Noticias e Historias de las Misiones

Evangelizando a los Sordos no Alcanzados del Líbano

16 de julio de 2015

Los padres musulmanes suelen acompañar a sus hijos a los alcances de un ministerio entre los niños en el Líbano.

En las culturas del Medio Oriente los niños sordos tienden a ser descuidados o incluso abandonados debido a su deterioro. Al igual que otros niños física o mentalmente discapacitados de la región, normalmente son dejados de lado en la vida familiar, la educación y las oportunidades económicas.

Los misioneros cristianos de la región dicen que en la cosmovisión islámica esos niños traen vergüenza a la familia, y los padres a menudo simplemente los mantienen ocultos del público. Cuando una organización cristiana con sede en el Líbano cinco años atrás comenzó a alcanzar a los sordos, descubrió a un pueblo no alcanzado que anhelaba ser parte de la comunidad.

El director del ministerio en Beirut dijo: "Hemos visto a personas sordas entregarse a Cristo. Queríamos comenzar este ministerio, porque las personas sordas en el Medio Oriente en general, no sólo en el Líbano, no son parte de la sociedad, ya que realmente no son bien vistas por la gente".

Antes de que su ministerio comenzara a alcanzar a los sordos, una asociación de agencias misioneras e iglesias buscando establecer iglesias entre grupos étnicos en el mundo había identificado a los sordos en el Líbano como un "grupo étnico no contactado y no alcanzado". La asociación, llamada Para Terminar la Tarea (Finishing The Task - FTT), utiliza el término "no contactado" para grupos de personas a los que nadie está aún tratando de anunciar a Cristo.

FTT estima que en el Líbano hay 21,000 personas sordas, pero debido al estigma asociado a la sordera en el país, se cree que el número podría ser mayor. La cifra real podría estar en los cientos de miles de personas. Gracias a la introducción del lenguaje de señas en alcances del ministerio a personas principalmente musulmanas en el Líbano, cerca de 90 personas sordas se entregaron a Cristo, dijo el director del ministerio. Dos grupos de 40 a 45 personas se reúnen para orar.

"Algunos de ellos tienen el coraje de ir a la iglesia", dijo. "Otros se reúnen en diferentes lugares, ya que pertenecen a familias musulmanas".

Después de haber visto la necesidad y la cosecha potencial, el ministerio tiene previsto extender este alcance exitoso a los niños sordos. Con la asistencia de Christian Aid Mission, el ministerio espera servir a entre 200 y 300 niños sordos.

Los niños atendidos por el ministerio autóctono en Beirut provienen de hogares donde reina la pobreza y la desesperación.

Inicialmente, el ministerio planea ofrecer a los niños sordos actividades como una Escuela Bíblica de Vacaciones, y a medida que crecen en su conocimiento de Cristo invitarlos a asistir a una semana en el "Club de Niños" para discipularlos. El ministerio también ofrecerá dos obras de teatro para niños sordos y sus familias en un lugar que el ministerio ha alquilado. Como todos los niños sordos provienen de familias pobres, donde la ansiedad, la soledad, la depresión y la desesperanza son compañeros diarios, la primera producción enfatiza cómo el mal es el resultado del pecado, no la obra de Dios, que busca una relación auténtica y sana con la gente. La segunda obra crea conciencia sobre la higiene, de importancia crítica para los niños pobres.

Durante las funciones, el ministerio planea invitar a los niños a las reuniones del club, que se llevarían a cabo dos veces por semana en dos o más sitios. Las reuniones incluyen juegos, lecciones bíblicas, cantos de adoración y diversión. Estas reuniones han tenido tanto éxito entre la audiencia que algunos niños tienen dificultades para irse. El director dijo que los padres musulmanes informan que sus hijos son más amorosos y respetuosos, y están felices de que sus hijos estén aprendiendo acerca de Dios. Alrededor del 90 % de los niños que acuden a las reuniones ponen su confianza en Cristo.

Él dijo: "A través de estos clubes para sordos planeamos hacer el seguimiento y discipular a los niños. Ellos van a poder aprender a desarrollar una relación con Dios y crecer en su fe".

Él dijo: "Las actividades para los sordos requieren algunos ajustes. Es diferente cuando se trabaja con sordos, porque se debe trabajar junto con alguien que pueda traducir sus palabras en el lenguaje de signos, y los juegos son un poco diferentes porque dependen totalmente de la vista".

Los sordos también se unirían a las sesiones de entrenamiento que el ministerio organiza para los niños no sordos mediante la utilización de intérpretes, agregó.

"Esto tiene el beneficio adicional de la socialización de los niños sordos con los niños no sordos, y así romper con los estereotipos y el estigma", dijo.

El año pasado el ministerio participó en un programa de protección de la infancia que expuso la necesidad de la educación para proteger a los niños de diversas formas de abuso. El ministerio tiene previsto celebrar cinco conferencias para educar a los niños sordos, a sus padres y maestros sobre el abuso sexual, el secuestro y los recursos de protección de la infancia y los derechos del niño.

Además de los planes de proveer a los sordos una película en DVD sobre la vida de Jesús, el ministerio también espera duplicar sus exitosas conferencias de capacitación de liderazgo para los sordos. Los que se entreguen a Cristo serán entrenados y equipados para llegar a las personas sordas jóvenes en el Líbano con el mensaje de salvación de Cristo.

El ministerio, que cuenta con 14 miembros del personal y 70 voluntarios, entrenaría a 80 personas en cada sesión como voluntarios en los clubes de los niños semanales para sordos. Los padres de los niños sordos que ponen su fe en Cristo serían capacitados para conducir las iglesias, tal y ocurre en el programa del ministerio para los no sordos.

"Nos ha sorprendido ver el número de personas que vienen a Cristo en estos días", dijo el director. "Estamos viendo los milagros que suceden en estos días entre el pueblo musulmán. Muchos están aceptando a Cristo".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP