Noticias e Historias de las Misiones

La Iglesia en Turquía Trata de Evitar Problemas

21 de mayo de 2015

La Iglesia Ágape en Samsun fue fundada a pesar de la hostilidad del país hacia los cristianos por nacionalistas turcos seculares y musulmanes de línea dura.

Las iglesias del primer siglo en lo que hoy es la actual Turquía se reunían sobre todo en los hogares, pero hoy en día los cristianos turcos descubren que corren más riesgos reuniéndose en casas que en edificios públicos.

Un pastor turco dijo que los cristianos en las ciudades a lo largo de la costa del Mar Negro no se pueden reunir en sus departamentos sin levantar sospechas de sus vecinos musulmanes. Trece años atrás, el Pastor Matta (nombre completo retenido por razones de seguridad) y un colega fundaron una iglesia en Samsun, en lo que fue la provincia romana de Ponto, donde el apóstol Pedro se dirigió a los creyentes en 1 Pedro 1: 1, ya que estaban buscando al mismo tiempo fundar iglesias en Ordu y otras ciudades a lo largo de la costa del Mar Negro.

Cuando comenzaron a hacer viajes a Ordu, a 93 millas al este de Samsun, para discipular a ex musulmanes, inicialmente el Pastor Matta y su colega ministraron en parques. Los turcos son altamente relacionales, conversacionales y hospitalarios, dijo el Pastor Matta, pero así como eso abre oportunidades para la proclamación del evangelio, también hace difícil que aquellos que han abrazado a Cristo se reúnan para adorar cerca de sus vecinos musulmanes. A diferencia de los departamentos aislados y privados de muchas naciones occidentales, los edificios de apartamentos en Turquía son como un tapiz de tejido apretado.

En un país donde muchos ven a los cristianos como espías extranjeros o traidores nacionales, las reuniones caseras pueden ser un problema.

El Pastor Matta dijo: "Hay un gran temor de los grupos pequeños en hogares - siempre están bajo sospecha de cosas desagradables que pueden dañar a la comunidad. Cualquier persona con un mensaje diferente es considerada extranjera y no es bien recibida. Si tienen estudios bíblicos en sus hogares pierden sus empleos, las familias los rechazan y hay el riesgo de que sus hijos sean expulsados de la escuela".

Se sabe que las escuelas en Turquía han inventado tecnicismos para expulsar a los estudiantes cuyos padres dejaron el Islam. Con una población de poco menos de 196,000, Ordu es una ciudad pequeña donde es difícil permanecer en el anonimato, dijo el Pastor Matta. Afortunadamente, los nuevos cristianos no tienen ningún reparo en asistir a cultos en un lugar público.

él dijo: "La razón por la que tuvimos que alquilar un lugar es que muchos creyentes no podían simplemente invitarnos a sus hogares. Notamos un gran interés por conocer el mensaje del evangelio, pero mucho miedo de tenernos en sus hogares. Ministramos sobre todo en parques, lejos de los hogares, pero en la época de invierno es imposible debido al frío".

La congregación ha crecido a 31 personas, la mayoría refugiados iraníes, junto con ocho turcos, un armenio con ciudadanía turca y tres georgianos. El Pastor Matta visita la iglesia en Ordu una vez por semana para predicar y capacitar a un líder local que dirija los cultos. También viaja semanalmente a Amasya y Sinop para predicar.

En Ordu, él y su colega hicieron los primeros contactos a través de las respuestas al sitio web de la iglesia y ofreciendo el Nuevo Testamento en anuncios en los periódicos.

"Cuando comenzamos a recibir direcciones, los visitamos", dijo. "Rogamos a Dios que nos ayudara a guiar la conversación hacia Su verdad. Antes de la visita orábamos, y Dios nos ponía en contacto con personas interesadas".

Samsun es la antigua ciudad portuaria de Amisus, que se cree que fue un punto de tránsito importante para la expansión del cristianismo en el primer siglo, y allí y en Ordu los restos de templos reutilizados durante la reposesión turca de las propiedades griegas a principios del siglo 20 dan testimonio de la presencia del cristianismo en la región. Aun así, dijo el pastor Matta, la oposición de los musulmanes a menudo se basa en la noción de que la zona siempre ha sido musulmana. Un musulmán local le dijo recientemente que la iglesia era ajena a Ordu.

El Pastor Matta se rio ante la sugerencia, señalando que el edificio de enfrente, ahora utilizado como teatro, una vez albergó una iglesia. El pastor le dijo al musulmán que ese es uno de los templos más bellos de Turquía, a pesar de que ahora es utilizado para otras funciones.

El pastor le dijo: " En la ciudad de Ordu hay muchos edificios de la antigua iglesia. Hace cien años había decenas de miles de cristianos; los cristianos no son ajenos a esta tierra y su cultura. La gente solía vivir junta en el pasado, por favor, no traten de separarnos".

El musulmán local respondió: "Puede que tengas razón, pero..." y su voz se apagó mientras se alejaba, dijo el Pastor Matta.

Algunos antiguos templos se utilizan como estaciones de bomberos, otros como lugares para bodas, dijo.

"Es bastante obvio que los cristianos han vivido en esta tierra en el pasado", dijo. "Hay 17 ciudades en la zona del Mar Negro, y en un momento sólo hubo una iglesia".

La gente en este país 99 % musulmán ejerce presiones sutiles sobre los cristianos. Cuando la congregación estaba colgando su signo en el templo de Ordu, los musulmanes venían y decían: "Les hemos dado la bienvenida, pero por favor no cuelguen ese signo". Ellos decían que no querían una cruz en su barrio.

Él dijo: "Quieren hacer creer a todo el mundo que en Turquía hay libertad religiosa, pero no nos dan ninguna libertad".

Turquía tiene una constitución y un gobierno laico y, pero incluso los turcos seculares defienden un nacionalismo arraigado que implica una lealtad inquebrantable al Islam. Al mismo tiempo, los miembros de la facción islamista que han tratado de hacer que el país sea oficialmente más islámico actualmente se encuentran en los niveles más altos del gobierno.

El Pastor Matta trató de alquilar uno de dos templos antiguos para celebrar la Semana Santa en Ordu, cada uno de ellos propiedad de una organización diferente. Uno de los dueños respondió: "Si se lo alquilo a usted, eso me pondría en una posición muy difícil. Por favor, no me fuerce a hacerlo", dijo el Pastor Matta. El otro le dijo que registrara su solicitud en la Oficina Central de Ordu y esperara una respuesta.

La iglesia Ágape en Ordu enfrentó oposición cuando quiso poner el signo de la cruz.

El Pastor Matta dijo: "La respuesta fue que en la noche que habíamos pedido había un evento de teatro. Así que le pregunté acerca de la noche siguiente. Tampoco era posible debido a que otra persona lo había reservado. Pregunté por otras noches, pero me dijeron que cada noche estaba reservada para producciones teatrales. Le pregunté, '¿Cuándo está vacío?'". La respuesta fue que no estaba disponible.

El dijo: "Sonaba como si este lugar estuviera reservado todo el tiempo para producciones de teatro, o no eran sinceros acerca de dejarnos celebrar la Semana Santa".

Otras hostilidades contra los cristianos no son tan sutiles. En Trabzon, más al este, en la costa Negra, en febrero del 2006 el reverendo Andrea Santoro fue asesinado a tiros en una iglesia católica. El asesino, Oguzhan Akdin, de 16 años de edad, dijo que le disparó a Santoro en represalia por las caricaturas en Dinamarca que representan al profeta del Islam. Akdin fue condenado a casi 19 años de prisión por disparar a Santoro en la cabeza mientras el sacerdote se arrodillaba en oración.

En julio del 2006 en Samsun, el Reverendo Pierre Brunissen fue apuñalado en un ataque no fatal.

A los ojos de los turcos, un sitio público de culto parece dar a los cristianos un aire de legitimidad. El Pastor Matta dijo que desde que hace aproximadamente un año la iglesia de Ordu comenzó a reunirse en un almacén, todo el mundo viene libremente siempre que puede. El edificio necesita alrededor de 5,000 dólares para renovaciones, dijo, y la iglesia busca ayuda para pagar el alquiler mensual de US$ 440.

El pastor dijo: "Creemos que el número de creyentes adorando a nuestro Señor en Ordu va a aumentar. También voy cada semana a las ciudades de Amasya y Sinop, así que esperamos ver a más grupos adorando juntos a nuestro Señor. Me siento alentado por Juan 5:17, donde Jesús dice: 'Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo', sabiendo que Dios está obrando en la vida de la gente de aquí. Por favor oren que más turcos encuentren a Cristo, y que nazcan más congregaciones para Su Reino".

Email this page Print this page
SC: MIR