Noticias e Historias de las Misiones

En Birmania, el Ministerio de los Misioneros Autóctonos es Crucial

19 de marzo de 2015

El bautismo de un nuevo cristiano en el 2010 en Birmania.

En Birmania (Myanmar), los aldeanos étnicos pobres de ese país predominantemente budista están generalmente demasiado ocupados tratando de ganarse la vida para escuchar la predicación del evangelio, pero un misionero autóctono llegó a una aldea remota y cientos de personas lo escucharon por varios días.

En el oeste del estado birmano Chin, donde las carreteras rápidamente se transforman en senderos de montaña, recientemente el pastor George* y su equipo viajaron en moto a una aldea de 300 viviendas. Ellos hicieron su camino a lo largo de una ruta peligrosa hasta una elevación escalofriante de 5,000 pies (1,524 m). Les llevó dos días llegar.

Los aldeanos pasan casi todos los días talando árboles para hacer claros para el cultivo. La única explicación de la acogida que George recibió fue la obra del Espíritu Santo.

George dijo: "Por lo general, los aldeanos están muy ocupados todos los días. Sin embargo, yo alabo y doy gracias a Dios porque durante nuestro ministerio, que duró tres días, nadie fue a trabajar, y 300 personas escucharon la Palabra de Dios".

Personas de otras seis aldeas también llegaron a las reuniones evangelísticas. Muchos de los presentes eran animistas que creían que estaban en deuda con espíritus malignos.

"Tuve la oportunidad de predicar la Palabra de Dios de 10 am a 10 pm", dijo George. "Dios salvó a 20 personas y restauró a más de 40 personas alejadas. En la aldea hay muchos creyentes nominales y aquellos que adoran espíritus malignos, y algunos de ellos fueron guiados más cerca de Dios".

Los evangelistas autóctonos han estado llevando la antorcha del evangelio en Birmania desde que en 1966 el régimen expulsó a todos los misioneros extranjeros. Operación Mundo dice: "Ha comenzado a florecer un movimiento de misiones autóctonas, y gracias a ello el evangelismo está aumentando".

En la actualidad los cristianos representan alrededor del 9 % de la población de Birmania, los budistas el 80 %, los musulmanes el 7.2 % y los hindúes menos del 0.5 %. En un contexto de guerra civil, oposición religiosa y pobreza, el evangelio ha avanzado. Con una tasa de pobreza del 73 %, el estado Chin con baja densidad de población es el más pobre en un país rico en recursos, pero sumido en la corrupción y mala administración del gobierno. En un país donde la mayoría de personas sobreviven con el equivalente de un dólar al día, el ministerio de George tiene previsto ofrecer un banco de arroz para el pueblo; el ministerio busca US$ 4,000 para comprar el arroz para vender a los aldeanos a un precio bajo.

"Sobre todo en la temporada de lluvias, cuando no pueden salir a comprar arroz debido a las malas carreteras", dijo. "Esto permitirá a las personas pobres comprar y comer arroz. Por lo tanto, oren por fondos para un banco de arroz".

Algunos pueblos no disponen de suficiente agua potable, y el ministerio desea proveer tuberías y un depósito de agua para transportar el agua de los manantiales naturales de la montaña, a un costo de US$ 5,000. George también dijo que una guardería necesita US$1,000 en provisiones y mantenimiento por un año, y 2,000 para los gastos de matrícula y alimentos para que 35 adolescentes pobres puedan asistir a la escuela secundaria.

"Rueguen que todas las personas en el estado Chin reciban el evangelio y sean redimidos y salvados", añadió, diciendo que 2 campañas evangelísticas cuestan alrededor de US$ 1,000.

A pesar de las reformas democráticas, una nueva constitución y un presidente civil, la junta militar que gobernó Birmania durante décadas todavía ejerce influencia. Los movimientos separatistas que surgieron de las promesas largamente negadas de autonomía para las regiones étnicas de Birmania, todavía están luchando contra las fuerzas del gobierno. Las milicias separatistas incluyen a las etnias Karen y Chin, que el gobierno considera un especial anatema, ya que en gran parte es cristiana. Usando la religión como una manera de construir la uniformidad, el gobierno favorece al budismo de la mayoría y ve al cristianismo como una fuente de división.

Personas aceptando a Cristo durante una reunión evangelística en Birmania en el 2014.

El gobierno tácitamente apoya las atrocidades contra civiles cristianos en zonas de guerra. Según los informes, la noche del 19 de enero y primeras horas del 20 de enero, soldados del Ejército de Birmania violaron y asesinaron a dos maestras de 20 y 21 años de edad que trabajaban para la Convención Bautista de Kachin, en el estado de Shan.

Christian Solidarity Worldwide (CSW) informó que las tropas atacaron a las mujeres en la aldea Kawng Hka Shabuk, Muse Distrito, mientras dormían.

"Los aldeanos cercanos escucharon a las chicas gritar, y cuando fueron a comprobar, vieron huellas de las botas del ejército de Birmania y los cuerpos violados y ensangrentados de las chicas muertas", informó CSW. "Los miembros de la iglesia fueron a la policía de Birmania en esta área, pero la policía no tomó ninguna medida".

Dado que en junio del 2011el Ejército de Birmania rompió el alto el fuego de 17 años en su conflicto con el Ejército para la Independencia de Kachin (KIA), la Asociación de Mujeres Kachin de Tailandia ha documentado más de 70 casos de violaciones en grupo, violaciones e intento de violencia sexual por parte de soldados del Ejército de Birmania en Kachin y Shan.

Los enfrentamientos entre la KIA y el Ejército de Birmania han tenido lugar en el estado de Kachin, y en el noroeste del estado de Shan. Un ministerio apoyado por Christian Aid Mission en el estado de Shan está planeando construir una casa donde los niños refugiados de los combates puedan vivir e ir a la escuela.

El director del ministerio autóctono, que ministra en una localidad no revelada dijo: "Tenemos algunos niños de víctimas de la guerra civil. Estamos orando por un pequeño terreno para construir al menos una casa de madera para que los niños vivan y vayan a la escuela".

El costo del terreno es de US$ 2,500, y el ministerio está considerando tres tipos de materiales para construir una casa de 48 pies por 20 pies: bambú por US$ 1,000, madera por US$1,800, o ladrillos, que costaría más.

El director del ministerio dijo: "Oramos por construir una casa de 48 pies por 20 pies, porque queremos aceptar más niños. Si podemos tener nuestro propio terreno y un edificio, vamos a aceptar a más niños de la frontera de Kachin. En este momento tenemos cuatro niños".

A unos 500 metros del lugar propuesto hay un pozo de agua que cubriría las necesidades de los niños, si pueden comprar el terreno. Además se necesita un depósito de agua. También a unos 500 metros de distancia desde el sitio hay una central eléctrica. El ministerio tendría que solicitar un medidor, comprar un cable y un poste e instalarlo, todo por un costo de alrededor de US$ 800.

El director escribió recientemente: "Muchas gracias por vuestras oraciones y apoyo para este programa esencial. Muchas gracias por vuestras oraciones por las necesidades de nuestro ministerio. Oren que la obra de Dios siga adelante".

* (Nombre cambiado por razones de seguridad)

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP