Noticias e Historias de las Misiones

La Crisis en Irak: Los Musulmanes Convertidos Enfrentan los Desafíos más Grandes

26 de junio de 2014

Cuando hace dos semanas los militantes ISIS tomaron el control de Mosul, miles de cristianos se unieron al éxodo masivo de residentes que huían de la violencia en la segunda ciudad más grande de Irak.

Unos pocos han quedado, atrincherados en sus casas y con miedo a poner un pie fuera. Algunos fueron a Bagdad. Otros se dirigieron al norte, a la región kurda, donde tienen familiares y donde los cristianos son generalmente bienvenidos.

Un segmento de la población, sin embargo, no tiene adónde ir: los musulmanes que se han convertido al cristianismo.

En el Medio Oriente los creyentes de trasfondo musulmán son considerados problemáticos para los musulmanes y los cristianos. Los musulmanes ven la conversión de un compañero musulmán a otra religión como traición y creen que su deber es matar a esa persona. Los cristianos, por su parte, sospechan de ellos y se preguntan si su conversión es genuina. Algunas congregaciones son reacias a permitir que los cristianos con trasfondo musulmán adoren con ellos, ya sea por miedo a que sean espías o que los musulmanes encolerizados ataquen su iglesia.

El rechazo por parte de sus familias y comunidades obliga a muchos conversos musulmanes a refugiarse en la clandestinidad.

Steven Van Valkenburg, Director de Oriente Medio de Christian Aid Mission dijo: "Hay cientos de cristianos con trasfondo musulmán tomados y cuidados por ministerios en la región. Cuando estalló la guerra de Siria, muchos fueron allí. Ahora, con la situación en Irak, los musulmanes conversos están atrapados. No saben qué hacer."

Debido a la gran afluencia de residentes de Mosul, la región autónoma kurda acordó aceptar sólo a aquellos que tenían familiares viviendo allí. Los musulmanes shiítas que escapan de los yihadistas ISIS sunitas se congregaron en la zona kurda. Los cristianos también encontraron refugio allí.

Uno de los líderes del ministerio que ha estado ayudando a varias familias a encontrar refugio explicó: "Para los musulmanes conversos es un poco más difícil ir a Kurdistán porque no tienen a nadie que los conozca y reciba".

Con la ayuda de Christian Aid, el ministerio de Medio Oriente ha hecho todo lo posible por ayudar a algunas de estas familias a salir de Irak. Hasta ahora, el ministerio ha evacuado a 32 familias de Mosul a otro país de la región.

Estas familias abandonaron Irak con nada más que un par de maletas con algunas pertenencias. Hay una urgente necesidad de apoyo financiero para proporcionar vivienda y alimentos para aproximadamente 130 personas.

Actualmente el Ministerio está tratando de encontrar viviendas para las familias, y desea alquilar ocho apartamentos con capacidad para cuatro familias con un costo total de US$ 9,600 por mes.

El costo de alimentar a una persona por día es de unos cinco dólares. Sin embargo, eso significa que los gastos del ministerio para alimentar a 130 personas ascenderán a US$ 650 por día.

Además, las familias necesitan colchones de espuma y ropa de cama, ropa, artículos de tocador, toallas, platos y utensilios de cocina. El ministerio también ha estado cubriendo los gastos de transporte para reubicar a las familias fuera del país.

Iraqi believers face an uncertain future.

Con millones de refugiados sirios en toda la región, los iraquíes tienen problemas para encontrar viviendas y trabajos. Muchos sirios creían que la guerra civil de su país sería de corta duración. Tres años más tarde, todavía no pueden regresar a sus comunidades de origen.

Ahora los refugiados iraquíes se preguntan cuántas penurias deberán soportar-y por cuánto tiempo-antes de que puedan recuperar la paz.

Los conversos musulmanes enfrentan una realidad aún más sombría. Ellos nunca podrán regresar a casa.

Mientras tanto, ellos pueden solicitar el estatuto de refugiado con las Naciones Unidas. De acuerdo con el líder del ministerio, ese proceso suele tardar 17 meses,. Sin embargo, dada la creciente lista de refugiados en el Medio Oriente y otras partes del mundo, probablemente esa espera se prolongara a años.

Y luego está la cuestión más amplia: ¿Qué país los aceptará?

El líder del ministerio dijo: "Oímos hablar de una niña saudí de 23 años de edad a quien alguien en Canadá supuestamente iba a ayudar, pero no pudo. Luego ella fue a la embajada de EE.UU. en un país de Oriente Medio. Le negaron la visa porque mencionó que era una conversa al cristianismo. Le dijeron: 'No queremos problemas'. No pudo conseguir una visa, no puede regresar a Arabia Saudita. Así que las cosas son un poco más complicadas ".

La situación empeorará a medida que más iraquíes, ya sean cristianos o musulmanes, busquen un escape de la violencia sectaria que amenaza con degenerar en una guerra civil en toda regla.

A principios de junio, cientos de miles de iraquíes se convirtieron en desplazados cuando el grupo jihadista sunní, llamado Islamic State of Iraq and Syria (ISIS), se apoderó de Mosul, Tikrit, y otras zonas del norte mientras marchan hacia Bagdad. El grupo inmediatamente instauró la ley Sharia en las comunidades conquistadas.

El líder del ministerio informó que en Mosul los partidarios de ISIS proclamaban mensajes anticristianos por los altavoces del coche a lo largo de las calles de la ciudad.

El dijo: "Ellos estaban pidiendo la destrucción de todas las iglesias, que fueran quemadas, y los creyentes se asustaron. Esto no sólo se dirige a los evangélicos, sino a todos los cristianos".

Además de la asistencia a las 32 familias de trasfondo musulmán, al ministerio le gustaría ayudar a los creyentes que están todavía en la clandestinidad en Mosul, así como a los que llegaron a salvo a la zona kurda de Irak.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP