Noticias e Historias de las Misiones

Violencia Contra los Cristianos en Níger

22 de enero de 2015

Una Biblia carbonizada en un ataque a un templo cristiano en Niamey, Níger. (Danette Childs).

Cuando en este mes surgieron protestas en algunos de los países islámicos de línea más dura contra las representaciones del profeta Mahoma en una revista satírica francesa, la nación africana de Níger no estaba en el radar de mucha gente. Ahora lo está.

Durante el fin de semana del 16 al 18 de enero los musulmanes expresaron su enojo contra la revista Charlie Hebdo de Francia, matando a cristianos y quemando iglesias y otras instituciones cristianas, incluyendo clínicas médicas y un orfanato. La violencia en este país con una población musulmana del 98 %, que había vivido en relativa paz con su pequeña minoría cristiana (0,3 %) durante décadas, mostró elementos extremistas que los analistas han sospechado durante mucho tiempo.

Hay señales de que en el futuro podría haber incidentes.

El líder de un ministerio autóctono de Níger escribió el martes 20 de enero: "Han habido rumores de gente que marca las casas de los cristianos para futuros ataques. Más tarde a la noche recibimos varias llamadas telefónicas de cristianos y misioneros locales que confirmaron que sus casas fueron marcadas. Por favor, continúen orando por la situación muy insegura en Níger".

Los analistas dicen que el aumento de la violencia de los grupos islamistas en África, como Boko Haram (apoyado por Al Qaeda en el Magreb) en la vecina Nigeria, ha alimentado el crecimiento de elementos radicales en Níger. Tienen la teoría de que los grupos extremistas islámicos fueron un factor importante en los gritos de los musulmanes de Niger, "Maten a los infieles, maten a los cristianos," mientras quemaban 72 templos y mataban al menos a 10 personas.

La organización de apoyo al cristianismo Open Doors informó: "La saga de Charlie Hebdo se ha convertido en una oportunidad para atacar a los cristianos en Níger, un país dominado por el Islam, que había sido elogiado por su gobierno secular y tolerancia relativa hacia los cristianos. En los últimos años el país ha visto una creciente radicalización".

Mientras las protestas arreciarban en países con alto perfil de elementos extremistas islámicos, como Somalia y Pakistán, la respuesta violenta en Níger fue sorprendente. Níger no figuraba en la lista de Open Doors World Watch 2015 de los peores perseguidores de cristianos.

Un líder cristiano se local dijo que en Niamey, la capital, musulmanes furiosos quemaron 46 templos protestantes y 15 templos de iglesias católicas. Uno de los templos destruidos estaba a media milla de un ministerio apoyado por Christian Aid Mission.

El añadió: "También esta mañana nos enteramos de que un templo de las Asambleas de Dios fue destruido; eso estuvo muy cerca de nuestro nuevo edificio de oficinas. Hoy podemos contar muchas bendiciones, una de las cuales es el hecho de que nuestra iglesia se salvó".

La violencia comenzó el viernes (16 de enero) en Zinder, cuando varios templos y casas de cristianos fueron arrasados. Los ataques continuaron en Goure, Tanout, Magaria, Maradi, Birnin Gaouré, y al día siguiente en Niamey. Además de objetivos cristianos, jóvenes musulmanes airados también saquearon tiendas, atacaron estaciones de policía, bares y hoteles, así como empresas de no musulmanes o vinculadas a Francia.

Después de la muerte a tiros de 12 miembros del personal de redacción en las oficinas de Charlie Hebdo el 7 de enero por dos extremistas islámicos vengando las caricaturas del profeta Mahoma, el periódico publicó una portada que muestra a Mahoma llorando con un cartel con el lema ("soy Charlie ") mostrando solidaridad con las víctimas y la libertad de expresión.

Las representaciones de Mahoma de cualquier tipo están prohibidas en la mayoría de las cepas del Islam, y las escuelas principales islámicas prescriben la muerte del difamador.

Entre los muertos de los atentados en Níger hubo al menos tres cristianos atrapados dentro de templos. El líder de otro ministerio asistido por Christian Aid Mission condenó la violencia.

El dijo: "¿De qué delito son culpables las iglesias y los cristianos de Níger?. Condenamos estos disturbios y deploramos la pérdida de vidas humanas y el elevado número de heridos entre los ciudadanos inocentes que fueron atacados".

El líder del ministerio en Niamey dijo que el lunes 19 de enero él y otros líderes de la iglesia no presenciaron nuevas manifestaciones.

Las autoridades dijeron que más de 170 personas resultaron heridas, y que la escala de los disturbios señala otros factores que contribuyeron al caos, además de la portada de la revista. Los manifestantes también expresaron su enojo de que el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, participó en la marcha de la unidad en París contra el ataque a Charlie Hebdo. Los analistas también vinculan el origen de la violencia con Zinder, donde hay una fuerte oposición al partido en el poder, lo que sugiere que rivales políticos estaban avivando el fuego tras la participación del presidente en París.

Se sospechó la mano de grupos extremistas islámicos, y se dice que los funcionarios están investigando si Boko Haram, de la vecina Nigeria, estuvo involucrado. Abubakar Shekau, el líder de Boko Haram, es de Níger, y en medio del caos se vieron banderas de Boko Haram.

Aunque la mayoría de los musulmanes de Níger no habrían aprobado la representación de Mahoma de Charlie Hebdo, incluyendo al presidente Issoufou, quien hizo hincapié en que marchaba contra el terrorismo y no para apoyar la revista, la mayoría no parece simpatizar con la escala y el grado de los disturbios. Muchos musulmanes de Niger ayudaron a los cristianos que huían despavoridos.

El líder de un ministerio apoyado por Christian Aid Mission dijo: "El mes que viene tendré la oportunidad de conocer a cada musulmán que ayudó a la seguridad del pueblo de Dios en Níger, para darles las gracias".

Comparó a los que atacaron con los que crucificaron a Jesús, y dijo que los cristianos deben perdónalos porque ellos no sabían lo que estaban haciendo.

El dijo: "Tal como Jesús fue injustamente condenado y torturado, así lo fueron los cristianos en Níger, pero sinceramente creo que también ellos (los atacantes), no sabían lo que hacían. Así como Jesús le pidió al Padre, yo también pienso perdonar a estas personas".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP