Noticias e Historias de las Misiones

Las Acusaciones Atormentan a los Cristianos de Laos

24 de septiembre de 2015

A menos que una corte de apelaciones revoque una sentencia, orar por los enfermos es ilegal en Laos. (Archivo)

Un cristiano de Laos fue acusado de ser un "doctor ilegal" por orar por una mujer enferma que más tarde murió, y estuvo preso durante nueve meses sin tratamiento para su diabetes. La semana pasada, seis meses después de ser puesto en libertad, murió a causa de su condición.

Tiang Kwentianthong fue uno de los cinco cristianos detenidos en el pueblo Saisomboon, distrito Atsaphangthong, el 24 de junio de 2014 después de que una mujer mayor que había estado enferma por mucho tiempo les pidió que oraran por ella. Él tenía 61 años.

"Mientras esperaba la sentencia en la cárcel en la provincia de Savannakhet durante casi nueve meses [antes de la sentencia de nueve meses de cárcel y fuertes multas el 12 de febrero], el Sr. Tiang continuó sufriendo diabetes severa", dijo el abogado de los Derechos Humanos para la Libertad Religiosa de Laos (Human Rights Watch for Lao Religious Freedom - (HRWLRF). "El Sr. Tiang pidió permiso para ser tratado por el empeoramiento de su diabetes, pero los funcionarios de la prisión le negaron su petición".

El grupo de defensa le ayudó a ganar la libertad pendiente una apelación del 20 de marzo, e inmediatamente después de su salida de la cárcel, Tiang comenzó a recibir tratamiento para su diabetes, dijo el abogado, que pidió el anonimato. El Tribunal Popular de la provincia de Savannakhet había encontrado a los cristianos culpables de actuar "sin autorización médica adecuada".

El 6 de marzo los cristianos presentaron la apelación, ya que el veredicto no tenía ninguna base fáctica y jurídica, dijo el abogado. La mujer por la que habían orado fue internada en un hospital, donde recibió tratamiento antes de morir. La corte de apelaciones debía entregar un fallo dentro de los 45 días de recibir la petición, pero en el momento de la muerte de Tiang más de seis meses después todavía no lo había hecho.

"El abogado de HRWLRF exige que el gobierno de Laos, junto con los funcionarios de la prisión provincial Savannakhet, asuman la responsabilidad de la muerte del señor Tiang, que fue detenido y encarcelado ilegalmente y se le negó el tratamiento médico para el empeoramiento de su diabetes,"

Junto con Tiang fueron detenidos el pastor Kaithong Khounphaisan, Puphet Phanmalaithong, Muk Boulakham y Hasadee Thammathoun. Dos de los prisioneros también sufrian de diabetes, y otras dos personas tenían infecciones renales que requerían medicamentos que les fueron negados en la cárcel, dijo el abogado.

"Dos de ellos fueron estaban al borde de la insuficiencia renal", dijo. "Así que tardaron entre uno y dos meses en recuperarse de sus problemas de salud, y después de eso continuaron celebrando culto de adoración en sus casas".

La policía ha seguido hostigando a los cristianos, exigiendo el pago de multas a pesar de que el caso sigue siendo apelado, y el mes pasado un domingo a la mañana cerca de 20 policías rodearon la casa donde la iglesia se reunía. Haciendo caso omiso de la amenaza de arresto, el grupo decidió continuar adorando. Cuando una hora más tarde salieron, la policía se había ido, dijo el abogado.

El crecimiento de la Iglesia en Laos amenaza al sentido de control de los funcionarios de la aldea. (Archivo)

Él dijo: "Ahora tienen libertad para reunirse en sus hogares, y también están yendo a nuevos lugares, y otras personas están llegando a conocer a Cristo. Ellos han fundado dos nuevas iglesias".

Sin embargo, hasta que no haya un fallo de la corte de apelaciones, cualquier cristiano en Laos que ore por los enfermos podría ser acusado de práctica médica ilegal, dijo. Otra área de la provincia de Savannakhet tiene una medida aún más draconiana. Una familia que aceptó a Cristo fue acusada de enojar a espíritus asesinos del pueblo. El jefe de la aldea, que creía que su conversión fue responsable de la enfermedad y muerte de su hija a causa de los espíritus enojados, condenó ilegalmente a la familia a muerte.

El jefe de la aldea Atan en el distrito Nong, identificado sólo como Bounchen, el 31 de agosto trató de ejecutar a la familia cristiana, pero un funcionario del Partido Comunista de la zona logró detenerlo, dijo el defensor. Un oficial religioso de la aldea, identificado sólo como Pousone, planeaba ayudar Bounchen a llevar a cabo el veredicto ilegal y la sentencia.

El jefe de la familia, identificado sólo como Lahoie, y seis familiares, habían recibido a Cristo en abril. Cuando la hija de Bounchen murió en el mes de agosto, el jefe del pueblo culpó a los cristianos.

"Él cree que su muerte fue causada porque los espíritus enojados del pueblo estaban oprimidos por el Espíritu de Jesús que los cristianos trajeron a la aldea cuando abrazaron la fe cristiana", dijo el abogado.

Bounchen convocó una reunión obligatoria en la que el pueblo llegó a la conclusión de que el Espíritu de Cristo era malo y dañino, y que, por tanto, los cristianos debían ser ejecutados para apaciguar a los espíritus del pueblo. Bounchen, Pousone y la fuerza de seguridad del pueblo trataron sin éxito de conseguir el respaldo del Partido Comunista local para ejecutar a los cristianos.

No pudiendo ejecutarlos, el 4 de septiembre funcionarios de la aldea, dirigidos por Bounchen, fueron a la casa de la familia cristiana y se apoderaron de un cerdo y una cabra por valor de US$ 85 y US$ 45 respectivamente, el equivalente a cerca de dos meses de salario. Los funcionarios sacrificaron y se comieron los animales.

"Después de la confiscación del cerdo y la cabra, un líder cristiano, el Pastor Agom de Nong Distrito, reportó el incidente de su pena de muerte y la confiscación de sus animales a la Oficina de Asuntos Religiosos del Distrito Nong", dijo el abogado. "La Oficina de Asuntos Religiosos aún tiene que iniciar acciones contra los funcionarios de la aldea Atan que actuaron violando la ley".

El abogado de HRWLRF está instando al gobierno de Laos a que respete el derecho del pueblo de Laos a la libertad religiosa y los derechos que se acompañan, garantizados por la Constitución de Laos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ratificado por Laos en el 2009. El Pacto defiende al individuo de su derecho a adoptar una religión / creencias de su elección, así como el derecho a manifestar que su religión / creencia en una adoración colectiva (artículo 18).

"Además, el abogado de HRWLRF insta al gobierno de Laos a castigar a los funcionarios de la aldea Atan que actuaron ilegalmente, con lo que dañaron la vida de los ciudadanos de la aldea Atan que son de la persuasión cristiana", dijo el defensor. “El abogado de HRWLRF exige, además, que los funcionarios de la aldea compensen la pérdida de los animales de la familia cristiana".

Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP