Noticias e Historias de las Misiones

La Violencia en Nigeria Priva a los Niños de la Escuela

3 de septiembre de 2015

Miles de niños desplazados en Nigeria no se unirán a escolares como estos.

La próxima semana comienza el nuevo año escolar en Nigeria, pero no para los cientos de miles de niños desplazados por la violencia terrorista. Un ministerio autóctono está dando un paso de fe para brindar educación a muchos de ellos.

Después de que Muhammadu Buhari asumiera el cargo de presidente de Nigeria el 29 de mayo, el grupo rebelde islamista Boko Haram intensificó los ataques contra la población civil, proyectando una sombra sobre el territorio que el gobierno recuperó a principios de este año, y añadiendo a. Alrededor de la mitad de las más de 1,5 millones de personas desplazadas internamente en Nigeria son niños, y un ministerio autóctono se concentra en sus necesidades.

"Los niños han estado sin escuela desde hace muchos meses, o incluso años", dijo el director del ministerio ubicado en Abuja, la capital. "¿Podemos permitir que estos niños en los campamentos de desplazados internos queden sin escuelas, cuando los cristianos tenemos la oportunidad de mostrar el amor de Cristo y darles escolarización?"

El gobierno ha pedido al ministerio que ayude a los desplazados. El ministerio, no identificado por razones de seguridad, planea enviar 200 niños a escuelas rurales en zonas seguras en los estados de Adamawa y Níger. Un sentido de urgencia impregnaba la petición del director del ministerio cuando dijo que sólo US$ 5,000 serían suficientes para ayudar a que los niños fueran a la escuela.

"Si recibimos recursos, podríamos recoger a 200 niños a la vez, pero ¿dónde se quedarían los niños después de salir de las escuelas?" dijo el director. "Confiamos en Dios por uniformes, ropa de cama, materiales de baño, alimentación y otros artículos antes de la próxima semana. Pedimos vuestras oraciones por estos niños".

El ministerio necesita US$ 7,900 (1.6 millones de naira) para reasentar a los niños y US$ 14,900 (3 millones de naira) para construir y equipar un alojamiento para ellos, dijo, y agregó que los costos totales de la atención educativa de los niños llegará a más de US$ 25,000.

"Queremos empezar a construir un albergue para ellos", dijo. "Es más o menos una especie de orfanato donde vamos a cuidar de ellos hasta que crezcan y puedan valerse por sí mismos".

Frustrado porque las iglesias en Nigeria no están haciendo más para ayudar a los desplazados, el director dijo que el tiempo para reconstruir lo destruido es ahora – las familias han perdido familiares y propiedades, hay miles de viudas y los misioneros ven una serie aparentemente interminable de huérfanos.

"Todos tenemos que ayudarlos a recuperarse ", dijo el director. "Tenemos el deber de cubrir sus necesidades físicas y del evangelio. Necesitamos ayuda urgente. Necesitamos ropa, alimentos y colchones. También estamos haciendo esto por fe. Confiamos que el pueblo de Dios reaccionará cuando vea Sus manos en esto".

El gobierno ha invitado al ministerio a ser parte de un programa de sanidad del trauma y ayudar a desarrollar "comunidades de post-desplazados internos", donde las personas sean equipadas para conseguir trabajo y se conviertan de nuevo en contribuyentes a la sociedad.

Boko Haram ha bombardeado cientos de templos como este.

Según el Centro de Monitoreo de Desplazados Internos, la mayoría de los desplazados se encuentran en los estados de Adamawa, Bauchi, Borno, Gombe, Taraba y Yobe, y la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nigeria también ha registrado a personas que han huido de la violencia en la meseta, en los estados de Nasarawa, Kano y Kaduna, así como Abuja (Territorio de la Capital Federal). De todos los desplazados internos, el 94 % huyó debido a los ataques de Boko Haram en lugar de "enfrentamientos entre comunidades" y desastres naturales como inundaciones. Según el Centro de Monitoreo de Desplazados Internos, si bien la mayoría fueron desplazados en el 2014, hasta un tercio huyó de la violencia en los primeros cuatro meses del 2015 solamente.

Durante 28 años Christian Aid Mission ha asistido a este ministerio que ha trabajado durante mucho tiempo en los estados de mayoría musulmana en el noreste de Adamawa, Borno y Yobe, que han estado bajo un estado de emergencia desde mayo del 2013. Menos del 10 % de los desplazados internos en Nigeria acaban en campos de desplazados internos. Según UNICEF la mayoría se refugia con familiares y amigos, y el ministerio trabaja con ellos en las aldeas.

Boko Haram ha llevado a cabo la mayoría de sus ataques en las zonas del noreste, en su campaña por imponer el Sharia (ley islámica) en el país. A pesar de que ha sido designado como un grupo terrorista por los Estados Unidos y se ha aliado con el Estado Islámico (ISIS), muchos misioneros en el noreste se niegan a abandonar el área a pesar de los peligros. Ellos están comprometidos a servir a los habitantes, dijo el director del ministerio.

"Nuestros misioneros están listos", dijo. "Aunque todavía hay miles de desplazados internos en todo los estados del noreste, confiamos que a pesar de los bombardeos, el problema del Boko Haram pronto terminará en algunas áreas, porque los militares impiden que estos tomen más ciudades".

En los campamentos de desplazados internos, los misioneros autóctonos que conocen el idioma y la cultura están llevando artículos de socorro a los desplazados, así como Biblias y el mensaje de la salvación de Cristo. El ministerio busca construir un campamento temporal para sus misioneros, y necesita US$ 10,000 para el transporte de personas desplazadas, y artículos de primera necesidad como ropa, jabón y medicamentos para los que han dejado atrás sus hogares.

"De estos actos mortales de Boko Haram vamos a fundar iglesias", dijo el director. "Ahora que el gobierno nos ha invitado a ayudar, avanzaremos de manera más seria. Por favor oren por lo siguiente: Que Dios nos dé favor en el corazón de las víctimas musulmanas, que quieran escuchar el evangelio; financiamiento para la orientación de musulmanes y no creyentes en campamentos, y por los misioneros allí; dinero para construir un campamento temporal y por los miles de niños que necesitan adopción y apoyo. Es nuestra intención tomar tantos como podamos mientras Dios provea para nuestras escuelas en otras comunidades".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP