Noticias e Historias de las Misiones

Llevando la Alegría de Jesús a los Niños de Siria

17 de julio de 2014

Estos niños sirios sostienen manualidades que hicieron en abril durante una celebración de Pascua. La celebración recibió una respuesta tan entusiasta por parte de los padres que llevó a la puesta en marcha de los Clubes de Niños.

"Y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿Nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?" (Mateo 21-16)

Los niños son niños en todas partes, y eso incluye a los niños y niñas sirios cuyo país está envuelto en una terrible guerra civil.

En la reunión de esta mañana, el líder de adoracion comienza diciendo a los niños que está agradecido. El agradece a Dios por el talento que le ha dado de cantar y tocar la guitarra. Está agradecido por el amor de Dios que cambió su corazón. Está agradecido por la vida y la salud y por todos los chicos y chicas preciosas en la habitación.

El joven músico mantiene cautivo a su público. Su equipo ministerial esperaba una baja asistencia este fin de semana debido a las actividades de verano. En cambio vinieron más de 75 niños acompañados por sus madres y algunos padres.

El santuario de la iglesia se anima cuando los niños cantan de pie una canción sobre Jesús. Una niña lleva una camisa verde de Mickey Mouse. Un niño se ajusta su gorra de béisbol y le dice algo a su hermano que está a su lado. Ellos están sonrientes y divertidos. Dado que casi todos vienen todas las semanas, saben las letras de memoria.

Ellos cantan con entusiasmo. Para un extraño, la música puede sonar más como un ruido alegre que una dulce armonía. Sin embargo es alegre, y eso es lo que cuenta.

Cerca del frente del salón, alrededor de 20 niños de tres a cinco años de edad aplauden a la música y tratan de cantar al unísono.

El líder del equipo invita a la asamblea a dar gracias al Padre Celestial, pero se sorprende cuando seis jóvenes en este grupo levantan sus pequeñas manos para orar.

"Querido Dios, ayuda a mi papá a encontrar un trabajo", comienza una niña.

"Por favor, que la gente no perjudique a los demás", interviene otro niño.

"Gracias por nuestros maestros. Son amables con nosotros y nos abrazan", añade otro.

Los líderes están emocionados y sin palabras. Si necesitaban una demostración del éxito, ya la tienen. Dios está haciendo una gran obra en los corazones de estos niños y niñas.

Poniendo una canción en sus corazones

Estos niños están encontrando muchas razones para cantar y alabar a Jesús por Sus bendiciones en sus vidas.

Los adultos crean las guerras, pero los niños no pueden escapar a sus consecuencias. Durante los últimos tres años de asistencia a las familias sirias traumatizadas, los misioneros de un ministerio apoyado por Christian Aid vieron que las necesidades emocionales y espirituales de los niños eran desatendidas. Se necesitaba algún tipo de actividad o programa al menos una vez a la semana para ayudarles a ser niños otra vez, un refugio seguro donde pudieran divertirse y aprender acerca de Jesús.

Como resultado de ello, durante el fin de semana de Pascua, el ministerio puso en marcha un programa llamado Jesús para Niños (Jesus for Kids - JFK). Originalmente llamado Clubes de Pascua, estas reuniones proporcionaron oportunidades para que un equipo de cristianos sirios introdujera a los niños a su Salvador resucitado, Jesucristo.

Los dos programas iniciales fueron un éxito enorme. En el primer evento alrededor de 700 niños, la mayoría de ellos provenientes de hogares musulmanes, abarrotaron el templo. Ellos observaron una obra de teatro sobre el mayor don de Dios y se les invitó a orar para recibir ese regalo. En una reunión de seguimiento asistieron 350 niños, de los cuales más de 100 eran musulmanes.

Viendo el potencial, el ministerio tuvo planes más grandes para JFK, como un programa permanente para los niños sirios, pero las dificultades financieras eran una gran preocupación. Sin embargo, gracias a la generosidad de los patrocinadores de Christian Aid Mission, los misioneros ahora pueden concentrarse a tiempo completo en el ministerio, y no en la recaudación de fondos. El equipo todavía enfrenta un peligro físico a diario, pero eso no los ha disuadido de intentar traer un rayo de esperanza y luz para los corazones adoloridos.

La respuesta ha sido sorprendente. Desde el lanzamiento de JFK, el programa ya ha llegado a más de 15,000 niños sirios en Aleppo, Damasco y otras ciudades.

El equipo, en su mayoría compuesto por adultos jóvenes, viaja a diferentes iglesias, llevando canciones, manualidades, juegos bíblicos y oración. Actualmente hay 18 misioneros de JFK a tiempo completo, pero al ministerio les gustaría tener equipos adicionales activos pronto.

Stephen Van Valkenburg, el director del área de Medio Oriente de Christian Aid dijo:"Porque los hijos de Siria, al ver las historias bíblicas representadas a través de franelógrafos o títeres, pueden ver a la Biblia cobrar vida. Estas herramientas maravillosas de evangelismo llenan de risa y alegría una habitación llena de niños".

Vidas transformadas

Los niños que han sido testigos de la fealdad de la guerra pueden disfrutar de un entorno estable y divertido en los eventos del club.

Este ministerio sencillo está teniendo un impacto en más que los niños. Los padres y otros miembros de la familia acompañan a sus hijos a los eventos, y también están escuchando el mensaje del evangelio.

Durante la semana los miembros del equipo JFK también llevan a cabo visitas de seguimiento a las familias en sus hogares. Este aspecto de su ministerio es fundamental, ya que las visitas individuales les proporcionan oportunidades de construir relaciones y discípular a los nuevos creyentes. Los padres asisten a estudios bíblicos y se reúnen para la oración. Su fe florece cuando ven esas oraciones contestadas, a veces en forma milagrosa.

Recientemente, un miembro del equipo fue llamado a la cama de hospital de uno de los niños que asistían regularmente a las reuniones del club. El niño había sido herido de gravedad por una bala que le entró por el cuello y se había alojado a menos de un centímetro de distancia de su corazón.

La madre del niño no pudo contener las lágrimas cuando el miembro del equipo entró en la habitación.

"Es un milagro que la bala se haya detenido antes de atravesar el corazón de mi hijo", dijo. "Jesús detuvo la bala".

Luego fue el miembro del equipo quien lloró. El dijo: "Este niño y su familia nunca habían estado en una iglesia antes. Eran de origen musulmán. Me senté y le pedí a Jesús que completara su obra de sanidad en la vida de este niño, y que fuera glorificado en esta familia."

El líder del ministerio estima que alrededor del 90 por ciento de aquellos que alcanzan a través de JFK son musulmanes. Dijo que posiblemente, desde la Pascua, 20,000 niños sirios, sus padres y otros miembros de la familia, han creído en Cristo a través de los programas de JFK.

"Cuando uno escucha a los niños cantar las canciones, sabiendo las letras,es cuando se da cuenta de que realmente han estado escuchando. No es sólo para divertirse", dijo.

"Se puede ver una gran diferencia en ellos, sobre todo en los niños mayores. Sólo Dios sabe cómo las semillas plantadas a través de este ministerio darán sus frutos en el futuro".

Al ministerio le gustaría ampliar su alcance de un solo equipo a una docena de equipos con el fin de cubrir ubicaciones adicionales en Siria. La lista del líder incluiría 50 personas a tiempo completo y unos 300 voluntarios. También se necesitan materiales para manualidades, crayones, franelógrafos, apoyos ministeriales, y materiales audiovisuales.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP