como Salvador.

Namdita sabía que esto era un llamado especial de Dios en ese momento en su vida. Ella ahora enseña a grupos de entre cinco y 15 estudiantes. Los fondos para las máquinas de coser, tela, hilo y otros materiales del curso son provistos por Christian Aid Mission.

Las clases de costura pueden ayudar a estas mujeres a encontrar trabajo, pero Namdita es más feliz cuando sus alumnas ponen su fe en Jesucristo y puede coser los lugares rotos en sus corazones. Ella las anima a través de los altibajos del matrimonio y la crianza de los hijos. Inspiradas por su ejemplo, ellas, también, han llegado a conocer a Jesús y experimentar la liberación de la esclavitud emocional y espiritual.

Una adolescente llamada Vidya* se inscribió en una de las clases de costura de Namdita. Vidya tenía múltiples problemas de salud, y su familia la había llevado a varios templos y brujos en busca de la liberación. Incluso después de ofrecer los sacrificios recomendados, la salud de Vidya no mejoraba.

Namdita también estaba preocupada, e invitó a la joven a un servicio de oración en su casa. Al principio Vidya vaciló por temor a que sus padres, hindúes, no aprobaran. Sin embargo decidió ir en secreto, y allí sintió una gran sensación de paz que hizo que volviera al círculo de oración en varias ocasiones.

Durante una de estas reuniones de oración Vidya comenzó su propio viaje espiritual con Cristo.

Más tarde comenzó a acompañar a Namdita a los cultos de la iglesia. Cuando sus padres se enteraron de ello, la golpearon y le ordenaron que dejara de asistir al culto cristiano. Pero la profunda y creciente fe de Vidya en el Señor hizo que siguiera asistiendo.

Algunas de las "historias exitosas" de Namdita.

Un día Vidya le dijo a su madre que quería dar una ofrenda a la iglesia. Su madre se angustió al conocer la intención de Vidya y la instó a no actuar tontamente. Más tarde la madre de Vidya se enfermó y su condición empeoró. Ella se dio cuenta de que se oponía a Dios, no a su hija.

Arrepentida, le pidió a Vidya que ese día fuera a la iglesia y diera una ofrenda. Vidya obedeció, y su madre fue sanada.

Este episodio hizo que los padres de Vidya se abrieran poco a poco al evangelio. Ya no impidieron que Vidya asistiera a la iglesia, y su fe en el Señor está creciendo más fuerte.

Christian Aid Mission ha ayudado a iniciar el ministerio de centros de costura similares en el interior de la ciudad de Nueva Delhi y ha provisto máquinas de coser para algunas de las graduadas. Los líderes informan que más del 60 por ciento de las mujeres que asisten a las clases están recibiendo a Cristo.

El Norte de la India es una de las regiones menos evangelizadas del país, donde los misioneros enfrentan la oposición de los hindúes, musulmanes y sikhs. Alabado sea Dios por los centros de costura y otros programas comunitarios que están rompiendo los muros de hostilidad y haciendo que el mensaje del evangelio alcance a todos.

El ministerio desea adquirir máquinas de coser adicionales a un costo de entre US$ 80 y US$ 100 por máquina. El costo inicial típico de un taller de costura puede variar entre US$ 3.500 y US$ 5.000. Esto cubre los gastos de un maestro sastre, dos o tres máquinas, y los materiales de la clase.

*Nombre cambiado

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP