Noticias e Historias de las Misiones

Civiles Huyen de Ataques Terroristas en el Noreste de Nigeria

2 de octubre de 2014

El ataque brutal de rebeldes contra varios pueblos y aldeas en el noreste de Nigeria ha enviado una avalancha de gente a refugios con sólo la ropa que llevaban puesta - y la supervivencia en sus corazones.

"Nunca en mi vida he visto a la gente correr por sus vidas como ahora", dijo el director del ministerio. "El evangelio ha sido nuestro único mensaje todo el tiempo, y ahora el enemigo está tratando de traer otro mensaje, esta vez es con espadas y armas".

Sirviendo comida a las personas desplazadas en el noreste de Nigeria.

Según informes publicados, entre finales de agosto y la primera semana de septiembre, al menos 300 personas han muerto en ataques de los rebeldes a ciudades y pueblos predominantemente cristianos.

"Más de 200,000 refugiados entraron en Yola, mientras que otros huyeron a Camerún y Maiduguri, dependiendo de la ruta que les parecía más segura", dijo el director. "Ahora nuestro ministerio debe ayudar a prácticamente todos los refugiados. Ningún hombre puede hacer esto por sí solo, ya que el número de personas va en aumento”.

Yola es la capital del estado de Adamawa, que limita con Camerún al este y con el estado de Borno, al norte, cuya capital es Maiduguri. Más tarde el ejército nigeriano recuperó el control de dos de los pueblos atacados cerca de la frontera Adamawa / Borno. Algunos de los que huyeron han comenzado a volver a esas áreas, donde los atacantes incendiaron muchas casas, pero miles permanecen en Yola y necesitan alimentos y refugio.

La afluencia de las masas que huyen ha hecho subir los precios de los alimentos y otros artículos un 300 %, pero las personas siguen llegando sin medios para pagar por nada, dijo el director del ministerio apoyado por Christian Aid Mission.

"Ahora tenemos que pedirles ayuda otra vez, porque no podemos pelear esta batalla solos", dijo el director del ministerio. "Nuestros misioneros y las personas necesitan urgentemente vuestras oraciones."

Él dijo que el ministerio está reclutando a algunos de sus misioneros autóctonos de otras partes de Nigeria para que ayuden.

"Rueguen por nosotros todo lo que puedan", dijo. "Compartan con los demás para apoyar a los niños y otras personas que no han comido durante días. No podemos alimentar a todas las personas desplazadas, y las iglesias locales han llegado a comprender que también deben ayudar a satisfacer esas necesidades desesperadas. Pero el número de personas que necesitan ayuda es demasiado grande para que ellos lo hagan solos”.

El grupo proporciona alimentos y ropa a las personas desplazadas que se refugian en la Escuela de Misiones Yola, y también provee asistencia, especialmente a aquellos cuyas casas han sido destruidas en las zonas atacadas.

"Normalmente cuesta US$ 6 por día para alimentar a una persona", dijo el director. "Pero ha habido momentos en los que había muchos, y gastamos US$ 2,400 por mes para darles de comer, sin incluir los costos de proporcionar jabón y otros tipos de apoyo que normalmente acompañan a ayudar a las víctimas".

El ministerio planea reubicarse en Abuja, la capital federal, en la parte central del país, pero primero deben garantizar el bienestar de los que se han convertido en cristianos bajo la influencia del ministerio en el área norte de Nigeria, predominantemente islámica, dijo.

"Estamos planeando obtener más alimentos y materiales para el pueblo", dijo el director. "Este debe ser nuestro ministerio, salvar almas y espíritu. Amados, pida al pueblo de Dios que ore por nosotros y por el noreste de Nigeria”.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP