Noticias e Historias de las Misiones

Frente a Posibles Grandes Cambios, los Cubanos Están Hambrientos de Esperanza

18 de junio de 2015

Cristianos en Cuba reunidos para un bautismo.

Los Estados Unidos y Cuba están a punto de establecer relaciones diplomáticas por primera vez en 54 años, y ya se han comenzado a abrir avenidas comerciales entre los dos países, lo que ofrece un rayo de esperanza. Sin embargo, según dijo e director de un ministerio local, deberán buscar la esperanza en otro lugar.

Aunque el potencial de un cambio económico ofrece algunos motivos para ser optimistas, la mayoría de la población cubana sigue languideciendo en la pobreza. Según los informes, más cubanos que nunca están desafiando la fuerte marejada para abandonar la isla, impulsados no sólo por el hambre, sino también por los rumores de que la restauración de las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos podría eliminar la política de los Estados Unidos de permitir que los cubanos que llegan a sus costas consigan la residencia (los aprehendidos en el mar son devueltos a Cuba). Los salarios en Cuba no son lo suficientemente altos para que la mayoría de las personas puedan cubrir los gastos mensuales, faltan muchos bienes básicos y la extensa red social del país no protege a muchos del hambre.

El director de un ministerio autóctono de la isla dijo: "Los cambios en la política entre los Estados Unidos y Cuba en relación con las restricciones de viaje y las embajadas locales no parecen haber afectado o mejorado la situación de las personas que todavía tienen una vida sin esperanza, estímulo o alimentos. Los únicos que tienen una esperanza son los que reciben a Cristo como Señor y Salvador".

Aunque Obama, el presidente de los Estados Unidos, y las administraciones anteriores han desmantelado algunos obstáculos para el comercio con los Estados Unidos, los analistas creen que el bloqueo comercial, económico y financiero contra Cuba está lejos de ser levantado. La ley estadounidense establece que la derogación del embargo requeriría una ley del Congreso, y la condición de que Cuba celebre elecciones libres y justas y haga una transición a la democracia con un gobierno que excluya a los Castro. Raúl Castro, el hermano de 84 años de edad del ex gobernante Fidel Castro, ha dicho que dejará el cargo en 2018.

El 11 de abril Raúl Castro y Obama se dieron la mano en la Cumbre de las Américas en Panamá. Esa fue la primera reunión entre los jefes de Estado de los dos países desde que Cuba y Estados Unidos rompieron relaciones en 1961. Después de 18 meses de conversaciones secretas entre los dos países, el 17 de diciembre del 2014 Obama anunció planes para restablecer las relaciones diplomáticas. Las últimas conversaciones formales se llevaron a cabo entre el 21 y el de 22 mayo, y el 29 de mayo el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció que retiraban a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, un tema que había presentado un gran obstáculo para los esfuerzos de restablecer las relaciones diplomáticas. Las autoridades estadounidenses han indicado que no serán necesarios grandes conversaciones formales antes de que se elaboren los detalles que permitirán el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Las violaciones de los derechos humanos en la isla de 11.2 millones de personas, sin embargo, siguen siendo problemáticos. Según un informe de este mes de Christian Solidarity Worldwide (CSW), un creciente número de líderes religiosos exigen abiertamente la libertad religiosa, lo que ha llevado a la represión a nivel local y nacional. A principios del 2008 Cuba firmó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, pero CSW ha señalado: "Siete años después, Cuba todavía no ha hecho ningún movimiento para ratificarlo".

En el 2014 CSW registró 220 casos separados de violaciones de la libertad religiosa, frente a 185 en el 2013 y 120 en el 2012.

Según el informe, "los grupos religiosos no registrados han sido un objetivo particular de la represión del gobierno, con informes de hostigamiento, multas y amenazas de confiscación o destrucción de la propiedad".

De acuerdo con CSW, aunque el número de violaciones de la libertad de religión o de creencia este año se ha mantenido estable, han crecido en intensidad. Por primera vez desde el 2011, un líder de la iglesia ha sido encarcelado, y el gobierno parece tener como objetivo las propiedades de las organizaciones religiosas. Los estudiantes extranjeros que participan en actividades religiosas vinculadas a grupos no autorizados han sido expulsados.

Atletas cristianos en Cuba enseñan béisbol como una forma de llegar a los niños y a sus padres con el evangelio.

Las autoridades pueden estar tomando medidas enérgicas contra las iglesias no registradas, pero el líder del ministerio autóctono dijo que ha visto la mano de Dios moverse poderosamente para el avance del evangelio. En una zona montañosa no muy lejos del lugar donde Castro lanzó la revolución, el año pasado 1,256 personas pusieron su confianza en Cristo como Señor y Salvador a través de un programa de fundación de iglesias patrocinado por un seminario de la isla (nombre y lugar no revelado por razones de seguridad).

El director del ministerio, que recibe asistencia de Christian Aid Mission, dijo que en los primeros días de la revolución la gente comúnmente creía que las iglesias evangélicas se desvanecerían cuando sus miembros ancianos murieran.

"Hoy en día, 270 seminaristas jóvenes están llevando el evangelio a las montañas, causando una revolución espiritual", dijo. "Los estudiantes reciben entrenamiento bíblico y trabajan en un programa de fundación de iglesias, comparten acerca de Jesús y regalan Biblias y Nuevos Testamentos. El año pasado a través de este ministerio se fundaron 26 nuevas iglesias en las montañas".

Alrededor del 70 % de las nuevas congregaciones no tienen luz eléctrica, y con la ayuda de Christian Aid los misioneros autóctonos pudieron adquirir faroles. Dos de los misioneros también compraron mulas.

Él dijo: "Durante el día utilizan las mulas para transportar el cacao y el café a la granja, y por la noche para viajar a sus congregaciones, ubicadas hasta a 3 horas de caminata cuesta arriba".

La escasez de alimentos persiste. En los últimos meses el ministerio proveyó casi 1,200 platos de comida a través de sus congregaciones en tres lugares diferentes. El director del ministerio dijo que para la mayoría de los niños atendidos, esa era la única comida que tenían en el día.

"La mayoría de los niños vienen de barrios locales, y la comida es un buen testimonio, porque después siguen viniendo a la iglesia para asistir a clases de escuela dominical y cultos", dijo.

Junto con el fútbol, el béisbol es muy popular en Cuba, y el ministerio involucra a los niños y a sus padres a través de ambos deportes. Atletas cristianos enseñan a los adultos jóvenes y a los niños a jugar al béisbol, que tiene una larga historia en el país y está vinculado al nacionalismo cubano. A través del contacto diario con los niños, los atletas han tenido tantas oportunidades para compartir el evangelio con ellos y con sus padres que en el pasado año más de 1,000 personas pusieron su fe en Cristo, dijo el director.

Con la ayuda de Christian Aid, el ministerio también ofrece pelotas de fútbol a un puñado de iglesias, y ya hay un total de 30 equipos, dijo.

"Los misioneros y los niños celebran cultos en la cancha de fútbol y luego juegan y enseñan fútbol a los niños no cristianos", dijo. "Por lo tanto, todos los domingos las iglesias están llenas de niños y sus padres con hambre de la Palabra de Dios. Una congregación comenzó este tipo de evangelización hace ocho meses y ahora tiene 40 nuevos niños en su clase de escuela dominical. Muchas gracias por vuestras oraciones y apoyo financiero, y por preocuparse por nuestro ministerio en Cuba".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP