Noticias e Historias de las Misiones

Brindando Esperanza y un Futuro a los Campesinos Pobres de Egipto

3 de julio de 2014

Un ministerio asistido por Christian Aid ofrece capacitación vocacional y supervisa proyectos de desarrollo comunitario que permiten a los misioneros compartir el amor de Cristo en los pueblos egipcios remotos.

“Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra” (Deuteronomio 15:11 b).

Con casi el 30 % de la población de su país viviendo en o por debajo del nivel de pobreza, en los últimos años, con el aumento del desempleo y la inflación, los egipcios han experimentado poco alivio. Se cree que las políticas económicas ineficaces desempeñaron un papel en la revolución de Egipto del 2011, y los intentos frustrados de reforma contribuyen a la inestabilidad social y política actual.

Los más afectados son las viudas con niños y las personas mayores, sobre todo en las zonas rurales, donde la educación es limitada y los empleos no agrícolas son pocos.

El mundo de Wafaa se vino abajo cuando su marido murió inesperadamente hace unos años. Ella quedó con un hijo de 10 meses de edad y ninguna fuente de ingresos. No tenía ninguna formación práctica o habilidades para incluso obtener un trabajo.

Su suegra había oído hablar acerca de un programa de capacitación vocacional de un ministerio cristiano y alentó a Wafaa a tomar el curso de peluquería de mujeres. Wafaa completó el curso, pero no buscó un trabajo inmediatamente. En cambio practicó lo que había aprendido de sus cuñadas.

Wafa dijo: "Por fin, una novia me pidió que la vistiera, peinara y maquillara para su boda. Yo estaba muy nerviosa y vacilante, así que oré y le pedí ayuda a Dios. Tuve éxito y la novia quedó muy bonita”.

"La familia de la novia y los amigos me elogiaron, y eso me animó mucho. Muchas comenzaron a pedirme que las peinara y maquillara".

Wafaa decidió expandirse más allá de su formación de cosmetología, y volvió una vez más al ministerio egipcio en busca de ayuda. Esta vez tomó un préstamo a través del programa de ayuda a las viudas, y abrió su propio negocio de ropa. Ahora alquila vestidos de novia y vestidos de niñas para ocasiones especiales.

"Este trabajo ha hecho una gran diferencia en mi vida", dijo. "Ahora tengo una buena fuente de ingresos".

Wafaa es una entre más de 1,000 mujeres que han tomado clases de cosmetología y de costura a través del ministerio asistido por Christian Aid. Más de la mitad de las mujeres de Egipto son consideradas analfabetas, pero a través de los programas educativos y de evangelización del ministerio, muchas están en camino de tener carreras rentables y una nueva vida en Jesucristo.

El ministerio también ofrece una variedad de programas de capacitación vocacional para hombres, incluyendo peluquería, instalación de baldosas de cerámica, construcción, pintura, electrónica, carpintería y fontanería. Las unidades móviles de entrenamiento por computadora van a las comunidades deprimidas económicamente. Una vez que los estudiantes completan su formación, el ministerio les ayuda a encontrar empleo.

Una Inversión Eterna

Después de completar un curso de cosmetología que ofrece el ministerio, Wafaa comenzó su propio negocio.

En 1995 un líder cristiano egipcio comenzó el ministerio luego de numerosos viajes a las aldeas y los barrios del norte, donde animó a la gente a salir de la pobreza. Su objetivo inmediato era ayudar a los más necesitados a valerse por sí mismos, ofreciéndoles préstamos para que pudieran establecer sus propias pequeñas empresas.

Tres años más tarde agregaron cursos profesionales, y el programa creció hasta incluir clases en muchas especialidades diferentes en un centro de formación residencial fuera de El Cairo. La gran instalación también se utiliza para conferencias de la iglesia, seminarios de liderazgo, eventos infantiles, y el ministerio de deportes.

El director del ministerio dijo: "Al proporcionar capacitación profesional y formación espiritual y social, tratamos de dar esperanza y un futuro a aquellos que necesitan un propósito para vivir. En la libertad y la belleza de este lugar, lejos de su entorno habitual, la gente viene a encontrar la paz con Dios y entre sí, y son edificados en él."

El ministerio busca un enfoque integral, atendiendo las necesidades espirituales, emocionales y físicas de las familias pobres. Los misioneros ayudan a las personas a obtener derechos básicos a través de actividades de defensa legal y una amplia gama de servicios prácticos, como alfabetización y la escuela de vida. El ministerio también ha iniciado proyectos de agua y saneamiento para mejorar la salud y calidad de vida en las comunidades rurales.

El mayor impacto, sin embargo, es evidente en las miles de vidas que han sido tocadas como resultado del "ministerio de los misioneros en las aldeas” de la organización. Estos creyentes locales reciben un año de capacitación en liderazgo antes de ser enviados a realizar alcance evangelísticos y discipulado en zonas económicamente deprimidas. Ellos sirven en lugares donde no hay iglesias o fortalecen las congregaciones existentes.

Durante la última década Christian Aid Mission ha apoyado a estos misioneros, y su labor de amor ha producido una abundante cosecha.

El líder del ministerio dijo: "Se observó un cambio evidente en las vidas de las personas necesitadas que experimentaron el amor de Dios. Algunos decidieron aceptar a Jesús en su vida y comenzar una relación con Dios, mientras que los creyentes crecieron en su fe y asistieron a las escuelas de capacitación de liderazgo para servir en sus iglesias locales".

La gobernación de Minya, en el Alto Egipto, es el hogar de una de las mayores concentraciones de cristianos coptos en el país, y es un área clave en la que misioneros de las aldeas están dando el fruto más espiritual.

Los siguientes son sólo algunos de los aspectos más destacados de la labor del ministerio en Minya del año pasado:

  • 360 campañas evangelísticas a las que asistieron 42,071 personas.
  • Se realizaron 5,500 primeras visitas a hogares y 28,039 visitas de seguimiento a las familias visitadas anteriormente.
  • Se iniciaron 118 nuevas reuniones en hogares.
  • Se abrieron 53 nuevos grupos celulares y 54 nuevos grupos de estudio bíblico.
  • Se llegó a 35 áreas nuevas.
  • Los misioneros distribuyen 954 Biblias, 4,063 Nuevos Testamentos, 42,442 folletos, 11,312 folletos cristianos y 2,488 cintas de audio cristianas en las aldeas.

En una comunidad rural, un joven que era un adicto a las drogas experimentó un cambio de corazón cuando un misionero del pueblo le presentó el evangelio.

Él dijo: "Muchos cristianos habían tratado de hablar conmigo acerca de Dios antes y me animaron a arrepentirme, pero me negué a escucharlos, hasta que uno de los misioneros de las aldeas me visitó en mi casa. Él me habló acerca de la vida eterna y el amor de Dios. También oró conmigo y Dios abrió mi corazón”.

El ministerio necesita ayuda para las clases de capacitación vocacional, que cuestan alrededor de US$ 80 por persona. Se necesita esa cantidad debido a que los destinatarios son pobres y desempleados, y no pueden pagar la matrícula. También se necesitan Biblias (US$ 5 c/u) y sostén misionero (US$ 60 por mes) para promover el evangelio entre los no alcanzados de Egipto.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP