Noticias e Historias de las Misiones

Los Civiles en Ucrania Sufren Tras el Fracaso del Alto el Fuego

13 de agosto de 2015

Una inquilina de un departamento de un edificio bombardeado en Ucrania.

Mientras otro alto el fuego fracasa en Ucrania, los misioneros autóctonos de Ucrania están arriesgando sus vidas para llevar ayuda vital a la población civil, de la cual casi 7,000 personas ya han perecido.

Un alto el fuego firmado en febrero entre los separatistas apoyados por Rusia y las fuerzas ucranianas se desmoronó rápidamente en la última semana cuando las tropas de ambos bandos reportaron víctimas. El acuerdo de febrero siguió al fracaso de un alto el fuego previo firmado en septiembre del 2014. Las Naciones Unidas estiman que desde abril del 2014 más de 6,800 personas, entre civiles y soldados, han muerto, y otras 17,100 resultaron heridas.

En febrero el gobierno de Ucrania colapsó en medio de las crecientes protestas. Los manifestantes estaban enfurecidos ante la decisión del gobierno, bajo la presión de Rusia, de renunciar a un pacto comercial que habría unido a Ucrania con la Unión Europea. Los manifestantes se indignaron aún más cuando el gobierno aceptó un préstamo importante de Rusia.

En medio de los disturbios, el 18 de marzo de 2014 Rusia anexó la región ucraniana de Crimea. Al mismo tiempo, las manifestaciones pro-rusas en el este de Ucrania llevaron a una insurgencia armada, y un número indeterminado de paramilitares rusos se unió a los ciudadanos rusos en el este de Ucrania que lanzaron la rebelión.

Según un líder cristiano autóctono de Ucrania que supervisa las organizaciones que ministran en las zonas de conflicto, desde que el año pasado comenzaron los combates en el este de Ucrania, se estima que 1.4 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares. El hambre y la enfermedad cobraron la vida de muchos de los que huyeron de las balas y las bombas.

Él dijo "Aquellos demasiado asustados para escapar de las ciudades y pueblos devastados por la guerra, porque creían que no podrían eludir la balas, la artillería y las explosiones, buscaron refugio en sótanos de casas y edificios de departamentos. Sus refugios no tenían comida, agua, medicinas, calefacción para el crudo invierno, ni instalaciones sanitarias".

A pesar del alto el fuego firmado en Minsk, la capital de Bielorrusia, en las zonas de combate en el este de Ucrania se usó artillería pesada en las regiones de Donetsk y Lugansk. Según un portavoz del Gobierno, durante el fin de semana (agosto 8 a 9) nada menos que 400 separatistas pro-rusos atacaron a las fuerzas ucranianas con la ayuda de 10 tanques y 10 vehículos blindados.

Muchas tiendas están cerradas, por lo que es difícil comprar artículos de primera necesidad como el pan, y el viaje es peligroso. Los misioneros autóctonos asistidos por Christian Aid Mission dicen que tienen el conocimiento y los contactos para superar los obstáculos de la guerra y obtener ayuda para la gente.

El director de un ministerio local dijo: "Cada semana enviamos paquetes de alimentos y ropa a diferentes localidades de las regiones de Donetsk y Lugansk a las personas incapaces de abandonar el territorio. La capacidad de entrega de comida es muy limitada, ya que sólo hay siete corredores a través del cuales los suministros humanitarios pueden ser entregados. Muchas personas necesitan alimentos".

Un misionero autóctono distribuye pan, un artículo de primera necesidad que escasea en Ucrania.

El ministerio ha establecido cocinas móviles en carpas para alimentar a las personas. En Donetsk tienen hay carpas, en Lugansk dos, y una en Makiyevka, Krasnodon, Rubizhne y Yenakievo. Cada día hasta 1,000 personas reciben alimentos, dijo el director del ministerio

Él dijo: "Todas estas personas escuchan acerca de Jesucristo. Se les ofrece la oportunidad de repetir una oración de arrepentimiento. De acuerdo con los pastores, nadie se niega a arrepentirse".

El costo diario de alimentar a una persona por día es de 70 centavos. El ministerio también ofrece ropa y artículos de higiene personal, pero hay grandes necesidades de artículos farmacéuticos.

Las hostilidades no sólo han hecho que las empresas cierren sus puertas, sino que varios otros aspectos de la sociedad han dejado de funcionar. Los jubilados no han recibido sus pensiones y los estudiantes no han podido estudiar. Donde se dispone de alimentos, los precios se han disparado. Todos estos problemas han dado lugar a un fuerte aumento de la delincuencia.

Las familias desplazadas se están asentando donde pueden; algunas han sido dirigidas a los orfanatos, mientras que las iglesias están ofreciendo sus sótanos, bancos y cualquier otro espacio disponible. El director de un ministerio escribió recientemente: "Estamos esperando la llegada de 23 niños y niñas que han perdido a sus familias".

Los ministerios de Ucrania buscan ampliar la ayuda para satisfacer las necesidades crecientes de los desplazados internos y de los que no tienen manera de salir de las zonas de conflicto. En el plan ampliado se distribuirán medicamentos esenciales, pañales, fórmula para bebés, artículos de higiene personal y ropa de abrigo junto con alimentos, agua y refugio temporal.

El líder cristiano de la región dijo: "Se espera que este tipo de ayuda continúe por tiempo indefinido. También se abordarán las implicaciones sociales multifacéticas de esta situación de crisis. Los programas de extensión de larga data jugarán un papel vital en la rehabilitación de las vidas fracturadas".

Los misioneros de los ministerios autóctonos que han demostrado capacidad de extender la ayuda en nombre de Cristo se basarían en programas existentes en el esfuerzo de ampliar la ayuda. Ucrania tiene una red de iglesias, ministerios (incluyendo orfanatos) y voluntarios, todos trabajando juntos para proveer ayuda crítica.

"Los voluntarios, los misioneros y los mismos desplazados internos están trabajando juntos para restaurar los edificios abandonados para albergar a las personas sin hogar", dijo el director de un ministerio. "En general, los esfuerzos han tenido éxito, pero hay preocupaciones sobre la financiación suficiente para sostener estos proyectos durante períodos más largos - de seis meses o más - y sobre la financiación de programas en aquellas áreas donde aún no se ha dado ninguna ayuda".

Los propuestos "Centros de Alojamiento Temporal" albergarían a 70 personas en sitios a ser construidos o reformados para 14 a 18 familias. Una vez alojados en casas antiguas renovadas o edificios abandonados, los adultos recibirán ayuda para buscar nuevos empleos, y sus niños serán inscritos en las escuelas locales.

Desde que comenzó el conflicto militar, los ministerios asistidos por Christian Aid han ayudado a más de 10,000 personas, dijo el líder cristiano. Los misioneros autóctonos tienen una gran necesidad de fondos para la expansión planificada de los programas de socorro.*

Un líder cristiano dijo: "Estamos muy agradecidos a todos los que nos ayudan a hacer esto posible. Vuestra ofrenda ayuda a salvar almas a diario".

*Los interesados en los proyectos de ampliación de las oportunidades en Ucrania pueden llamar a Raúl Hernández a Christian Aid Mission al (434) 422-2585.

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP