Noticias e Historias de las Misiones

El Papel de la Biblia en el Norte de Iraq Aumenta Tras los Ataques de ISIS

30 de octubre de 2014

En Kurdistán personas de todas las religiones y edades están ansiosas por recibir Biblias.

En las zonas del norte de Irak, donde los militantes del Estado Islámico (ISIS) han extendido su brutal campaña para establecer un califato, ejemplares codiciados de la Biblia están jugando un papel clave en la vida de personas desplazadas de una gran variedad de trasfondos religiosos.

La oferta es limitada. Algunas Biblias solo están disponibles a nivel local, mientras que otras deben ser encargadas, pero la demanda parece no tener fin, especialmente entre los refugiados y las personas desplazadas internamente.

"Cada vez que tratamos de abrir una caja o contenedor para distribuir Biblias, somos 'atacados' por la gente en su afán de obtener una copia", dijo el director de un ministerio local. "Nunca tenemos problemas para distribuirlas".

Los miembros nominales de las iglesias históricas están buscando la Biblia, así como los yazidis, sunitas y chiítas musulmanes. Los Yazidis practican una mezcla de cristianismo, islam y zoroastrismo.

"La naturaleza religiosa de la región hace que la gente tenga un gran interés en los asuntos religiosos, que son una parte importante de sus vidas, y la búsqueda de la verdad se ha convertido en una de las prioridades de los musulmanes", dijo, y agregó que los asesinatos de civiles por motivos religiosos de los militantes de ISIS han proporcionado una oportunidad de oro para presentar al "Cristo de amor y de paz".

El ministerio autóctono asistido por Christian Aid Mission entrega Biblias junto con ayuda material, como alimentos y mantas. Si bien la satisfacción de las necesidades inmediatas es crucial, el conocimiento del Dios que se encuentra en la Biblia ofrece a los refugiados un beneficio más duradero, dijo el director de Oriente Medio de Christian Aid Mission.

"Los musulmanes vienen con una visión del mundo llena de miedo, y el mensaje de un Dios que se da a sí mismo y se preocupa por ellos como hijos de Dios es algo nuevo", dijo. "Les da una gran esperanza, y como lo han perdido todo, esta esperanza es mil veces más significativa”.

"La Biblia es el predicador que puede llegar a las personas, estar con ellas en casa y hablar con ellas todos los días de Jesús, algo que no siempre podemos hacer debido a la falta de predicadores", dijo. "No tenemos muchos en la zona, y la naturaleza del ministerio entre miles hace que la Biblia sea la herramienta número uno para la salvación de la gente".

Si bien reconoce que las atrocidades ISIS, como las decapitaciones por motivos religiosos de los no musulmanes, también fueron cometidas en los primeros años del Islam, los refugiados musulmanes no consideran a los militantes como verdaderos musulmanes.

Las personas desplazadas y los refugiados que se convierten en cristianos se reúnen siempre que pueden.

"Todos los musulmanes desplazados dicen que ISIS es una banda de delincuentes, y no verdaderos musulmanes", dijo. "Algunos se sienten avergonzados de este tipo de acciones, especialmente de lo que ocurrió en los albores del Islam y su expansión, mientras que otros tratan por todos los medios de negar que es parte de la religión islámica y dicen que es parte de un complot de los sionistas contra los árabes".

La mayoría de los musulmanes que están consagrando sus vidas a Jesucristo ya estaban desilusionados con el Islam, dijo.

"Por esta razón cientos están viniendo a Cristo hoy, ya sea en secreto o en público".

Además de los musulmanes y las personas de religiones minoritarias, como yazidis, las personas desplazadas pertenecientes a iglesias históricas que antes los desalentaban de la lectura de la Biblia, ahorase están presentando a reclamar copias. El director dijo que los miembros nominales de la iglesia siríaca ortodoxa, católica y otras iglesias han respondido al testimonio evangélico poniendo su confianza en Jesucristo para la vida eterna.

"Ellos están naciendo de nuevo, asisten a las iglesias, son discipulados y tratan de adaptarse a la nueva forma de aprender y leer la Biblia", dijo el director, quien agregó que el ministerio se esfuerza por trabajar con las iglesias históricas mediante la construcción de lazos de amistad.

Los nuevos cristianos de diversos orígenes se mezclan juntos como un nuevo pueblo en Cristo, aunque al vivir como pueblos desplazados, algunos permanecen aislados.

"De acuerdo a su ubicación geográfica, si pudieran muchos preferirían ir a las iglesias locales o iglesias caseras, pero debido a la dificultad de los viajes y de ganarse la vida y los desafíos de la vida, en su mayor parte son como las personas sin hogar, algunos permanecen en sus lugares hasta que los hermanos llegan a ellos", dijo.

Debido a las restricciones de los países del Oriente Medio para imprimir y distribuir Biblias, hay una continua necesidad de comprar Biblias, agregó. Se necesitan Biblias en árabe, arameo y lenguas kurdas, así como versiones de la Biblia para Niños. También se necesita el Nuevo Testamento en las lenguas kurda, sorani, y bahdinani. El ministerio también distribuye literatura cristiana, así como historias ilustradas de la Biblia para todas las edades, diseñadas para los musulmanes que no saben nada acerca de Jesús.

Los libros de historias ilustradas de la Biblia y La Biblia para niños cuestan US$ 5 c/u. Una Biblia cuesta US$ 4, y los ejemplares de tapa dura cuestan entre US$ 5 y US$ 8. Los Nuevos Testamentos impresos localmente cuestan US$ 2.

"Este es el momento adecuado para dar Biblias a los cientos de miles de refugiados en carpas en los campos de todo el mundo, en las montañas y en la zona del Kurdistán", dijo el director del ministerio iraquí. "Creo firmemente que la mano de Dios está en esta situación, y Él trajo a todas estas personas a nosotros y quiere que actuemos tan rápido como nos sea posible".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP