Noticias e Historias de las Misiones

Familias Cristianas Huyen de los Secuestros de ISIS en Siria

6 de marzo de 2015

Muchos de los que llegan al Líbano desde Siria no pueden aun pagar una vivienda en ruinas.

La semana pasada, cuando el Estado Islámico (ISIS) secuestró al menos a 220 cristianos en el noreste de Siria, una mujer de la aldea Hassakah con una niña recién nacida y otros dos niños pequeños no pudo ponerse en contacto con su marido en un pueblo cercano.

"No sé dónde está mi marido", dijo la joven madre, sollozando. "Yo sabía que no había esperanza para él. Me fui sin llevar nada conmigo, excepto mis hijos".

Con su marido trabajando y sin poder hacer contacto con él, las tácticas de terror bien conocidas de ISIS la obligaron a tomar una decisión apresurada.

"Oímos lo que ISIS hizo en el pueblo vecino, y no me quise quedar", le dijo al líder de un ministerio en el Líbano que la ayuda a ella, a su hija de 8 años de edad, a su hijo de 4 años y a su bebe de11 días de edad. "Yo temía por mis hijos".

Mientras los militantes de ISIS secuestraban a otros cristianos asirios de su aldea, ella y otras 11 familias evangélicas asirias lograron escapar al centro de ministerio en Beirut, Líbano. El director del centro dijo que su pastor en Siria les había dicho que fueran al Líbano y buscaran su ministerio. Algunas de las familias que huían fueron al norte a Turquía antes de ir al Líbano; otras cruzaron a Siria, que ha estado envuelta en una guerra civil por casi cuatro años a causa de los rebeldes musulmanes sunitas que compiten para derrocar al presidente chiita Bashar al-Assad.

Algunas familias llegaron a Líbano en autobús; otras viajaron en tractores o tomaron taxis. La mujer con sus tres hijos (nombres omitidos por razones de seguridad) dijo que no podía encontrar a nadie que la transportara. Ella, con su niña recién nacida y sus otros dos hijos, comenzó a caminar.

"El sonido de las bombas se estaba acercando", dijo ella. "Todavía puedo oír a mujeres y niños gritando y gritando. No sé cómo pudimos escapar de todo eso".

A través de zonas de Siria donde ISIS hace cumplir las crueldades de su califato y otras zonas donde opera libremente sin necesidad de ocupar el terreno, la mujer y sus tres hijos pequeños caminaron y viajaron en vehículos las 350 millas hasta Beirut. Ella dijo que 7 u 8 automóviles o camionetas se detuvieron para recogerlos, el último dejándolos fuera de la frontera con el Líbano. Ellos cruzaron.

“Ahora estoy aquí en el Líbano sin nada", dijo. "no comimos nada durante días. Mis hijos y yo estamos muertos de hambre".

El ministerio busca alimentos, alojamiento y atención médica para las 12 familias que llegaron. El 23 de febrero ISIS comenzó a tomar rehenes cristianos en pueblos alrededor de Tal Tamer, a unos 25 kilómetros de Hassakah. ISIS avanzó y secuestró a los cristianos de todo Hassakah.

Los niños refugiados sirios en el Líbano necesitan colchones, sábanas, medicamentos, clases de inglés, fórmula para bebés y pañales, entre otras cosas.

Según los informes, el domingo 1 de marzo los terroristas islámicos liberaron a 19 cristianos, que llegaron a Hassakah en autobús después que una corte de la ley islámica Sharia dictaminó que podrían ser liberados después de pagar un "impuesto". La razón por la liberación de los 17 hombres y dos mujeres es desconocida, pero los defensores de los derechos asirios especulan que sus edades pueden haber desempeñado un papel, ya que la mayoría de los liberados son mayores de 50 años.

Según la Agencia Internacional de Noticias asiria (AINA), el martes 3 de marzo ISIS liberó a otros 4 cristianos asirios secuestrados en la provincia de Hassakah, incluyendo a una niña de 6 años de edad. El padre y la madre embarazada de la niña habían sido liberados dos días antes. AINA informa que los líderes asirios están tratando de negociar la liberación de los rehenes restantes.

De acuerdo a AINA, el número de cristianos asirios secuestrado en ciudades, pueblos y aldeas a lo largo del río en la provincia de Khabur Hassakah fue de entre 262 y 373. Ellos informaron que nueve combatientes asirios murieron defendiendo a sus pueblos, y que ISIS había ejecutado al menos a otros 12, entre ellos dos mujeres.

Todos los 3,000 cristianos de la región han huido, con la excepción de algunos miembros de las milicias que luchan contra ISIS junto a las fuerzas kurdas. Antes del inicio de la guerra civil del 2011, la población cristiana era de entre 40,000 y 45,000.

Según el Arzobispo Emanuel Youkhana, de la Iglesia Asiria Oriental, los secuestrados pueden haber sido transportados al cercano Monte Abdul Aziz, Él dijo que ISIS atacó al Valle Khabour, predominantemente cristiano, después de su derrota en la ciudad de Kobani, al oeste, cerca de la frontera con Turquía. Agregó que ISIS tuvo apoyo de los pueblos árabes sunitas cercanos, pero que los árabes sunitas cerca de la aldea predominantemente cristiana de Qaber Shamiat ayudaron a escapar a 15 hombres y mujeres cristianos.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, ISIS, una ramificación de Al-Qaeda en Irak, ha matado al menos a 1,969 personas, entre ellas 1,238 civiles, luego de declarar un califato en junio pasado. Con cientos de personas desaparecidas, la organización dijo que el número real de civiles muertos es probablemente mucho mayor.

Los militares de ISIS han proclamado un califato en partes de Irak y Siria y han atacado en repetidas ocasiones a minorías religiosas y a musulmanes moderados con decapitaciones, violaciones y otras crueldades. En agosto del 2014 ISIS asesinó a 500 personas de la comunidad Yazidi en Irak, violó y vendió a muchas de sus niñas en bazares y ha llevado a cabo ataques similares contra minorías religiosas en Siria.

Graeme Wood, en el número de este mes de El Atlántico, señaló que ISIS requiere que los musulmanes juren lealtad al califato autoproclamado, y bajo su teología islámica, los que se niegan son considerados "apóstatas" o desertores del Islam, y son, por tanto, sujetos a ejecución.

Según las Naciones Unidas, de los aproximadamente 3.7 millones de refugiados sirios que escaparon de la guerra civil y del vacío que permitió que ISIS se expandiera, cerca de 1.2 millones han huido al Líbano.

"Oren por estas familias", dijo el director del ministerio. "Oren por los que quedaron atrás. Oren por aquellos que todavía están huyendo".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP