Noticias e Historias de las Misiones

Las Derrotas Sufridas por ISIS Ofrecen un Rayo de Esperanza a los Iraquíes Desplazados

16 de abril de 2015

El evangelio se propaga rápidamente entre familias de refugiados que viven en edificios de departamentos baratos en Erbil, como este complejo que alberga a 350 familias de refugiados de Qaraqosh.

Las victorias militares contra el Estado islámico (ISIS) y la aprobación del presidente estadounidense sobre la manera en que el primer ministro iraquí condujo la guerra, dan a los iraquíes desplazados un rayo de esperanza, pero ven pocas posibilidades de volver pronto a casa.

La captura de Tikrit el 2 de abril dio a las fuerzas militares que combaten a ISIS un impulso considerable. En lugar de continuar hacia el norte hacia el bastión de ISIS en Mosul, que muchos de los desplazados iraquíes llaman hogar, las fuerzas iraquíes fueron hacia el sur y hacia el oeste en territorio controlado por el Estado Islámico en la vasta provincia de Anbar.

Desde agosto pasado, los refugiados iraquíes que anhelan volver a Mosul, Qaraqosh y las zonas circundantes, han estado viviendo en carpas y edificios de departamentos en Erbil y Dohuk.

El líder de un ministerio autóctono iraquí entre los refugiados dijo: "En este momento la gente está decepcionada, sobre todo los que viven carpas. Ellos no viven en edificios, y están muy decepcionados por eso, porque no hay ninguna señal de que vayan a regresar pronto. La mayoría de ellos pregunta al gobierno si pueden regresar o si el gobierno puede devolverles su territorio. Ellos responden: "No. Si los dejamos volver estarán en el rango de los misiles o de cualquier bomba que caiga allí, "No podemos".

En su visita a la Casa Blanca, Haidar al-Abadi, el primer ministro iraquí, tenía la esperanza de obtener drones y otras armas de Estados Unidos para luchar contra ISIS. En su lugar el presidente Obama prometió US$ 200 millones en ayuda humanitaria muy necesaria para las personas cuyas vidas han sido afectadas por la guerra. También felicitó al primer ministro Abadi, quien asumió el cargo en septiembre con el apoyo chiita, por unir a suníes y combatientes kurdos.

Las milicias chiítas de Irán también han desempeñado un papel en las victorias contra ISIS, y los EE.UU., y los líderes iraquíes pasaron una buena parte de su reunión de 40 minutos discutiendo el papel de Irán, que ambos líderes temen está tratando de ampliar su influencia en la región. El presidente Obama dijo que "cualquier ayuda extranjera" en la guerra debe pasar por el gobierno iraquí. El primer ministro Abadi agregó: "También vamos a poner a todos los combatientes bajo el control del Estado y bajo el mando del comandante de las fuerzas armadas".

Los Estados Unidos han desplegado más de 3,000 soldados en Irak para entrenar y asesorar a las fuerzas iraquíes y proveer seguridad, inteligencia y apoyo logístico. Los ataques aéreos de la coalición de Estados Unidos fueron claves el 2 de abril para retomar Tikrit de los militantes de ISIS.

En junio del 2014 ISIS tomó Mosul en un ataque sorpresa que obligó a miles de cristianos y otros a huir de la segunda ciudad más grande del país, donde los militantes llevaron a cabo atrocidades espantosas. La Casa Blanca sigue oponiéndose a enviar tropas, y ha advertido que la ayuda a las fuerzas iraquíes, combatientes kurdos y milicias iraníes para sacar a ISIS de Mosul implicará un largo proceso. Al mismo tiempo, los combatientes kurdos informan que ya están tratando de entrar en la ciudad.

El líder del ministerio autóctono dijo que la mayoría de los refugiados, especialmente los cristianos, vinieron de aldeas en el valle de Nínive, que separa a Erbil de Mosul. Con la asistencia de Christian Aid Mission, el ministerio pudo colocar a muchos de ellos en edificios de departamentos, y cuando musulmanes, cristianos nominales, y otros se entregaron a Cristo, nacieron iglesias.

El líder del ministerio autóctono dijo: "Tenemos algo así como una iglesia en cada edificio, y eso es una muy, muy buena herramienta para personas que nunca oyeron hablar del Señor. Incluso algunos refugiados cristianos de fondo tradicional no conocen a Jesucristo. Ellos no lo conocen como su Salvador personal, no asisten a la iglesia, y no tienen la Biblia".

Desde agosto pasado los iraquíes desplazados están esperando señales de que el Estado Islámico será vencido y podrán regresar a sus hogares.

Mientras el cristianismo se difunde en los campamentos de refugiados en el norte de Iraq, el Estado Islámico está luchando ferozmente para retener el terreno necesario para su autoproclamado califato. Esta semana la Casa Blanca dijo que más de 1,900 ataques aéreos de la coalición han ayudado a recuperar entre el 25 y el 30 % del territorio que el Estado Islámico tomó el año pasado, pero ha habido retrocesos en las batallas de Anbar.

En Ramadi, la capital de la gobernación de Anbar, a menos de 70 kilómetros de Bagdad, la semana pasada los militantes islámicos tomaron Albu Faraj, una zona al norte de la ciudad. Después de que vehículos y bombas abrieron el camino para los militantes ISIS, estos mataron a 15 miembros de las familias de policías y militares en sus hogares. Cientos de familias huyeron.

Un funcionario provincial de Anbar llamó urgente al primer ministro Abadi pidiéndole refuerzos y suministros.

Una razón de que ahora Iraq esté tratando de retomar Anbar es que en gran parte es un territorio sunita, y presumiblemente implicaría una menor participación de las milicias chiítas de Irán, que se sentían incómodas entre las fuerzas iraquíes y kurdas que tomaron Tikrit. El razonamiento es que cuanto más Estados Unidos apoye al primer ministro Abadi en la lucha contra ISIS y suavice las relaciones con los sunitas, habrá una menor influencia de Irán.

El 8 de abril las fuerzas de seguridad iraquíes comenzaron a atacar las ciudades de ISIS en Anbar, en lo que se espera será un paso previo a retomar el territorio de la provincia de Nínive, incluida Mosul, su capital. El líder del ministerio dijo que los iraquíes desplazados en los campamentos de refugiados oyen hablar de la liberación inminente de Mosul y otras áreas, pero no ven señales de lo que sería una gran operación con muchas bajas civiles. Mientras tanto, dijo, él y su equipo todavía están viendo una apertura sin precedentes para el evangelio.

Él dijo: "En la situación actual, casi todo el mundo está abierto a escucharle, porque la mayoría de las personas están quebrantadas de corazón; perdieron mucho, y no tienen esperanza. Así que lo que les das, lo que demuestras, ellos simplemente bajan la cabeza, lloran contigo y aceptan lo que dices".

Además de proveer alimentos, ropa, pañales, fórmula para bebés, el pago de gastos médicos y gastos de operaciones de emergencia, el ministerio también opera una clínica médica móvil en una furgoneta equipada para la tarea. Ellos alcanzan al menos a 80 personas por día; todos ellos oyen el evangelio y reciben una Biblia, así como oración.

El director dijo: "Amo a los musulmanes; mi ministerio está alcanzando a los musulmanes para Cristo. En este momento de desastre, yo diría que el 90 % de ellos están muy abiertos al evangelio. La semana pasada 30 personas se salvaron y se unieron a la iglesia".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP